Las claves del estudio biomecánico

Autore: Dr. Xavier Garrido Castells
Pubblicato:
Editor: Cristina Mateo

El estudio biomecánico de la marcha o exploración biomecánica es una metodología clínico – científica reglada que busca analizar datos de la marcha humana, de la carrera o el gesto deportivo con el fin de detectar anomalías estructurales o funcionales que puedan aparecer al realizar un determinado movimiento. También permite prevenir y tratar enfermedades normalmente del sistema musculo esquelético.

 

Si se utiliza con una finalidad diagnóstica y terapéutica solo puede realizarlo un podólogo o un médico, aunque por el tipo de estudio los podólogos son los profesionales sanitarios más indicados para su realización. Para aquellos casos en los que se pretende detectar una anomalía aunque si se utilizan con el fin de analizar la cinemática, un gesto deportivo, etc. lo pueden realizar licenciados en actividad física o fisioterapeutas entre otros.

 

¿Qué pasos mínimos tiene un estudio biomecánico?

 

Para establecer un diagnóstico clínico acerca de marcha necesitamos hacer un estudio en camilla en el que valoraremos el rango de movimiento de las articulaciones implicadas en la marcha, disimetrías de miembros inferiores, posición de pelvis, rodillas y articulación del tobillo en descarga, así como tono muscular y el estado de la piel y anejos, así como cualquier variable clínica que tenga que ver con la sintomatología que presente el paciente.

 

Posteriormente, repetiremos la exploración en carga y realizaremos los test biomecánicos y ortopédicos oportunos, para observar los cambios que hay con respecto a la exploración en camilla, así como para valorar las articulaciones de los pies bajo carga, que es su estado natural. También valoramos la huella y el apoyo de la anatomía de los pies en el suelo.

 

Finalizamos observando la marcha, la carrera o el gesto deportivo, con zapato/zapatilla y sin él, en una cinta rodante o en una instalación adecuada para el paciente en cuestión, pudiéndonos desplazar al terreno donde el paciente desarrolla su actividad, ya sea profesional como deportiva.

 

El estudio biomecánico busca analizar datos de la marcha para detectar anomalías.

 

¿Qué materiales se necesitan?

 

Necesitaremos una camilla para la valoración en decúbito del sujeto a estudio, y si es posible un banco o estructura elevada para la valoración en carga. Para valorar la huella en estática un podoscopio, sustituible por un equipo superior que es la plataforma de presiones, que además permite, en general, la valoración en dinámica. Para la medición de ángulos podemos usar un goniómetro, un pelvímetro o utilizar software especializado con numerosas variantes.

 

Para reproducir la marcha humana en una consulta, precisaremos una cinta rodante, un espacio suficiente o desplazarnos al lugar donde el paciente desarrolle su actividad. La cinta rodante debe tener la potencia suficiente para valorar al paciente con un peso elevado o reproducir altas velocidades en corredores. Podemos ayudarnos de sensores que nos darán más información, como algunos que dan el tiempo de apoyo, el movimiento angular, etc. y otros dispositivos que permiten la grabación en 3D con un sistema de cámaras y sensores, que facilitan al clínico la valoración cuantitativa y cualitativa del movimiento de casi todas las articulaciones corporales y la fuerza aplicada, además de la valoración tras el tratamiento ortopodológico, plantillas personalizadas o ejercicios pautados al paciente para la modificación de su patrón de la marcha, carga o gesto deportivo.

 

¿Por qué es recomendable hacerse un estudio biomecánico?

 

Las ventajas del estudio biomecánico, se tenga sintomatología o no, reside en analizar los patrones de marcha repetitivos o deformidades anatómicas que puedan reproducir lesiones en el futuro, gestos deportivos o diarios perjudiciales para la actividad del paciente y todos los problemas con la movilidad del paciente que puedan afectar a su calidad de vida. De esta manera se tratan o previenen lesiones del conjunto musculo esquelético de nuestro paciente que puede desembocar en otro tipo de patologías mayores.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Dr. Xavier Garrido Castells
Podologia

Xavier Garrido Castells è uno specialista riconosciuto in Podologia, esperto di fascite plantare, chirurgia podiatrica, studio biomeccanico, Podologia pediatrica e Podologia sportiva.

Diplomato in Podologia nel 2006 presso l'Università di Barcellona, ha deciso di specializzarsi in più corsi post-laurea, master e specialità.

Attualmente è direttore della Clinica Mon Salut ed esercita la professione di specialista in podologia da 13 anni. Combina anche il suo lavoro professionale con l'insegnamento in diversi corsi di specializzazione e post-laurea.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


Questo sito Web utilizza cookie propri e di terzi per raccogliere informazioni al fine di migliorare i nostri servizi, per mostrarle pubblicità relative alle sue preferenze, nonché per analizzare le sue abitudini di navigazione..