Es igual de importante curar los cálculos renales que saber prevenirlos

Written by: Dr. Alberto Pérez-Lanzac
Published:
Edited by: Cristina Mateo

Los riñones son pequeños, pero poderosos, porque estos órganos filtran cerca de una taza de sangre en tan solo un minuto. Conviene prestar atención a cualquier alteración que presenten, ya que su daño podría ser irreversible.

 

Cálculos renales

 

Los cálculos renales son una agrupación de cristales de distinta composición en cantidad variable y que conforman una piedra que puede ser de pequeño o gran tamaño. Los cálculos pueden ser de calcio, fosfato, ovalado, ácido úrico, infecciosos o mixtos. 

 

¿Producen siempre síntomas?

 

Los síntomas más comunes son los de cólico nefrítico que consiste en un dolor en fosa lumbar irradiado a la fosa ilíaca correspondiente y que puede estas acompañado o no por cortejo vegetativo como náuseas, vómitos, sudación y agitación.

 

También puede darse el caso de que un cálculo no de síntomas y en ocasiones, los cálculos de gran tamaño alojados en las cavidades renales, pueden provocar dolor lumbar sordo más prolongado en el tiempo e intermitente en intensidad. Además, se han descrito problemas renales con insuficiencia renal o sepsis urinarias asociadas a litiasis renales obstructivas. 

 

Los síntomas más comunes son los de cólico nefrítico que consiste en un dolor en fosa lumbar.

 

¿Cómo se tratan los cálculos renales?

 

En el caso de un cálculo ureteral, lo primeo que debe intentarse es un tratamiento expulsivo para facilitar la salida espontánea de la piedra. Hoy en día tenemos un amplio arsenal terapéutico para el tratamiento de esta patología. Por ello, hay que aplicar la técnica correcta para resolver el caso de la forma más eficaz con la menor invasión quirúrgica y en el menor número de intervenciones posibles.

 

Entre las técnicas disponibles se encuentran:

  • Litotricia extracorpórea por ondas de choque. La cirugía retrógrada renal endoscópica.
  • La ureterorrenoscopia.
  • La litofragmentación con láser y la cirugía percutánea.

 

Estas, además, se pueden combinar entre sí como en la cirugía endoscópica intrarenal combinada que emplea la cirugía percutánea y la endoscópica intrarenal.

 

Riesgos para la salud si no son tratadas a tiempo

 

Las piedras pueden causar graves problemas si no se tratan correctamente. La más importante de gravedad es la sepsis urinaria que puede provocar el ingreso del paciente en la UCI e incluso su fallecimiento en algunos casos. Pero hay otras complicaciones como dolor incontrolable, insuficiencia renal o estenosis ureteral. 

 

Cuando se extrae un cálculo renal, ¿se pueden formar más?

 

En general, se emplee la técnica que se emplee, la cirugía consiste en fragmentar el cálculo y extraer los fragmentos. También se puede combinar con pulverización que es convertir en polvo la piedra. 

 

Para prevenir la aparición de los cálculos existe exámenes específicos que permiten estudiar las causas por las que se forman. Este conjunto de pruebas se denominan estudio metabólico.

 

Igual de importante es curar las piedras que saber prevenirlas. Cuando un enfermo tiene piedra se debe considerar como un enfermo de litiasis y el urólogo debe darle las recomendaciones dietéticas y forma de vida ajustadas a su enfermedad. Además, según los resultados del estudio causal, se deberán añadir fármacos y otros tratamientos encaminados a la prevención. Es muy útil estas medidas de prevención, ya que reducen de forma considerable las recidivas.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr. Alberto Pérez-Lanzac
Urology

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses our own and third-party Cookies to compile information with the aim of improving our services, to show you advertising related to your preferences as well analysing your browsing habits. You can change your settings HERE.