Deformidades de los dedos de los pies

Written by: Dr. Salvador Pedrero Elsuso
Published:
Edited by: Margarita Marquès

Existen varias deformidades que pueden afectar a los dedos de los pies. Exceptuando el dedo gordo del pie (hallux), el resto de los dedos poseen tres huesos o falanges, denominados dedos trifalángicos, así como sus correspondientes dos articulaciones entre ellas. Estos dedos articulados, se mueven por la acción de los tendones flexores y extensores de los dedos del pie.

 

Un desequilibrio entre estos tendones flexores y extensores produce desviaciones en las articulaciones, que a largo plazo, conducen a deformidades como los dedos en garra y en martillo.

 

En los dedos en garra se produce una flexión excesiva en las dos articulaciones de los dedos. En cambio, en los , esta desviación se centra más en la segunda articulación interfalángica.

 

Inicialmente, ambas deformidades son  corregibles mediante manipulación externa. Aun así, con el tiempo, estas deformidades suelen evolucionar hacia la rigidez y cuando esto ocurre ya no es posible solucionar la deformidad.

 

¿Qué riesgos pueden conllevar para la salud de la persona?

Las deformidades de los dedos de los pies pueden causar importantes molestias, como problemas de ulceraciones en la piel de los dedos e incluso en la uñas por excesiva presión del pie dentro del calzado.

 

Existen varias deformidades que pueden afectar a los dedos de los pies

 

Tratamiento para corregir las deformidades de los dedos de los pies

Existen en el mercado múltiples , órtesis y siliconas a medida, mediante las cuales se pretende recuperar la posición normal de las articulaciones de estos dedos trifalángicos, corrigiendo así la deformidad.

 

Esto es más factible en las llamadas deformidades reducibles, no rígidas. En cambio, en los casos más evolucionados, donde la rigidez ya se ha instaurado, se necesitará una intervención quirúrgica para la corrección de estas deformidades.

 

En función del grado de rigidez a tratar, puede ser necesario actuar sobre las articulaciones de los dedos, o bien recurrir al reequilibrado en los tendones de los dedos corregir la deformidad.

 

Cómo prevenirlas 

Las deformidades de los dedos de los pies se pueden prevenir a lo largo de la vida, evitando el uso de zapatos estrechos o con excesivo talón.

 

Muchas veces, estas deformidades son secundarias a desequilibrios más globales del pie, como pueden ser o juanetes de instauración progresiva, que también precisan técnicas asociadas de corrección.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr. Salvador Pedrero Elsuso
Orthopaedic Surgery

Dr. Salvador Pedrero Elsuso is a specialist in the treatment of traumatic injuries and in the Lower Extremity Orthopedic Surgery: foot surgery (claw toes, metatarsalgias, hallux valgus or "bunions", plantar fasciitis) and primary surgery and revision of the hip and knee prosthesis. He is currently working as a professor and associate professor at the University of Barcelona in the Septic Pathology Unit of the Hospital Universitari de Bellvitge, where he has obtained great experience in the treatment of complex prosthetic pathology (prosthetic replacement).

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..