¿Para qué sirve la rizólisis?

Written by: Dra. Mónica Romero Rosich
Published:
Edited by: Albert González

 

¿Qué es la rizólisis y para qué sirve?

La rizólisis es una técnica quirúrgica ambulatoria no invasiva para tratamiento del dolor de espalda, ya sea en la zona cervical, dorsal o lumbar. Se emplea para el tratamiento del dolor facetario, es decir, aquel dolor de espalda que se origina por inflamación y/o daño de los nervios facetarios (unas terminaciones nerviosas que transmiten el dolor entre una vértebra y otra).

 

¿Cómo se aplica la rizólisis?

Es una técnica que se realiza en quirófano, con anestesia local (y en algunas ocasiones con sedación). Consiste en realizar varias punciones en la zona de la columna vertebral a tratar, colocando una aguja y aplicando radiofrecuencia hacia el nervio facetario específico con la duración aproximada de un minuto por estímulo. Se realiza bajo control radiológico.

 

¿Cuántas sesiones son necesarias para que surja efecto?

Habitualmente con una primera sesión el paciente suele presentar mejoría del dolor. Si el dolor es recurrente se puede volver a realizar la técnica o valorar otras opciones de tratamiento. Hay que considerar que, una vez realizada la rizólisis, el efecto de la misma suele tardar entre 2-3 semanas a aparecer en su totalidad, recomendándose un control en la consulta al mes de la intervención.

 

En la primera sesión el paciente suele presentar mejoría del dolor.

 

¿Cuándo está indicada una rizólisis facetaria, lumbar o cervical?

Se realiza cuando existe dolor en la espalda por sobrecarga facetaria debida a la irritación de los nervios facetarios. En la mayoría de ocasiones, se relaciona con otros procesos degenerativos de la columna cervical, dorsal o lumbar, como por ejemplo discopatías asociadas a protusiones y/o hernias discales.

 

¿Esta técnica entraña algún tipo de riesgo?

Se trata de un procedimiento no invasivo y ambulatorio de mínimo riesgo, en comparación con los beneficios que podemos obtener de ella. Los riesgos que podrían existir (aunque infrecuentes) serían la hemorragia, infección y/o irritación del nervio de la pierna. Estos riesgos se minimizan al ser una técnica realizada en condiciones de asepsia en quirófano y con control neurofisiológico en todo momento. Existe una constante comunicación entre el especialista que realiza la técnica y el paciente, por lo que la técnica es muy segura.

 

¿Cómo es el postoperatorio de la rizólisis?

El procedimiento es ambulatorio y, habitualmente, el paciente puede ser dado de alta una hora después del mismo. Se recomienda reposo relativo durante el resto del día y que no se realicen esfuerzos físicos importantes en los siguientes 2-3 días. La mayoría de pacientes pueden reincorporarse a su vida habitual (también laboral) al día siguiente de la intervención.

 

El paciente puede notar molestias en la zona de punción, las cuales suelen tener una breve duración. Se recomiendan analgésicos y hielo local. El resultado final de la técnica puede tardar entre dos y tres semanas en surgir efecto. Se recomienda control con el especialista en aproximadamente 1 mes para comprobar la efectividad de la técnica.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dra. Mónica Romero Rosich
Neurological Surgery

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..