¿Cuáles son las regeneraciones íntimas más demandadas?

Autore: Dr. Jose Antonio Lara González
Pubblicato:
Editor: Margarita Marquès

La demanda por parte de las mujeres de una regeneración íntima o genital (incorrectamente denominada “rejuvenecimiento íntimo”, con o sin cirugía, muestra un incremento constante en la última década.

 

El especialista en Ginecología, por su formación clínica específica, es la persona ideal para definir, valorar y aconsejar las diferentes opciones cosméticas y terapéuticas existentes.

 

No obstante, teniendo en cuenta el momento actual de la subespecialización y, por otra parte, las innovaciones constantes de las técnicas y métodos terapéuticos existentes, es necesaria una formación específica complementaria a la especialidad.

 

Así los Ginecólogos, subespecializados académicamente en Ginecología estética, funcional y regenerativa y acreditados en Medicina Estética y del Antienvejecimiento, serían a priori los profesionales más indicados para aconsejar, planificar y proporcionar soluciones clínicas a estas demandas.

 

La demanda de regeneración íntima ha aumentado
a causa del deseo del bienestar íntimo

 

Este incremento de la demanda de regeneración íntima, responde a varios motivos:

  • El primero es el deseo del bienestar íntimo: sentirse cómoda a nivel funcional y estético. Esta necesidad ha surgido al implantarse la depilación íntima total o parcial, como moda, que deja al descubierto la anatomía de la zona. Esto hace que se vean más los labios menores y menores, y conlleva a que las mujeres deseen una anatomía más estética y simétrica.
  • En segundo lugar, la moda de llevar prendas deportivas, el uso cotidiano de prendas ajustadas y la ropa interior que mínimamente camufla la parte íntima, condicionan el deseo de una anatomía genital más conforme.
  • Una sociedad menos conservadora facilita la relación del paciente con el médico, preguntando abiertamente sobre sus genitales: inesteticismos (congénitos, postparto, flacidez, hiperpigmentaciones) y disfunciones (vulvodinia, incontinencia urinaria, atrofia genital).

 

Es decir, muchas de las usuarias no buscan solamente una mejora en el aspecto funcional, confort o calidad de la vida sexual, sino que además desean mejorar la autoestima e imagen de su zona íntima.

 

La convivencia social con mujeres de etnias distintas, con sus costumbres y modas, internet, redes sociales y el marketing estético en general, representa un factor muy importante en su divulgación.

 

Las regeneraciones con o sin cirugía más demandadas en la actualidad son las siguientes:

  • La labioplastia o ninfoplastia, que consiste en reducir o corregir las hipertrofias o asimetrías de los labios menores y capuchón del clítoris si es preciso. Del mismo modo, podemos corregir el volumen por defecto o exceso y la flacidez de los labios mayores.
  • La himenoplastia para reconstruir el himen. Esta cirugía es demandada en diferentes culturas, como la gitana y la árabe.
  • La liposucción del monte de Venus, cuyo objetivo es eliminar el exceso de grasa acumulado sobre el pubis, que en ocasiones agrava las disfunciones del suelo pélvico incidiendo en la incontinencia urinaria.
  • La vaginoplastia, que se usa para retensar los tejidos de la vagina, especialmente tras el parto. Permite corregir la flacidez, se minimizan los prolapsos y se mejora la sensación placentera del coito.
  • Las correcciones en las hiperpigmentaciones en bordes de labios menores y mayores son signo de envejecimiento de la zona íntima, provocada a causa de rozamientos, problemas hormonales y la hemosiderina de la sangre menstrual.

 

Métodos terapéuticos para la regeneración íntima

Los métodos terapéuticos, tanto cosméticos como farmacológicos o quirúrgicos, así como los apoyados por técnicas de aparatajes específicos, son muy diversos:

  • Los peelings despigmentantes y regeneradores se combinan con otras terapias más agresivas como láser o radiofrecuencia. De esta manera, se puede obtener un resultado más óptimo.
  • La aplicación de ácido hialurónico aumenta el trofismo y elasticidad de la mucosa vaginal. Es muy solicitado en la etapa posmenopáusica con especial mención del dolor en la zona inferior de la apertura vaginal (horquilla vulvar). Además, el ácido hialurónico es usado como relleno de labios mayores y como reparador de la flacidez.
  • La toxina botulínica o bótox se emplea para vulvodinias (dolor vulvar) y atrapamiento del nervio pudendo (dolor crónico pélvico) a causa de contracturas musculares específicas.
  • Con el fin de tratar el dolor genital y pélvico se utilizan técnicas reconocidas como la neuromodulación no invasiva combinada con ondas de choque focales, que disminuye la transmisión del dolor por las fibras nerviosas.
  • El láser de CO2, que es el más utilizado en ginecología, permite el tratamiento específico de la incontinencia urinaria y atrofia vaginal mediante la técnica de láser fraccionado, al igual que la parte dermatológica cosmética vulvar para lifting subablativos para despigmentaciones. Como tercera opción lo podemos utilizar como técnica más precisa y menos agresiva en cirugía convencional para labioplastias o vaporización de verrugas.
  • La denominada perineoplastia, o reconstrucción de la amplitud exagerada de la entrada vaginal, generalmente provocada por el parto vaginal, puede realizarse mediante cirugía clásica, pero hoy en día hay técnicas menos invasivas, como los hilos tensores que nos facilitan este tipo de tratamientos.
  • El exceso de grasa del Monte de Venus lo podemos tratar con liposucción clásica o apoyarnos en técnicas no invasivas lipolíticas, como el HIFU (ultrasonido de alta intensidad) en combinación con ondas de choque.
  • También se utiliza habitualmente células de la propia paciente como el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) y células grasas lipoaspiradas, como regeneradores fisiológicos en distintas aplicaciones de flacidez y rellenos.

 

El perfil de las usuarias que solicitan estas técnicas se puede subdividir en dos grupos. Por un lado, mujeres jóvenes que tienen edades comprendidas entre los 20 y 50 años, como solución a sus deseos estéticos tanto a nivel íntimo como corporal y facial. Y, por otro lado, mujeres postmenopáusicas que buscan solución a sus problemas de atrofia genital o los signos más visibles de envejecimiento, sin olvidar el deseo generalizado del bienestar personal corporal.

 

En resumen, la creciente demanda de procedimientos regenerativos, funcionales, cosméticos y estéticos, ha impulsado a la industria médica y a los profesionales clínicos a suplementar sus conocimientos en estas áreas subespecializadas de la medicina regenerativa, estética y antienvejecimiento, con el propósito de poder ofrecer a cada usuaria las mejores opciones individualizadas.

 

Por este motivo, es importante optar por profesionales que tengan los requerimientos precisos de especialidad y capacitaciones académicas suficientes en las distintas áreas descritas, así como contar con instalaciones debidamente registradas y con los certificados apropiados de su uso y de los aparatos médicos utilizados. Por último, hay que exigir que los productos en cada caso a utilizar sean los adecuados y certificados. Todo ello nos evitará dentro de lo posible efectos colaterales no deseables.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Dr. Jose Antonio Lara González
Ginecologia e Ostetricia

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


Questo sito Web utilizza cookie propri e di terzi per raccogliere informazioni al fine di migliorare i nostri servizi, per mostrarle pubblicità relative alle sue preferenze, nonché per analizzare le sue abitudini di navigazione..