¿En qué consiste cirugía reconstructiva vertebral?

Written by: Dr. Nicomedes Fernández-Baíllo Gallego de la Sacristana
Published: | Updated: 06/03/2019
Edited by: Top Doctors®

Tipos de deformidades vertebrales

 

La columna vertebral debe ser recta cuando se mira de frente y debe tener unas curvas compensadas (lordosis cervical, cifosis torácica y lordosis lumbar) cuando se mira de perfil.

 

Cuando se tuerce en la visión frontal se origina una escoliosis. Se habla de deformidad cifótica cuando la columna pierde su lordosis normal cervical o lumbar y cuando aumenta la cifosis normal o fisiológica en el segmento dorsal o torácico.

 

Por otro lado, el plano sagital o lo que es lo mismo, la visión lateral de la columna vertebral, debe guardar relación con la forma de la pelvis y con su orientación en el espacio. Es decir, existe una relación íntima entre la morfología pélvica (parámetros pélvicos) y la morfología del plano sagital vertebral.

 

¿Cuándo se deforma la columna vertebral?

 

La columna vertebral se puede deformar básicamente como consecuencia  de:

 

  • Anomalías congénitas vertebrales (escoliosis congénitas).
  • Anomalías en el desarrollo (escoliosis infantiles o del adolescente y cifosis).
  • Secuelas de traumatismos (cifosis postraumáticas).
  • Procesos degenerativos aislados o asociados a anomalías del desarrollo (evolución de escoliosis del adolescente asociada a procesos degenerativos).
  • Tras cirugías vertebrales fallidas que no consiguen su objetivo y descompensan la postura normal de la columna.

 

¿Qué es la cirugía reconstructiva vertebral?

 

Se denomina así a todo el proceso quirúrgico encaminado a restaurar la normalidad del equilibrio en la columna vertebral. Es decir, su objetivo es dejar a la columna nuevamente “recta” en su visión frontal y “devolver” el equilibrio a las curvas fisiológicas de la columna, vista desde su plano lateral. Esto se realiza manteniendo la cabeza dentro de un rango fisiológico sobre la pelvis: centrada en la visión de frente y sobre el sacro en la visión lateral.

 

De acuerdo con esto, cualquier corrección que realicemos sobre la columna vertebral sería una cirugía reconstructiva. Pero no es así, puesto que los cirujanos de columna nos referimos a este término cuando hacemos actuaciones sobre la columna que ha perdido su normal posición, ya sea debido a otras cirugías previas o por traumatismos.

 

¿Cómo se realiza la cirugía reconstructiva de columna?

 

En términos generales se trata de una cirugía muy extensa, dado que la deformidad suele afectar a varios segmentos de la columna, que no pueden ser tratados de manera aislada. Se debe buscar el equilibrio global de la columna en ambos planos o visiones.

En los últimos años ha tomado mucha importancia la reconstrucción del plano lateral o sagital. De hecho, la literatura médica está llena de artículos científicos que marcan directrices encaminadas a mejorar los resultados y minimizar las complicaciones.

 

Dado que, en la mayor parte de los casos, se ha producido un aumento de la cifosis fisiológica o pérdida de la lordosis fisiológica, nos vemos obligados a realizar osteotomías. Estas consisten en realizar cortes en diferentes lugares de la columna que permitan corregir las curvas, para que el cirujano pueda “darle la vuelta a la curva”. Estas osteotomías pueden ser solo de la porción posterior de la columna o de toda la extensión de la vértebra  y, por supuesto, tanto la duración de la cirugía como la posibilidad de complicaciones intra y postoperatorias, como la recuperación postoperatoria, depende ampliamente de la extensión de la osteotomía y del número de las mismas.

 

La selección de la extensión de la cirugía (desde donde hasta donde) así como del tipo y del número de osteotomías, debe realizarse de manera individualizada. Se tienen que seguir los parámetros aceptados internacionalmente y contar con todos los elementos de seguridad de los que disponemos:

 

  • Control continuo de la función medular: para monitorizar que todos los implantes estén colocados correctamente y que la función medular sea la adecuada. Para ello debe estar permanentemente un neurofisiólogo clínico en el quirófano, encargado del control.
  • Recuperadores hemáticos para minimizar la necesidad de transfusiones postoperatorias.
  • Tratamiento multidisciplinar del dolor, nutrición, comorbilidades (diabetes, hipertensión, etc.), entre otros.

 

¿Cómo es el postoperatorio de la cirugía de columna?

 

No nos podemos engañar, se trata de una gran cirugía que precisa de un largo periodo de recuperación.

 

El paciente se podrá levantar de la cama al día siguiente o tras los dos días de la cirugía, empezando a sentarse y a caminar por la habitación y pasillo del hospital. Durante este tiempo el paciente permanecerá en el hospital entre 5 y 8 días. Lo cierto es que la recuperación final del paciente, sin necesidad de ayuda para sus labores cotidianas, deberá calcularse para los 3 o 4 meses.

 

Una vez que el paciente es dado de alta, generalmente sin corsé o como mucho una faja lumbar blanda, se le recomienda que:

 

  • Camine por casa y por la calle en pequeñas cantidades, pero varias veces al día, incrementando día a día su actividad.
  • Tome la medicación pautada analgésica durante al menos 15 días. A continuación debe ir descendiendo la administración progresivamente, en función de la tolerancia al dolor.
  • Limpie la herida de forma diaria, con la ducha y pintado con antiséptico.
  • Realice un control de la herida para la sutura, en el entorno de la segunda a tercera semana postoperatoria.
  • Realice un control radiográfico antes de abandonar el hospital y otro a los dos meses de la cirugía, momento en el que se le hace una visita y se incrementa la actividad, en función a la evolución del paciente.

Asimismo, también se recomienda:

  • No coger pesos
  • No doblarse
  • Dejarse ayudar para el aseo de pies, ponerse medias o calcetines y pantalones, así como los zapatos (que siempre deben ser cerrados).
  • Combatir el dolor con analgésico y no pasar más dolor del imprescindible
  • No usar ayudas para la marcha dado que favorecen la postura de “caído hacia delante”

 

Finalmente, cabe destacar que, cuando la cirugía se realiza en personas mayores, el riesgo de complicaciones es alto. La mayoría de estas complicaciones son solucionables y aparecen a los meses sucesivos a la cirugía. En algunos casos pueden precisar nuevas actuaciones quirúrgicas para solucionarlas.


Para más información sobre la cirugía reconstructiva de columna, contacte con un especialista en Traumatología.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr. Nicomedes Fernández-Baíllo Gallego de la Sacristana
Orthopaedic Surgery

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..