¿Las moscas volantes se pueden curar?

Written by: Dr. Luis Salvà Ladaria
Published:
Edited by: Patricia Fernández Ramos

Las moscas volantes afectan a cerca de 300.000 personas, pero casi la totalidad de los afectados no hacen nada, cuando actualmente se pueden curar de forma indolora y definitiva.

Las moscas volantes, también llamadas miodesopsias, aparecen como manchas, puntos o hilos que se mueven por el campo visual del paciente, especialmente en fondos claros o muy iluminados, como la pantalla del ordenador o el cielo.

En realidad, estas manchas no son más que restos de proteínas y tejidos que se van desprendiendo y quedan flotando dentro de los ojos, en el humor vítreo. Otra causa puede ser las condensaciones del humor vítreo provocadas por la deshidratación propia de la edad. Todos estos restos orgánicos y condensaciones producen sombras en el interior del ojo (no frente a él), lo que conocemos como moscas volantes.

 

Moscas volantes y miopía

Las moscas volantes afectan a todo tipo de personas en mayor o menor medida, pero en personas con miopía y en mayores de 50 años suelen tener más incidencia. La gran mayoría se acaba acostumbrando a vivir con ellas, pero a veces pueden llegar a alterar la calidad de vida de los pacientes considerablemente, según la cantidad o la densidad de estas manchas y la percepción de cada paciente.

moscas volantes
Las moscas volantes pueden tratarse de forma indolora y definitiva
 

Tratamiento de las moscas volantes

Como se ha comentado anteriormente, es importante saber que es posible acabar con la mayoría de moscas flotantes. Para ello, en primer lugar hay que realizar un examen oftalmológico y determinar la viabilidad del tratamiento, para así prever posibles complicaciones de la afección en cada paciente.

Las moscas volantes no acostumbran a desaparecer por sí solas. Tradicionalmente, en los casos más graves, se tenía que recurrir a la vitrectomía, una cirugía agresiva que consiste en extraer el gel del humor vítreo y sustituirlo por una solución salina. Sin embargo, esta técnica suponía serios riesgos, como rotura retinal, desprendimiento de retina, cataratas o infecciones.

De hecho, las miodesopsias han sido durante muchos años una asignatura pendiente para los oftalmólogos, ya que, hasta hace dos años, no se podía hacer nada para curarlas, sólo recurrir a la vitrectomía en los casos graves.

Afortunadamente, en la actualidad existe el láser Yag, un láser de gran precisión con el que el se puede localizar y ‘pulverizar’ las moscas una por una, de forma eficaz e indolora y sin alterar los tejidos adyacentes. Este láser se aplica en sesiones que tienen una duración de entre 5 y 30 minutos, a veces puede ser sólo una y en otras más de una. Así pues, los pacientes con moscas flotantes deben saber que esta patología se puede tratar en la mayoría de los casos.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr. Luis Salvà Ladaria
Ophthalmology

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..