Diarrea, depresión, migraña, aborto… ¿Los causan nuestra alimentación?

Autore: Dr. Félix López Elorza
Pubblicato:
Editor: Yoel Domínguez Boan

El Dr. Félix López Elorza, especialista en Bioquímica Clínica, presidente de la Sociedad Andaluza para el Estudio de Intolerancias Alimentarias y jefe del Laboratorio del Hospital Victoria Eugenia y Lab-Sur; explica la relación entre las enfermedades y la alimentación.

 

La migraña, el dolor crónico, los mareos, el color irritable, el estreñimiento, la diarrea, el dolor de estómago, las flatulencias, las náuseas, la sensación de hinchazón, la piel seca, la psoriasis, la urticaria, el picor, la dermatitis, los edemas, el síndrome premenstrual, los ovarios poliquísticos, la infertilidad, los abortos de repetición, el cansancio injustificado, el malestar psíquico, las depresiones… Aunque parezca mentira, todas estas enfermedades y síntomas —y muchos más— pueden deberse a los alimentos que una persona toma y a la reacción a los mismos por parte del organismo.

 

Es posible que padezca —y no lo sepa— histaminosis alimentaria, una liberación en exceso de histaminas, una molécula vital. Es lo mismo que pasa con la glucosa, imprescindible para el organismo pero que en exceso puede desencadenar diabetes.

 

 

Intolerancias alimentarias

Y es que cuando se alcanza la época estival, las personas diagnosticadas con intolerancia alimentaria deben ser muy ordenadas con su alimentación y sus hábitos de vida, para no tener así que lamentarse posteriormente de las consecuencias.

 

De todas formas, cabe destacar que la responsabilidad no siempre es del alimento, ya que el estrés es un factor que también influye. A su vez, cabe destacar que la intolerancia alimentaria no es una enfermedad genética, sino un problema adquirido, porque no somos lo que comemos, sino que estamos como comemos.

 

De hecho, se estima que cerca del 50% de la población padece intolerancia alimentaria, y que una gran parte de ese porcentaje no está diagnosticada. Por otro lado, uno de los principales problemas de esta patología es que no hace distinción por edades, sino que puede afectar desde a un lactante como a un adulto.

 

En torno al 505 de la población padece una intolerancia alimentaria,
aunque en muchas ocasiones no están diagnosticadas

 

 

En cuanto al tratamiento de este problema, se trata de un proceso complejo, ya que la atención a un enfermo por parte de los profesionales es laboriosa, ya que una patología puede incluir numerosos síntomas y estos no se solucionan con la ingesta de una pastilla.

 

 

Identificar el origen de la enfermedad

Para poder detectar e identificar a tiempo esta enfermedad, la formación del profesional se antoja fundamental. Y es que las intolerancias alimentarias no se pueden prevenir realizando o siguiendo una dieta concreta o llevando a cabo un estudio para conocer que alimentos se pueden o no tomar. Más bien al contrario, el diagnóstico es clínico y debe haber síntomas.

 

Lo que sí que se puede evitar es el exceso de histamina en el organismo. Esto se puede conseguir eliminando aquellos alimentos que se comportan como liberadores de histamina. Para ello, es necesario realizar un análisis bioquímico.

 

A su vez, es importante también disminuir el consumo de fármacos orales, así como gestionar de una forma más positiva el estrés y tomar alimentos poco procesados, es decir, con poca elaboración industrial.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Dr. Félix López Elorza
Analisi cliniche

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


Questo sito web utilizza cookie propri e di terze parti per raccogliere informazioni al fine di migliorare i nostri servizi, per mostrarle la pubblicità relativa alle sue preferenze, nonché analizzare le sue abitudini di navigazione. L'utente ha la possibilità di configurare le proprie preferenze QUI.