¿Conoces la fractura más común por caída en el hielo?

Written by: Dr.Prof. José Antonio Martín Urrialde
Published:
Edited by: David Moore Trias

La reciente nevada histórica y la posterior bajada de temperaturas ha hecho que la nieve depositada se congele y sea una superficie muy resbaladiza, originando muchas caídas accidentales.

 

¿Podemos prevenir resbalar en el hielo?

Por supuesto y aquí algunos consejos:

  • Use calzado con suela de goma, tipo bota montañera.
  • Camine con pasos cortos, pisando la nieve blanca, con las puntas de los pues hacia afuera, como un pingüino, y el cuerpo ligeramente inclinado adelante.
  • Apóyese en bastones y no lleve bolsas u objetos en las manos, ni metidas en los bolsillos.

A pesar de estos consejos se producen caídas, siendo las manos el parapeto de las mismas y originando la famosa fractura de Colles, muy común en esta situación.

 

El hielo puede ocasionar muchas caídas accidentales

 

¿Qué es la fractura de Colles?

La fractura de Colles, llamada así en honor de Abraham Colles, medico irlandés que la describió en 1814, es una fractura distal del radio, hueso del antebrazo y que se reconoce por la deformidad en "dorso de tenedor" debido al desplazamiento posterior del segmento distal del radio

Se produce por una caída del propio peso corporal sobre el antebrazo y la muñeca extendidas, siendo importante reconocer estos síntomas que nos obligara a solicitar asistencia médica urgente:

  • Dolor en el brazo o la muñeca inmediato
  • Aparición de deformación y gran edema
  • Dificultad para mover la muñeca o el brazo

 

¿Cómo se trata la fractura de Colles?

Su tratamiento pasa por la valoración radiológica, pudiendo ser tratadas de dos formas:

  • Tratamiento quirúrgico: cuando las fracturas son desplazadas y el hueso se ha fragmentados en trozos pequeños y requieren la reducción mediante osteosíntesis (aplicar placas metálicas y/o clavos/tornillos) para volver a unir los segmentos de huesos fracturados.
  • Tratamiento conservador: para las fracturas no desplazadas en el que la fractura se reduce e inmediatamente se inmoviliza con escayola o una férula para el antebrazo y la mano un mínimo de 6 semanas.

Con la escayola debe observar estos consejos:

  • Eleva el brazo, colocándolo sobre una almohada para que mejore la circulación y evite el edema
  • No use pelotas para presionar los dedos; basta que mueve los mismos en las actividades diarias y de forma libre con cierra y apertura de la mano.
  • Tras la retirada de la escayola, siempre debe someterse a tratamiento fisioterápico, para lograr la plena funcionalidad de la mano.
*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr.Prof. José Antonio Martín Urrialde
Physical therapy

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..