Lesiones deportivas en mano, muñeca y codo

Autore: Dr. Ignacio Esteban Feliu
Pubblicato:
Editor: Yoel Domínguez Boan

La mano está implicada en la mayoría de las actividades deportivas, y por estar muy expuesta es una de las regiones corporales con mayor riesgo a sufrir alguna lesión, como esguinces, fracturas, luxaciones, erosiones o amputaciones, ya sea durante la práctica deportiva o tras una caída.

En ocasiones, no se acude al médico tras una lesión deportiva en la mano por considerarla de menor importancia, y a vez la demora en el diagnóstico y tratamiento puede provocar problemas a largo plazo y dejar secuelas, como rigidez o dolor que acaban repercutiendo en la funcionalidad de la mano.

 

 

¿Cuáles son las lesiones deportivas más frecuentes de la mano, muñeca y codo?

Las lesiones más habituales son los esguinces, que son lesiones de los ligamentos (estructuras que unen los huesos entre sí). Los ligamentos pueden lesionarse de diferentes formas, desde una distensión, a una ruptura completa.

Una de las lesiones más comunes es la lesión de un ligamento del dedo pulgar, conocido como pulgar del esquiador, al caer al suelo con el palo de esquí sujeto en la mano, pudiéndose producir una lesión del ligamento colateral cubital del pulgar. Es un ligamento con una función imprescindible para poder realizar la pinza con la mano, una de las funciones más útiles e importantes de la mano.

A nivel de la muñeca, también son muy habituales los esguinces por caídas sobre todo en extensión de la muñeca, donde se suelen lesionar los ligamentos que unen los huesos del carpo entre sí o los ligamentos que unen los huesos del antebrazo entre sí (ligamento fibrocartílago triangular) o estos con los del carpo (ligamentos radiocarpianos y cúbitocarpianos).

Fracturas. Las fracturas de la mano y muñeca son muy habituales durante la práctica deportiva, ya sea por un traumatismo directo o más habitualmente para amortiguar una caída. Cabe destacar la fractura del boxeador a nivel del quinto metacarpiano, que se produce por un puñetazo con el puño cerrado, que produce una deformidad evidente a nivel del nudillo del quinto dedo.

En la muñeca, una de las fracturas más habitual es la fractura del escafoides, hueso del carpo que se encuentra a nivel de la base del pulgar. Típicamente se fractura por caídas sobre la mano extendida, y en ocasiones el diagnóstico puede pasar desapercibido, ya que no se siempre se aprecia la fractura en la radiografía simple de urgencia, por lo que ante un mecanismo de fractura y exploración compatible siempre hay que sospecharlo para poder hacer un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Otras fracturas muy habituales son las fracturas de radio, con un mecanismo de producción parecido al producirse por caída sobre la palma de la mano, estas al tratarse de un hueso más grande si producen mayor inflamación y deformidad, siendo el diagnóstico más evidente.

A nivel del codo, una de las fracturas más frecuentes es la fractura de cabeza de radio, dolor e inflamación en codo, asociado a la falta de movimiento de doblar/estirar el codo y poder girar la mano.

Luxaciones. La más habitual es la luxación de la articulación interfalángica proximal (IFP)

Una de las lesiones más habitual a nivel deportivo es la luxación IFP, producida por superar los límites del rango de movimiento de la articulación, acaba luxando la articulación produciendo inmediatamente una deformidad evidente con dolor. En ocasiones las luxaciones también se asocian a fracturas.

Lesiones tendinosas. Las lesiones tendinosas se pueden clasificar en agudas o crónicas. Las lesiones agudas son consecuencia de un traumatismo directo que produce una ruptura o arrancamiento del tendón, mientras que las crónicas suelen producirse por sobreuso, que va dañando progresivamente el tendón.

Lesiones agudas. El dedo en martillo o mallet finger, es el desgarro del tendón extensor del dedo, limitando estirar la punta del dedo. Es habitual en deportes de pelota, como el baloncesto, voleibol, balonmano y en los que la pelota impacta contra el dedo estirado produciendo una flexión forzada.

Avulsión del flexor profundo o jersey finger, produce un arrancamiento del tendón encargado de doblar la punta del dedo. Típicamente en deportes de agarre de camiseta como el rugby en el que se realiza el cierre del dedo con mucha fuerza.

Lesiones subagudas o crónicas. Tendinitis del cubital posterior, tendón ubicado en la región posterior de la muñeca. Su lesión por sobreuso es muy características en jugadores de baloncesto y en deportes de raqueta. Produce dolor que limita especialmente el girar la muñeca.

