Claves para entender la agora (plaza) fobia (miedo)

Autore: Francisca Barba Colmenero
Pubblicato:
Editor: Cristina Mateo

Es un tipo de trastorno de ansiedad en el que la persona teme cualquier lugar o situación en la que se sienta desprotegida entre la multitud, o del que le sea imposible huir inmediatamente a un lugar considerado por ella misma como "seguro", y/o recibir ayuda.

 

Una persona con agorafobia evita aquellas situaciones que están relacionadas con su ansiedad como son: salir de casa, usar transportes públicos, ir de compras, hacer colas, comer en restaurantes, entrar al cine, hacer deporte, viajar, estar en lugares públicos, áreas amplias como un centro comercial, un estadio, o lugares cerrados, estar solo/a en casa, etc. La evitación puede llegar a ser tan grave que la persona puede llegar a quedarse completamente confinada en casa.

 

Estos espacios físicos se convierten en una seria amenaza y el hecho de adentrarse en ellos le genera el poder sufrir una crisis de angustia, es decir, una reacción descontrolada de angustia, causada por los pensamientos que acompañan a la persona ante dicha situación, y el desarrollo de síntomas fisiológicos y otros síntomas incapacitantes o humillantes, en circunstancias en las que escapar sería difícil o donde no se podría disponer de ayuda de otra persona.

 

¿Cuál es su causa?

 

No existe una causa definida, sin embargo, hay una serie de factores que influyen:

  • Ambiental: cuando viene asociada a una experiencia traumática del pasado y otros acontecimientos estresantes.
  • Genético y fisiológicos: Se ha descubierto que existe cierta predisposición genética en torno al 61% de los casos. Asociada a ciertos cambios hormonales y a problemas endocrinos de la persona.
  • Temperamentales: personas con personalidades nerviosas o con mayor sensibilidad a la ansiedad presentan más probabilidad de desarrollar agorafobia.

 

¿Qué síntomas de agorafobia pueden presentarse por la situación COVID-19?

 

Si la persona, en este estado de alarma por COVID-19, tiene que coger un transporte público, debe acudir a un centro médico, supermercado o espacio cerrado, entre otras, percibirá una sensación de peligro inminente, acompañada de diferentes síntomas como pueden ser: palpitaciones, visión borrosa, sudoración, temblor, dificultad para respirar o una sensación de asfixia, de ahogo y falta de aliento.

 

También pueden presentar temblor, opresión, dolor en el pecho o malestar, náuseas o molestias abdominales, mareos o aturdimiento, miedo a perder el control o volverse loco, miedo a morir, etc., y todos estos síntomas se complican con el uso de la mascarilla.

 

Los casos de agorafobia han incrementado desde la pandemia por COVID-19.

 

Además, ante un confinamiento, siendo el hogar donde más protegido se siente la persona, los síntomas empeoran, ya que evita de forma obligatoria las situaciones en las que más les cuesta exponerse.

 

Los psicólogos hemos comprobado que los casos de agorafobia se han multiplicado desde que comenzó la crisis del COVD-19 y las personas, que ya la sufrían antes, han visto empeorados sus síntomas.

 

¿Cuál es el mejor tratamiento para esta patología?

 

La terapia más eficaz para el tratamiento de los trastornos de agorafobia es la terapia cognitivo – conductual, cuyo objetivo principal es conseguir que la persona afronte sus miedos. Dentro de dicha terapia, las técnicas de exposición y las técnicas de desensibilización sistemática combinadas con técnicas de relajación y/o mindfulness, están dando muy buenos resultados.

 

Una forma de trabajar las técnicas de exposición es por medio de dispositivos de Realidad Virtual, con los cual podemos exponernos en diferentes entornos que nos producen ansiedad, siendo controlado en todo momento por el terapeuta dentro de la consulta, antes de exponernos situaciones reales.

 

¿De no mejorar pronto la situación, puede acrecentarse y conllevar algún riesgo para el paciente?

 

A corto plazo la persona realizará sus tareas diarias con un alto grado de ansiedad, sintiéndose abatida y con gran angustia.

 

Puede comenzar a evitar ciertos sitios y a faltar al trabajo en ocasiones. El alivio que siente en su propia casa va a llevar a la persona a solicitar ayuda de las personas de su entorno para que realicen las tareas que requieren salir a la calle, bien para que la acompañen o bien para que lo realicen por él o ella.

 

A largo plazo las consecuencias se irán agravando: incapacidad laboral y pérdida del empleo, pérdida de contactos sociales, abandono de amistades, problemas de pareja, limitaciones para viajar, fuertes sentimientos de culpa hacia los seres queridos, dependencia de los demás, baja autoestima, adicciones como el alcoholismo o la dependencia a ansiolíticos, miedos hipocondríacos, es decir, temor a padecer todo tipo de enfermedades y depresión.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Francisca Barba Colmenero
Psicologia

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


Questo sito Web utilizza cookie propri e di terzi per raccogliere informazioni al fine di migliorare i nostri servizi, per mostrarle pubblicità relative alle sue preferenze, nonché per analizzare le sue abitudini di navigazione..