¿Qué es y cuándo se realiza la epidurolisis por adherencias?

Written by: Dra. Carmen Julia Guerra Medina
Published:
Edited by: Margarita Marquès

La epidurolisis por adherencias es una intervención que tiene el objetivo de reducir el dolor producido a causa de la compresión de los nervios.

 

También conocida como adhesiolisis epidural, neurolisis epidural, neuroplastia epidural o procedimiento de Racz, esta técnica consiste en destruir el tejido de fibrosis formado en el espacio epidural de la columna vertebral después de la cirugía de hernia discal (cicatrización).

 

El paciente que se somete a una epidurolisis por adherencias
no puede bañarse hasta al menos 10 días después de la intervención

 

¿Cuándo está indicada?

La fibrosis formada en el espacio epidural produce dolor radicular como consecuencia del trauma repetido, que se produce cada vez que las raíces nerviosas se estiran y se comprimen contra estas cicatrices.

 

Mediante esta técnica es posible aplicar fármacos en el lugar exacto de la lesión y también posibilita la aplicación de radiofrecuencia sobre los ganglios raquídeos afectados.

 

En este sentido, esta técnica está indicada en pacientes que han tenido una mala respuesta al tratamiento médico conservador y a la infiltración epidural en varias ocasiones. Y también, en pacientes con dolor lumbar tras someterse a múltiples cirugías de espalda.

 

¿Cómo se realiza la intervención?

El procedimiento siempre se realiza bajo control radioscópico, siguiendo las recomendaciones de radioprotección.

 

En primer lugar, se coloca al paciente boca abajo y se le monitoriza. Luego se esteriliza la zona de punción y se realiza la infiltración con anestesia local en el punto de entrada. Mediante la visión radioscópica, se comprueba que la posición de la aguja sea correcta.

 

A continuación, se inserta el catéter a través de la aguja y una vez alcanzado el objetivo, se administra el contraste para detectar qué parte del espacio epidural tiene mayor grado de fibrosis y cuáles son las raíces más afectadas. Después se van administrando el resto de los medicamentos.

 

¿Cómo es el periodo de recuperación?

Tras la intervención, y una vez comprobada la función vesical y motora, el paciente es dado de alta. Se recomienda que la zona intervenida se mantenga seca durante 48 horas. Tras este periodo, el paciente puede hacerse duchas, pero no puede bañarse hasta al menos 10 días después de la intervención.

 

Por otro lado, para mejorar el tono muscular y favorecer el estiramiento de la columna, se recomiendan ejercicios físicos.

 

Los riesgos de la epidurolisis por adherencias

Si existe un déficit sensorial o motor persistente, se deberá realizar una resonancia magnética nuclear para descartar graves complicaciones, como compresión medular o hematoma, entre otros.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dra. Carmen Julia Guerra Medina
Pain Medicine

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..