Recupera la autoestima con una sonrisa perfecta

Written by: Dr. Darío Vieira Pereira
Published:
Edited by: Albert González

 

¿Qué son las carillas y por qué están tan solicitadas?

 

Antes de nada, aclarar que las carillas son un tratamiento estrictamente estético e indoloro, pero en ningún caso son la solución para substituir una ausencia de pieza dental.

Las carillas son unas pequeñas láminas de entre 0,3 y 0,8 milímetros de grosor sobre la superficie de la cara externa de la pieza, que camuflan el diente, proporcionando un aspecto más estético a la sonrisa.

Son un tratamiento principalmente estético, que ofrece la posibilidad de diseñar una dentadura totalmente renovada, pero con un aspecto muy natural. Otra de las ventajas de este tipo de tratamiento es que mejora la resistencia de los dientes, pues protege su superficie de daños y tiene una dureza parecida al esmalte.

 

¿El material es importante?

 

Existen varios modelos de carillas estéticas, pero los dos más utilizados son las carillas de composite y las de porcelana. De todos modos, la especialista escogerá la opción más adecuada para cada caso particular. En el supuesto de que se os permitiera elegir, la porcelana será siempre la mejor opción.

Las carillas de composite están formadas por una base de resina acrílica mezclada con cerámica, lo que le proporciona una resistencia bastante elevada. Estas se colocan directamente sobre el diente, para que su odontólogo moldee la forma y dé el tamaño deseado, para después endurecerlo con luz ultravioleta.

La principal ventaja de las de composite es que no requieren mucha preparación previa, solo un limado del esmalte de la pieza. Además, es un proceso más ágil, ya que no se realizan en un laboratorio externo; son más baratas que las de porcelana, pues su precio ronda los 200 euros, y son más fáciles de reparar en caso de rotura.

Los inconvenientes que podemos encontrar son que tienen una durabilidad estimada menor, entre 5 y 10 años, y la posibilidad de que con el tiempo y el uso de alimentos y bebidas el color del material de las carillas se vea alterado. Además, aunque son muy resistentes, se debe acudir periódicamente al dentista para realizar un mantenimiento.

Entre las hechas de porcelana solemos distinguir dos tipos: las E.max y las Lumineers, ya que son las principales que encontraremos en el mercado. Sin embargo, no hay demasiadas diferencias entre ambas. Es una cerámica de vidrio que se refuerza con materiales como la leucita, que le da el mayor nivel de resistencia posible, muy similar al propio esmalte del diente. Este tipo de carillas estéticas son elaboradas fuera de la clínica dental, y por ello el tratamiento con este material es algo más lento. Primero se deben tomar las medidas de los dientes de los pacientes y trasladar esa información al laboratorio, que se encargará de diseñar, de manera totalmente personalizada, todas las carillas necesarias. En la próxima visita, el dentista las colocará mediante un potente adhesivo dental.

Las carillas de porcelana son más duraderas. Con un buen cuidado pueden formar parte de tu sonrisa los próximos 15 o 20 años. Además, tienen una apariencia más natural y su color no suele sufrir variaciones. Este tipo de tratamiento no necesita revisiones periódicas, como sí ocurre con las carillas de composite.

Sin embargo, las carillas de porcelana requieren un mayor tiempo de colocación, porque es necesario acudir varios días a la consulta para tomar medidas, a lo que se añade el tiempo que tarde el laboratotorio en realizar las piezas. Su precio es más elevado y, en caso de fractura, no existe la opción de una reparación, sino que habría que reemplazarla por completo y volver a comenzar todo el proceso nuevamente. Entonces, volver a tomar medidas, enviarlo al laboratorio, etc.

 

carillas dentales
Las carillas son un tratamiento principalmente estético, que ofrece la posibilidad de diseñar una dentadura totalmente renovada, pero con un aspecto muy natural.

 

¿Qué mantenimiento requieren las carillas?

 

  • Consumir moderadamente comidas y bebidas con coloración

Debe vigilarse el consumo de las comidas con coloración, ya que pueden afectar a las carillas de composite. Por su lado, las de porcelana no sufrirían la pérdida del color original.

