Las deformidades faciales pueden ser congénitas o adquiridas

Written by: Dr. Federico Hernández Alfaro
Published:
Edited by: Patricia Pujante Crespo

Las deformidades faciales abarcan un gran número de alteraciones que se caracterizan por involucrar diferentes elementos del esqueleto facial. De manera genérica podrían clasificarse en deformidades congénitas o adquiridas.

 

Foto en blanco y negro del rostro de una chica - deformidades faciales by Top Doctors
La mayoría de deformidades faciales son adquiridas a lo largo de la vida, 
por traumatismos, tumores, anomalías del desarrollo o edentulismo

 

Deformidades faciales congénitas: cuando la persona nace con ellas

Las deformidades congénitas ya están presentes en la persona desde el nacimiento. La más frecuente es la fisura labiopalatina. Es un problema que se produce por una fusión incompleta de las dos hemimaxilas y hemilabios en el desarrollo intrauterino.

 

Otras deformidades congénitas menos frecuentes son las disostosis craneofaciales, que están provocadas por la fusión prematura de diferentes estructuras del esqueleto craneofacial. Entre estas, además, es importante destacar el Síndrome de Crouzon y de Apert.

 

Deformidades faciales adquiridas, ¿por qué se producen?

En las deformidades faciales adquiridas se pueden distinguir cuatro grupos diferentes, según sus causas:

  • Traumatismos faciales. Son alteraciones que aparecen en un momento concreto de la vida y son debidas a algún golpe o impacto, básicamente. Son unas alteraciones faciales que han disminuido en occidente, sobre todo gracias al uso obligatorio del cinturón de seguridad y casco de moto.
  • Deformidades de origen tumoral. Algunas neoplasias pueden conllevar malformaciones variadas, y la cirugía demolitiva asociada a su tratamiento aún provoca peores malformaciones. Su reconstrucción se engloba dentro de la cirugía reconstructiva maxilofacial.
  • Anomalías del desarrollo. Están producidas por un desarrollo insuficiente o excesivo de uno o diversos elementos del esqueleto facial. Es una alteración que suele aparecer en la infancia y se acentúa en el periodo de crecimiento craneofacial (a los 18-20 años, según el sexo). La disarmonía del esqueleto durante el desarrollo conlleva discrepancias óseas cada vez más grandes, provocadas porque una parte del esqueleto sufre un déficit o exceso de crecimiento, pero otras partes tienen un desarrollo normal. Si esto afecta al maxilar y/o mandíbula es fácil deducir que la alteración facial se acompañará de una alteración oclusal o maloclusión.
  • Deformidades o atrofia de los maxilares por edentulismo. Es una deformidad adquirida. La pérdida precoz de dientes provoca a medio plazo una atrofia progresiva de las bases esqueléticas (sobre todo del maxilar) que, eventualmente, condiciona también una alteración de la armonía de la cara.

 

Tipo de pacientes con deformidades faciales y cómo abordarlas

Normalmente hay dos tipos o perfiles de paciente que acuden a la consulta del especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial, según el hecho primero que motiva la consulta:

  • El primer grupo de pacientes está constituido por aquellos que acuden directamente al especialista buscando la corrección estética de un problema que ellos mismo o alguien de su entorno considera esquelético o que depende de los huesos. Generalmente son pacientes insatisfechos con su aspecto facial y comentan en consulta: “mi mentón se ve demasiado”, “mi aspecto facial está envejecido”, “mi nariz es muy grande” o “no me gusta mi cara pero no veo bien dónde está el problema”.
  • El segundo grupo de pacientes suelen ser derivados por el especialista en ortodoncia, al que han acudido para intentar solucionar aquello que muchos pacientes consideran el único problema de su deformidad: la maloclusión. Tras visitarse con el ortodoncista acaba demostrándose la idea de que esa alteración no depende solo de la posición de los dientes sino también de un problema en los maxilares y, por lo tanto, requiere tratamiento ortodóncico-quirúrgico. El especialista logrará hacer ver al paciente que dicha alteración en los maxilares, además de provocar maloclusión, provoca una alteración estética a distintos niveles que podrá ser corregida. Mediante la cirugía ortofacial se podrá conseguir una optimización de objetivos estéticos a la par que oclusales.

 

En cualquier caso de malformación es importante una entrevista meticulosa con el especialista donde el paciente pueda expresar todas sus preocupaciones o bien señale qué elementos de su rostro le gustaría cambiar.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr. Federico Hernández Alfaro
Oral and Maxillofacial Surgery

Dr. Hernández Alfaro is one of the maxillofacial surgeons with more experience and prestige in the treatment of maxillofacial deformities (orthognathic surgery). It is also an international benchmark in oral and maxillofacial surgery. Since 1995, he has led a team of 20 professionals at the Maxillofacial Institute of Teknon Medical Center, a reference in maxillofacial surgery at European level. He is a national and international opinion leader in orthognathic surgery. He combines his professional work with teaching, working as Professor in Maxillofacial Surgery at the International University of Catalonia (UIC) of Barcelona and Director of the International Master of Dental Implants of this same university. He is the author of numerous publications in the national and international field.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..