COVID-19 y psicooncología: consejos para ser más positivos

Written by: Olga Albaladejo Juárez
Published:
Edited by: Nicole Márquez

 

¿Es normal que una paciente de oncología tenga miedo de salir a la calle?

Sí, es frecuente y además es un miedo generalizado en la población e incrementado en todas aquellas personas que son especialmente vulnerables al desarrollo de síntomas graves en caso de contagio. En mi experiencia personas mayores que viven solas y/o personas que estaban en tratamiento médico o psicológico activo cuando comenzó el confinamiento son las más afectadas.

 

Han sido unos meses en los que hemos tenido sobredosis de mensajes aterradores. Se nos indicaba que nos quedáramos en casa, salvo que no pudiéramos respirar, que evitáramos asistir a los hospitales y mucho menos salir a estirar las piernas, o a comprar, o a recibir el amor de nuestros seres queridos y se reforzaba con la presencia constante de cifras de personas contagiadas y fallecidas.

 

No quiero decir que no sea importante evitar el contagio y estar informados, pero es difícil cognitiva y emocionalmente gestionar una información desbordante, confusa y en muchos casos, contradictoria. Y por otro lado, en una sociedad acostumbrada a darle la espalda a la enfermedad y a la muerte, ha sido un recordatorio constante de nuestra vulnerabilidad.

 

¿Cómo podemos tratar el miedo a salir a la calle en enfermos de oncología?

En primer lugar es fundamental tener una información adecuada, objetiva y mesurada para evitar el desarrollo de falsas creencias, o contrarrestar las existentes. Como es habitual, lo que por un lado era adecuado para evitar la propagación del virus, ha sido nocivo para las personas que estaban en tratamientos activos, por ejemplo por cáncer, puesto que muchos dejaron de asistir a los tratamientos sin que sus médicos lo recomendaran. Así mismo, corremos el riesgo de un aumento de diagnósticos en fase avanzada porque no se hicieron las consultas médicas en su momento.

 

Por tanto, si estabas en tratamiento médico y tu médico no se ha puesto en contacto contigo para continuarlo, hazlo tu. Y si tenías cita con tu oncólogo, o médico especialista porque te habías detectado un bulto o por cualquier otra sospecha, llama para reagendarla cuanto antes.

 

En segundo lugar, permanecer en casa durante tanto tiempo y asociarla a nuestra seguridad y a nuestra salud, ha convertido la calle en un lugar de peligro y enfermedad. Nuestro cerebro se acomoda a lo que le demos y ha reducido todas nuestras funciones al mínimo posible. Es como si hubiéramos sido ositos hibernando en nuestra cueva. Nos va a costar un esfuerzo especial ponernos en marcha, pero si realmente le tenemos miedo a la enfermedad y a la muerte, es fundamental potenciar la vida.

 

Toma las medidas de prevención recomendadas y planifícate una salida diaria. Al principio más cerca de casa y durante un tiempo corto. Poco a poco ve alejándote y/o aumentando el tiempo. Verás cómo la práctica crea la normalidad y el miedo va desapareciendo. No esperes a dejar de tener miedo, porque al miedo cuando se le da poder, ¡no quiere renunciar a su huésped por nada del mundo!

 

En tercer lugar, se ha constatado que más del 34% de las personas con cáncer han sufrido ansiedad y depresión durante el confinamiento. Hay factores de riesgo específicos como el ser joven o mujer, tener un bajo nivel de estudios, estar en desempleo o tener un bajo nivel de ingresos, pero es una realidad bastante generalizada.

 

Así pues, si es tu caso, pide cita con un psicooncologo para que te ayude a disolver el miedo, la ansiedad o cualquier otro síntoma emocional que se haya acrecentado, o aparecido, durante este tiempo. La salud mental y emocional no solo es imprescindible para sentirnos bien, sino también para superar con éxito el cáncer y sus tratamiento.

 

Todo lo que he dicho es válido también si ya habías acabado tu tratamiento activo, o si estás en fase de seguimiento. Recuerda que lo normal es estar y sentirte bien. No lo dejes estar.


¿Te sientes identificado con alguno de los síntomas de los que hablo? ¿Compartes mis reflexiones?

 

Por favor, si crees que te puedo ayudar o que puedo ayudar a alguien a quien conoces, escríbeme y te responderé encantada: info@olgapsicologaycoach.com.

 

Venzamos los viejos tabús para salir juntos de esta.


¡Abrazote virtual!    

 

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Olga Albaladejo Juárez
Psychology

Olga Albaladejo Juárez is a renowned specialist in Psychology with an excellent reputation and career. His exhaustive training took place between Spain, Portugal and the USA. and has numerous specialized qualifications in various Psychology techniques, such as the Coach Certification by the International Coaching Community of Lisbon or the qualification of expert in Neurolinguistic Programming by the Camilo José Cela University of Madrid, among others.

She is currently the founder and director of the Salmah Integrative and Participatory Oncology Center, where she attends to her patients, as well as being a psychologist and natural medicine specialist at the 3Contigo Health and Welfare Center.

In addition, Olga Albaladejo Juárez is also the author of wellness and personal development books and has collaborated with various media.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..