El composite es un material que con el tiempo va perdiendo el color blanco, por lo que conviene evitar comer en exceso bebidas y alimentos como: refrescos de cola, vino tinto, café, frutos rojos…

La porcelana, en cambio, es un material que no se tiñe, por lo que conservará mejor sus propiedades estéticas durante más años.

  • Moderar el tabaco

Del mismo modo que ocurre con los alimentos y bebidas con coloración, fumar también perjudica a las carillas de composite.

Por este motivo, si llevas carillas dentales de composite debes tener especial cuidado con dicho hábito y evitar fumar en exceso.

En cambio, podemos asegurar que aunque fumar sea muy perjudicial, no supone ningún problema para la porcelana, ya que esta no se tiñe.

  • Evitar alimentos duros

Este aspecto debe tenerse muy en cuenta, tanto con las carillas de composite como con las de porcelana.

Los alimentos duros o pegajosos pueden provocar rotura en las carillas o provocar que se despeguen, por lo que también es recomendable moderar su consumo.

Algunos ejemplos de estos alimentos serían: determinados frutos secos, kikos, garbanzos tostados, cubitos de hielo, zanahoria cruda, turrón duro, etc.

Asimismo sería adecuado al comer alimentos como manzanas o bocadillos, que estos no se comiesen a mordiscos, sino que se partieran a trozos.

  • Cuidar la higiene bucodental

Independientemente de que llevemos carillas es importante cuidar este aspecto. Con una buena rutina de higiene podemos mantener los dientes sanos durante toda la vida.

Deben cepillarse después de cada comida, y utilizaremos el cepillo eléctrico, en vez del manual, ya que mejoraremos en técnica. Para reforzar el cepillado se puede complementar con el hilo dental y cepillos interproximales.

  • Evitar morder objetos duros

Tal vez no sea tu caso, pero hay muchas personas que tienen pequeños hábitos que, aunque parecen inofensivos, pueden dañar mucho sus piezas dentales o sus carillas.

Unos ejemplos de estos vicios insanos serían por ejemplo mordisquear bolígrafos o morderse las uñas. Así es que, si este es tu caso, trata de evitar estas costumbres.

  • Dejar de usar los dientes como herramienta

Utilizar nuestros dientes para abrir o romper embalajes, cáscaras de frutos secos, etc., puede dañar las carillas o despegarlas. Ten cuidado con esto, ya que te puede costar que una carilla se despegue o se fracture.

  • Usar una férula de bruxismo

Tanto si tienes o no bruxismo, es recomendable que te acostumbres a llevar una férula de descarga por las noches. De este modo, los músculos de tu cara estarán más relajados y no se tensaran, provocando que aprietes la dentadura.

  • Seguir el mantenimiento

Las carillas de porcelana no necesitan mantenimientos periódicos, pero en cambio, las de composite sí los necesitan.

Los mantenimientos consisten en acudir a su especialista cada 6 meses para realizarse una limpieza de las carillas, que permitirá conseguir una mayor durabilidad.

En caso de no seguir los cuidados mencionados anteriormente, las carillas del paciente podrían: despegarse, teñirse o incluso romperse.

 

¿Pueden utilizarse carillas para dientes apiñados o desviados?

 

Erróneamente pensamos que para los dientes torcidos la ortodoncia es la única solución. No obstante, existen otras posibilidades igual de resolutivas para solventar dicho problema.

Las carillas dentales son muy útiles para arreglar desalineaciones moderadas de dientes o una diastema (ese espacio que se forma en los incisivos superiores). La opción de las carillas será más rápida que los brackets e igual de eficaz.

Asimismo pueden servir de solución también para las siguientes situaciones:

  • Malposición moderada de la dentadura: están indicadas en casos de apiñamientos leves.
  • Homogeneización de la sonrisa: conseguiremos una mejor posición y armonía de los dientes.
  • Juntar las piezas: pacientes con diastema podrán conseguir una sonrisa más bonita.
*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr. Darío Vieira Pereira
Odonthology

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses our own and third-party Cookies to compile information with the aim of improving our services, to show you advertising related to your preferences as well analysing your browsing habits. You can change your settings HERE.