Cómo reconocer la ansiedad y cómo controlarla

Autore: Dr. Pablo Oromendia Rodríguez
Pubblicato:
Editor: Margarita Marquès

La ansiedad es una respuesta natural del organismo ante situaciones de estrés que pueden ser importantes. Tiene una función biológica, que es adaptativa y que, en algunos casos, nos ayuda a focalizarnos en aquello que es importante.

 

Cuando la ansiedad sube a un nivel en el cual ya no ayuda a enfocarnos, sino que produce efectos adversos (bloqueo mental, incapacidad para tomar decisiones, falta de concentración o aparición de síntomas físicos como tensión muscular, dolor de cabeza, inquietud, dificultad para dormir, problemas gastrointestinales), entonces, ya es una ansiedad que ha pasado de ser útil y productiva para nosotros a comenzar a ser una ansiedad patológica y problemática.

 

Factores que favorecen la ansiedad

Hay 3 factores principales que favorecen la ansiedad.

 

El primer factor es la predisposición genética hacia la ansiedad. Hay personas que tienen más predisposición, igual que cualquier otra enfermedad. Esto no quiere decir que sea hereditaria, sino que existe más vulnerabilidad si vienes de una familia con muchos casos de ansiedad. Es más probable que acabes desarrollando, si se juntan otros factores, un trastorno de ansiedad.

 

La ansiedad es una respuesta natural del organismo
ante situaciones de estrés que pueden ser importantes

 

El segundo factor importante es un factor educativo o aprendido: cómo se nos ha educado. Si se nos ha educado desde un enfoque más relajado, adaptativo, con más tolerancia a la incertidumbre, o si se nos ha educado desde el miedo, de una manera excesivamente protectora, que desde niños se nos indica que tengamos cuidado con cosas supuestamente peligrosas. Esto marca la manera de pensar acerca del mundo, ya que se desarrolla la percepción de que el mundo está lleno de amenazas. Y en consecuencia, se va desarrollando un pensamiento catastrofista. Aquello que es malo tendemos a ponerle la etiqueta excesivamente negativa de catástrofe.

 

Y el tercer factor consiste en las experiencias personales. En algunas ocasiones, la persona vive situaciones de mucho estrés, exigencia, situaciones extremas, acoso laboral, acoso escolar, agresiones físicas, si ha estado sometido a mucho estrés económico, pérdida de empleo, problemas familiares… Este tipo de situaciones, que son experiencias negativas reales, pueden ser el detonante de un trastorno de ansiedad cuando ya se tienen algunos de los dos factores anteriores.

 

Cómo tratar la ansiedad

Hay dos enfoques terapéuticos que la ciencia ha demostrado que funcionan. Uno es la terapia farmacológica, a través de dos grandes tipos de medicamentos: los antidepresivos, que reducen la ansiedad, y los medicamentos ansiolíticos. Esta vía suele funcionar bastante bien.

 

El otro enfoque terapéutico es la psicoterapia cognitiva-conductual. Este enfoque terapéutico tiene como objetivo, por un lado, enseñar a que las personas cambien la manera en la que piensan acerca de la ansiedad, cambien la manera en la que se toman las cosas para que sean menos dramáticos y menos catastrofistas. Y, por otro lado, enseñar a enfrentar situaciones, que normalmente provocan ansiedad o miedo, de una manera más tranquila sin que las eviten, sino que se expongan a ellas para habituarse y que les provoquen cada vez menos ansiedad.

 

Pautas para aprender a controlar la ansiedad

Por un lado, es recomendable no evitar nada que le dé miedo a la persona. Cuánto más se evita, más se alimenta la ansiedad. Esto es una idea básica que se debe transmitir a las personas que sufren ansiedad.

 

Por otro lado, es importante identificar cómo se toman de manera dramática o catastrófica aquellas situaciones que a lo mejor son objetivamente negativas, molestas, problemáticas o incluso dolorosas, pero que no son terribles. No es lo peor que nos puede pasar en la vida.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Dr. Pablo Oromendia Rodríguez
Psicologia

Il dottor Oromendia è un rinomato specialista in psicologia. Ha anni di esperienza nella professione e una vasta formazione in diversi campi della specialità. In particolare, ha sviluppato la sua attività professionale come terapeuta cognitivo-comportamentale, trattando una grande diversità di problemi psicologici. Inoltre, svolge anche diversi progetti legati alla salute, come la promozione della salute sessuale e riproduttiva, la prevenzione e il trattamento delle dipendenze, o la formazione di adulti con ADHD e le loro famiglie. D'altra parte, nel corso della sua carriera ha anche sviluppato un importante lavoro di ricerca, studiando l'uso delle nuove tecnologie nella diagnosi e nel trattamento dei disturbi mentali, avendo pubblicato tali studi in riviste scientifiche riconosciute a livello internazionale. Attualmente è uno psicologo di Psichina.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


Questo sito Web utilizza cookie propri e di terzi per raccogliere informazioni al fine di migliorare i nostri servizi, per mostrarle pubblicità relative alle sue preferenze, nonché per analizzare le sue abitudini di navigazione..