Roncopatía: ¿cómo afecta a la calidad de vida de la persona que la padece?

Written by: Dra. María Agustina Sevilla García
Published:
Edited by: Margarita Marquès

¿Cuáles son las causas de la roncopatía?

La roncopatía y el denominado Síndrome de Apnea Hipopnea del Sueño (SAHS) se engloban en el término de Roncopatía crónica.

 

El ronquido simple es un sonido respiratorio producido en las vías aéreas superiores (nariz y garganta) sin acompañarse de paradas respiratorias, también llamadas apneas. Se produce por la vibración de los tejidos blandos y flexibles en esa zona cuando se estrecha.

 

El Síndrome de Apnea Hipopnea del Sueño o SAHS es aquel en el que el paciente, además de presentar ronquido simple, sufre a lo largo de la noche de repetidas paradas o ceses respiratorios completos (apneas) o incompletos o parciales (hipopnea).

 

La manifestación más conocida de este problema es el ronquido, pero en casos más graves la respiración puede detenerse (apnea) durante más de 10 segundos, por lo que se producen episodios de interrupciones de sueño durante toda la noche. Estos episodios provocan un déficit de oxígeno en el cerebro, lo que aumenta el riesgo de padecer problemas cardiovasculares, diabetes o infartos cerebrales. La persona afectada también puede padecer somnolencia, cansancio generalizado o depresión, y ver mermada su concentración y su rendimiento profesional y personal.

 

La roncopatía disminuye la calidad de vida de los pacientes que la sufren

 

Las causas más comunes de la roncopatía y la apnea son:

  • Obesidad
  • Obstrucciones nasales (pólipos, desviación de tabique, hipertrofia de amígdalas)
  • Un paladar blando demasiado grande
  • Flacidez del paladar blando a nivel de la úvula (campanilla)
  • Hipotiroidismo

 

El denominador común en todas las situaciones es el hecho que haya un estrechamiento permanente o funcional, que puede tener su origen en diversos niveles de la vía aérea superior, produciendo una vibración intensa sobre las paredes de la faringe, que lo transforma en el sonido que percibimos como ronquido.

 

¿Quién suele verse afectado por esta patología?

Los niños y adultos pueden verse afectados por esta patología. Los factores que predisponen a la roncopatía son: la posición boca arriba en la cama, ser varón, tener una edad avanzada, padecer obesidad, el consumo de alcohol y tabaco, la toma de medicación relajante o pastillas para dormir, y el tener antecedentes familiares de roncopatía.

 

¿Puede prevenirse de algún modo?

Es difícil prevenir el ronquido, pero sí pueden tomarse medidas para mejorarlo. Así:

  • El ronquido empeora durmiendo boca arriba, por lo que se debe evitar dormir en esa posición.
  • El aire seco puede irritar e inflamar la mucosa nasal. Colocar un humidificador puede ser útil.
  • Algunas comidas contienen alérgenos que causan reacciones y pueden contribuir en estrechar las vías aéreas. Sería conveniente identificarlas y estudiar posibles alergias.
  • Evitar bebidas alcohólicas al atardecer, ya que el alcohol produce la relajación de la musculatura de la faringe, haciendo que vibre el aire al pasar, provocando el ronquido.
  • Ciertos medicamentos para dormir empeoran el ronquido y la severidad de la apnea del sueño.
  • El tabaco reseca e inflama las mucosas, por lo que se desaconseja totalmente.
  • Puede ser útil elevar el cabecero de la cama o utilizar más de una almohada.
  • La cirugía puede ser una alternativa, sobre todo en casos de anomalías anatómicas.

 

¿Cómo afecta a la calidad de vida de la persona que la padece?

Esta patología si no es diagnosticada y tratada adecuadamente eleva la presión arterial, aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular y cerebrovascular, causa somnolencia excesiva y disminuye la calidad de vida de los pacientes que la sufren. Por ello, es pertinente contar con el asesoramiento de especialistas como los otorrinos para estudiar y tratar de manera eficaz todos los aspectos involucrados en el SAHS. 

 

¿En qué consiste el tratamiento? 

El tratamiento requiere del trabajo en equipo del Otorrino junto al Neumólogo junto al paciente.

 

Así, el tratamiento se puede basar en adelgazar, modificar hábitos de vida, abandonar el tabaco y el alcohol… También usar una mascarilla nasal que suministra aire a presión controlada por un aparato mecánico (CPAP), y la cirugía.

 

En concreto, la cirugía puede ser útil en anomalías anatómicas, tales como desviación de tabique nasal o engrosamiento de la úvula y paladar blando. Desde hace años existen técnicas quirúrgicas no invasivas que se realizan bajo anestesia local, con recuperación postoperatoria rápida. Asimismo, los dispositivos de avance mandibular son una alternativa no invasiva. Son una especie de “fundas dentales” que se emplean mientras el paciente duerme, adelantando la mandíbula respecto al maxilar superior, ensanchando con ello la zona retrolingual. Así, hacen desaparecer el ronquido y las apneas, siendo fáciles de utilizar y con un fácil proceso de adaptación.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dra. María Agustina Sevilla García
Otolaringology

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses our own and third-party Cookies to compile information with the aim of improving our services, to show you advertising related to your preferences as well analysing your browsing habits. You can change your settings HERE.