¿Qué tratamientos médicos causan impotencia?

Written by: Dr. Nicola Tartaglia
Published:
Edited by: Yoel Domínguez Boan

Si eres de esos hombres que por algún motivo ha empezado a tomar pastillas y ha empezado a sufrir algún episodio de disfunción eréctil… ¡Bienvenido! Estás leyendo el artículo correcto para orientarte y que debes hacer para recuperar tu erección.

 

No obstante, antes de empezar, vayamos en orden. Existen tres tipos de disfunción eréctil: la orgánica, la farmacológica y la emocional.

 

  • En el caso de la disfunción eréctil de tipo orgánica, nos referimos a los casos en los que algún tipo de defecto físico en el aparato vascular, endocrino o nervioso son los causantes de la disfunción.
     
  • La disfunción eréctil farmacológica se da cuando uno o más tratamientos destinados a otras enfermedades impiden el correcto funcionamiento del sistema eréctil.
     
  • Por último, la disfunción eréctil emocional se da cuando un determinado estado de ánimo inhibe la erección del hombre.

 

Estos tres tipos de disfunción coexisten, por ejemplo un hombre con hipertensión y dislipidémia provoca paulatinamente un daño vascular en el pene, es decir, una disfunción eréctil. El médico le recetará antihipertensivos y reguladores de grasa en sangre, por lo que se puede provocar la disfunción eréctil farmacológica. Por último, el hombre comenzará a notar sus primeras pérdidas de erección y perderá la tranquilidad en las relaciones: disfunción eréctil emocional.
 

¿Te suena? Seguro que sí. Si sigues leyendo, te ayudaré a que sepas qué tratamientos son los que causan disfunción, y sabrás que hacer para reducir al máximo la necesidad de tomarlos.

 

 

Medicamentos que provocan disfunción eréctil

Los medicamentos que más afectan a la erección son los antihipertensivos. No todos, aunque si una buena parte de ellos.
 

El mecanismo eréctil se basa en un aumento de la presión en los cuerpos cavernosos del pene, aunque los antihipertensivos tiene como objetivo proteger al cuerpo de subidas repentinas de tensión, por lo que, cuando el sistema nervioso da la orden de aumentar la presión en el pene, los medicamentos lo impiden.
 

El aumento de triglicéridos y del colesterol está extendido en España, y en muchas ocasiones a estos hombres se les receta reguladores de triglicéridos, que son causantes.

 

Los antidepresivos y los antipsicóticos son medicamentos cuyo campo de actuación es el sistema nervioso central, y son causantes de más de tres de cada diez casos de disfunción en hombres menores de 50 años.

 

Existen tres tipos de disfunción eréctil: la orgánica, la farmacológica y la emocional
 

 

Una buena parte de los hombres que padecen hiperplasia de próstata se tratan con anti-andrógenos, que en ocasiones se utilizan también para evitar la alopecia, que impide la conversión de la testosterona en dihidrostestosterona, disminuyendo el vigor y el deseo sexual.

 

A su vez, es obvio que el paciente poli medicado acabará tomando un protector gástrico, que aportan también al problema.

 

Hay otros medicamentos que pueden causar disfunción eréctil, pero que se utilizan a menor escala, como por ejemplo los anticonvulsivos para pacientes con epilepsia o derivados de la morfina y la metadona, así como drogas como la cocaína y la heroína.

 

 

¿Qué hago si el médico me ha recetado alguno de estos medicamentos?

Se deben tener en cuenta dos consideraciones.

 

En primer lugar, con lo que acabas de leer, en el momento en el que el médico te receta uno de estos medicamentos, puedes pedir el cambio a otro medicamento con la misma finalidad y que no afecte a la erección.

 

En segundo lugar, deberías considerar un aspecto que seguramente no has hecho, ya que todas las enfermedades tienen entre sus causas una predisposición genética y unos factores adquiridos por los hábitos de vida diarios.

 

Es fácil que el hombre con colesterol alto con hipertensión tenga una vida sedentaria, que no siga una dieta equilibrada y que sea fumador.

 

Reducir y eliminar los factores que han provocado la enfermedad ayudará a recuperar la salud. De hecho, la persona diagnosticada con una enfermedad suele pensar que la enfermedad le acompañará para toda la vida, aunque nada más lejos de la realidad, se puede volver al estado de salud inicial corrigiendo los hábitos perjudiciales.

 

Aún me sorprendo de vez en cuando en la consulta, cuando algunos hombres se enteran de que pueden dejar la hipertensión o la diabetes únicamente empezando una rutina deportiva, haciendo un nuevo esquema nutricional y reduciendo el consumo de alcohol y de tabaco.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr. Nicola Tartaglia
Urology

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..