Tendinitis del codo, por la parte externa la epicondilitis o codo de tenista, que es la inflamación en la inserción de los tendones que se encargan de extender la muñeca y la epitrocleitis o codo de golfista, inflamación por la parte interna del codo de los tendones flexores de muñeca.

Nervios. Una de las compresiones nerviosas más habitual es que se produce en los ciclistas por el impacto de la palma de la mano en el manillar. Es impacto produce irritación del nervio cubital, lo que causa una sensación desagradable en la palma de la mano, acompañado de hormigueo.

 

Los esguinces son lesiones muy habituales
Los esguinces son lesiones muy habituales
 

 

Recomendaciones ante lesiones de mano, muñeca y codo

Si sufres una lesión durante la práctica deportiva, es recomendable no continuar realizando ejercicio con dolor debido a que podría empeorar la lesión inicial. A pesar de que la gran mayoría no requieren tratamiento médico, existen ciertas lesiones deportivas que sí requieren atención médica.

Deberías acudir para valoración por un especialista en caso de:

  • La lesión produzca un intenso dolor, inflamación u hormigueo.
  • No eres capaz de levantar ningún peso o realizar mínima fuerza.
  • Empeoramiento de lesiones previa, con reagudización del dolor previo.  

En caso de no presentar dichos síntomas, puedes realizar el tratamiento de la lesión por ti mismo. Debes seguir el método RICE inmediatamente tras la lesión para disminuir así el dolor e inflamación. Este método se recomienda seguir por lo menos durante las 48h tras sufrir la lesión.

  • Rest (reposo): reposo relativo de las actividades habituales o actividad física.
  • Ice (hielo): aplicar —no directamente sobre la piel— una bolsa de hielo por periodos de 10 minutos varias veces (4-5 veces) al día, sobre la zona lesionada e inflamada.
  • Compression (compresión): aplicar compresión de la zona lesionada para minimizar la inflamación y el dolor. 
  • Elevation (elevación): mantener la mano o codo elevado, con un cabestrillo o pañuelo, o sobre un cojín, manteniendo así la mano por encima del nivel del corazón. Esto ayudará a disminuir el edema en la mano, lo que permitirá poder movilizar la mano y dedos no afectos, consiguiendo así menor inflamación secundaria a la lesión.

Otros tratamientos que en este caso son realizados por el médico, incluyen:

  • Prescripción de medicación: tratamiento con antiinflamatorios u otros medicamentos para disminuir el dolor e inflamación.
  • Inmovilización: la inmovilización tiene como objetivo disminuir el movimiento de la zona lesionada, para evitar empeorar la lesión inicial. También ayuda a disminuir el espasmo muscular, la inflamación y por tanto conseguir mejor control del dolor.
  • Cirugía: el tratamiento quirúrgico está indicado en ciertas lesiones de tendón o ligamentos, así como tras fracturas que no pueden ser tratadas de manera conservadora.
  • Rehabilitación: tratamiento específico sobre el área lesionada que le permite volver a su estado previo a la lesión. Lo que incluyen ayuda a ganar el movimiento articular y la fuerza que se suele perder tras una lesión. Así como otras terapias que ayuden a la recuperación de la zona dañada (ultrasonidos, magnetoterapia…) 

La mejor forma de evitar las lesiones deportivas de las manos, las muñecas y los miembros superiores es a prevención, por ello os recomendamos:

  • Inicio progresivo: para cualquier actividad nueva, póngase en forma poco a poco. Aumente la duración y la intensidad de todas las actividades progresivamente.
  • Uso de protección: las muñequeras le servirán para protegerse de fracturas de huesos y rascadas en las manos a causa de caídas o resbalones.
  • Usar guantes: use guantes para protegerse las manos, en especial si es ciclista o anda en patinete. Los guantes le protegerán las manos si sufre un golpe directo en la palma. Su uso también protege de heridas en la piel por rascadas u otras lesiones más profundas.
  • Hacer precalentamiento: antes de hacer un deporte, haga un precalentamiento que incluya estiramientos suaves y aumentar la flexibilidad.

Si desea más información, consulte con un especialista en Traumatología.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Dr. Ignacio Esteban Feliu
Traumatologia

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


Questo sito Web utilizza cookie propri e di terzi per raccogliere informazioni al fine di migliorare i nostri servizi, per mostrarle pubblicità relative alle sue preferenze, nonché per analizzare le sue abitudini di navigazione..