¿Cuáles son los problemas del pie más frecuentes?

Written by: Dr. Manuel Cuervas-Mons Cantón
Published:
Edited by: Albert González

Los problemas más frecuentes de los pacientes que acuden a la consulta de un especialista de pie y tobillo son el juanete (hallux valgus), la metatarsalgia y la fascitis plantar.

 

Estos problemas no suelen ser patologías graves, pero las molestias pueden llegar a ser muy limitantes, haciendo que cada paso que da el paciente sea doloroso.

 

¿Qué parte de la población las sufre más?

La mayoría de los pacientes que acuden a la consulta son mujeres entre los 30 y los 60 años que llevan tiempo con molestias o que tienen dificultad para encontrar zapatos adecuados. Se puede desarrollar en todos los grupos de edad, pero factores genéticos y asociados al uso de algunos tipos de calzado hacen que su desarrollo sea más frecuente. El uso de zapato de tacón se asocia más al desarrollo del juanete, mientras que las chanclas y sandalias, o el zapato plano aumentan la incidencia de la fascitis plantar.

 

¿Qué opciones de tratamiento existen?

Depende del problema, cada paciente necesita una solución diferente. La fascitis plantar se puede tratar con modificaciones del calzado y ejercicios, mientras que la metatarsalgia se trata con el uso de plantillas. Para el juanete, la única solución para el eliminar el dolor es la cirugía. Existen numerosos dispositivos que se publicitan para corregir la deformidad, pero los estudios científicos han demostrado que no la reducen e incluso aumentan el dolor de los pacientes, por lo que se desaconseja su uso.

 

Estos problemas no suelen ser patologías graves.

 

¿Cuándo se puede optar por un tratamiento conservador?

En la mayoría de los pacientes se realiza un tratamiento conservador, el cual es muy efectivo. La excepción son los pacientes que tienen dolor en los juanetes, ya que con ellos se realiza un tratamiento conservador solo en aquellos que no deban pasar por un quirófano obligatoriamente.

 

¿Qué ventajas ofrece la cirugía percutánea del pie?

La cirugía percutánea o mínimamente invasiva del pie nos permite realizar intervenciones a través de incisiones muy pequeñas en la piel. Comparado con la cirugía abierta o tradicional, la lesión en las partes blandas es menor, lo que se traduce en ventajas como una recuperación más rápida, menos dolor, y una menor tasa de infección. Asimismo, otra ventaja es su beneficio estético, ya que las cicatrices son casi inexistentes, motivo por el cual se conoce a esta técnica popularmente como “cirugía láser”.

 

¿Cómo es la recuperación?

Rápida y con poco dolor. A pesar de la mala fama que tiene la cirugía del pie, las técnicas quirúrgicas y anestésicas modernas nos permiten un control del dolor excelente en nuestros pacientes, los cuales salen caminando del quirófano por su propio pie. Durante unas semanas tienen que andar con un zapato especial, pero pueden realizar casi todas las actividades diarias, además de salir a dar un paseo o a tomar algo y otras actividades de ocio.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr. Manuel Cuervas-Mons Cantón
Orthopaedic Surgery

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..