¿Las personas felices cómo lo hacen para serlo?

Written by: Alice Mascia
Published: | Updated: 23/09/2019
Edited by: Top Doctors®

Realmente, es imposible que una persona esté siempre feliz. Tanto las cosas buenas como las malas suceden a todo el mundo, incluso a las personas más optimistas.

 

Las personas felices no lo son por obviar la realidad y negarse a aceptar la negatividad. Es un error pensar que estas personas son felices por tener menos problemas objetivos.

 

¿De qué depende ser feliz o no?

La felicidad depende de donde cada uno enfoque su consciencia y atención, puesto que de este modo se atraerán más cosas positivas o negativas.

 

Tanto las cosas buenas como las malas suceden a todo el mundo.​

 

Todo el mundo ha pasado un periodo de tiempo en que todo va mal. Estos periodos parecen interminables, siendo una especie de bucle donde todos los problemas parece que se atraigan. Cuando las personas se encuentran en esta situación, muchos de los pensamientos que tienen son negativos.

 

El cerebro humano tiene una tendencia automática hacia lo negativo, ya que subconscientemente atrae más la atención un estímulo negativo que uno de positivo (Larsen, Smith, & Cacioppo, 1998).

 

Actitud negativa vs positiva

Puesto que el subconsciente nos provoca una mayor atención hacia la negatividad, es más sencillo tener actitudes negativas: no requiere ningún esfuerzo porque estamos programados biológicamente.

 

Por lo contrario, requiere un esfuerzo tener una actitud positiva frente a los obstáculos. Solamente conseguiremos ser felices si entrenamos el cerebro para cambiar el enfoque de nuestra atención.

 

¿Por qué se “entrena el cerebro”? Mirando el cerebro, ¿se puede distinguir entre personas felices e infelices?

Existen estudios científicos que han probado que la amígdala cerebral es sensible a la información negativa y a estímulos de relevancia motivacional.

 

A partir de este descubrimiento, se ha investigado de forma sucesiva las diferencias entre la reactividad de la amígdala cerebral frente imágenes afectivas de violencia negativa, neutral o positiva, vinculándola a la percepción subjetiva de felicidad.

 

Este estudio buscaba descifrar si la percepción subjetiva de felicidad depende de una menor activación de la amígdala después de estímulos negativos o de una mayor activación tras estímulos positivos.

 

Los resultados probaron que las personas con mayores niveles de felicidad no mostraban una menor activación tras recibir información negativa. La diferencia entre las personas felices más felices era una mayor activación después de recibir estímulos positivos.

 

¿Se puede entrenar la felicidad?

Cómo con cualquier habilidad, se puede entrenar nuestra actitud. Pese al sesgo negativo de nuestro cerebro, se puede aprender a ser más feliz. Mediante el entrenamiento con Neurofeedback se puede regular la actividad del cerebro y transformar patrones cerebrales. De este modo, conseguiremos transformar nuestra percepción.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Alice Mascia
Psychology

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..