¿Los niños deben ir al podólogo?

Autore: Ángel de la Rubia
Pubblicato:
Editor: David Moore Trias

Los pies de los niños son una parte fundamental para su correcto desarrollo. Es importante tener un cuidado especial, observar su evolución y acudir a los especialistas, con el objetivo de evitar cualquier posible problema en el futuro.

Pese a que los pies de los niños están en constante crecimiento y formación, es importante estar atentos a cualquier cambio. Esto es debido a que, cuando detectamos un problema a tiempo, el tratamiento es más sencillo, facilitando la corrección de la alteración que se haya producido.

 

¿Cómo debemos escoger el calzado?

En función de la edad del niño, debemos elegir un tipo de calzado u otro:

  • Gateo: en esta etapa se debe elegir un calzado que proteja tanto los dedos del pie como el talón contra posibles golpes. La puntera debe estar reforzada, para facilitarle la propulsión al gatear. Asimismo, la suela debe ser flexible para que el niño puede explorar el entrono con los pies. Finalmente, destacar que también es aconsejable que vaya descalzo, puesto que ayudará a estimular su desarrollo sensorial.
  • Hasta los 3 años: ajuste del calzado adecuado, que permita el rápido crecimiento del pie mientras le aporta estabilidad. La suela ha de permitir la flexión y la dorsiflexión de la parte delantera del pie. Para que al gatear no se clave el calzado, la zona posterior ha de tener un contrafuerte bajo.
  • Entre 3 y 7 años: la suela debe ser de goma o antideslizante y la altura del tacón debe estar entre 5 y 10 mm. Por otro lado, el espacio entre la puntera y los dedos del zapato debe ser de entre 10 y 15mm. Se aconseja un cierre fácil, como el velcro.
  • Entre 7 y 14 años: puntera rígida para proteger los dedos, puesto que es un periodo de alta actividad física. Calzado flexible y transpirable, con propiedades resistentes a la abrasión y con amortiguación.

 

Los pies de los niños son una parte fundamental de su desarrollo.

 

¿Es normal el pie plano en los niños?

Los pies planos flexibles son absolutamente normales hasta que el niño llega a los 3 años de edad.

Los adultos tienen el arco plantar, pero los más pequeños tienen el depósito de tejido adiposo (una concentración de grasa), resultando en un piel plano y elástico.

 

¿Qué hacer si a un niño le sudan mucho los pies?

Este problema se produce en 1 de cada 4 niños. En casos leves, es posible controlar el sudor con remedios como los polvos de talco o algunas cremas contra el sudor.

Las plantillas para el sudor también son útiles para regular la transpiración, pero en cualquier caso una adecuada higiene de los pies es fundamental, así como ventilar los zapatos y plantillas regularmente. También se aconseja no utilizar calzado apretado o de material sintético.

 

¿Cuándo se aconseja un estudio de la pisada?

A partir de los cuatro o cinco años es recomendable realizar un estudio biomecánico, para poder conocer más acerca de la evolución de los pies del niño, siempre y que previamente no se hayan detectado alteraciones.

Este estudio ofrece un diagnostico funcional y estructural del aparato locomotor, así como de la marcha del niño. A través de esta evolución se puede analizar el estado anatómico, articular y muscular, así como la alineación de las rodillas, tipo de pie y pisada. También podremos observar como se dispone tanto la columna como la pelvis.

 

¿La postura influye en el desarrollo de los pies?

Es importante estar atentos a la postura al sentarse o a la posición en la que duerme el niño, puesto que así se podrán corregir los malos hábitos de forma temprana.

Por ejemplo, se recomienda dormir de lado puesto que dormir boca bajo causa que los pies estén en rotación externa o interna, y que dicha rotación se traslade cuando el niño camine.

 

Reciclar zapatos: ¿sí o no?

Es común que los niños con hermanos mayores reciclen algunos de los zapatos, pero la realidad es que no es recomendable, aunque estén “prácticamente nuevos”. Esto es porque seguramente conservan la forma y huella del hermano, así como las posibles deformidades que el pequeño podría terminar heredando.

En definitiva, no se debería hacer, puesto que no existen dos pies iguales y el niño podría ver alterado el desarrollo del pie, así como tener molestias o lesiones.

 

¿Cuándo se debe acudir al especialista?

El especialista en Podología ayudará a diagnosticar, conocer y tratar cualquier posible alteración en los pies.

Si se observa algún problema estructural o funcional, es importante acudir al especialista para que sean valorados y, si fuera necesario, tratados. En cualquier caso, es importante realizar una primera exploración a partir de los dos años, seguido de una a los cuatro años, con revisiones cada 6 meses.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Ángel de la Rubia
Podologia

Ángel de la Rubia è uno specialista di prestigio in podologia, concesso in licenza dall'università Complutense di Madrid e con un master in podologia sportiva presso l'Università Cattolica di Valencia. È un esperto nel trattamento della fascite plantare , dello studio del ginocchio e del tapis roulant, tra gli altri.

Con oltre trent'anni di esperienza, è attualmente direttore della clinica Ángel de la Rubia. Egli combina il suo lavoro con l'insegnamento, essendo un professore di maestri in diverse università, come l'Università europea di Madrid.
 

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


Questo sito Web utilizza cookie propri e di terzi per raccogliere informazioni al fine di migliorare i nostri servizi, per mostrarle pubblicità relative alle sue preferenze, nonché per analizzare le sue abitudini di navigazione..