Conoce cuáles son las lesiones más frecuentes en CrossFit

Written by: Dr. Javier Hernández López
Published:
Edited by: Cristina Mateo

La práctica del CrossFit se ha popularizado, especialmente en jóvenes. Sin embargo, muchos no han contemplado cuáles pueden ser los riesgos de este deporte si no se practica de la manera correcta. Según varios estudios cerca del 31% de los practicantes de CrossFit reconocían haber sufrido alguna lesión en los últimos doce meses.

 

¿Qué lesiones son las más habituales?

 

Dependiendo de la zona afectada se pueden desarrollar patologías más o menos graves. Las lesiones en hombro aparecen como consecuencia de levantamiento de pesas, rotación o hiperextensión del hombro y una insuficiente condición física que conduce a excesiva fatiga. Las lesiones más habituales son: bursitis, subluxación, luxación, tendinitis, fractura, contracturas, pinzamiento subacromial, entre otros.

 

En el caso de las lesiones en columna lumbar, los problemas más frecuentes son lumbalgia o dolor en la espalda baja. Surgen generalmente por una extensión brusca de cadera, rotación contralateral e inclinación del tronco. A largo plazo, el levantamiento de pesas, cauchos o saltos sin prescripción adecuada pueden generar hernias discales, protrusiones y contracturas.

 

Los practicantes del CrossFit también sufren lesiones en rodillas, entre las que destacan el desgarro o desgaste en los meniscos, tendinitis debido a la sobrecarga de peso o rotura total o parcial de ligamentos cruzados. Por último, las muñecas son otra de las zonas perjudicadas y sobre todo afecta al nervio radial, tenosinovitis, tendinitis, túnel del carpo, contracturas, fracturas, entre otros.

 

El 31% de los practicantes de CrossFit reconoce haber sufrido alguna lesión. 

 

¿Qué causa estas lesiones?

 

  • Estas lesiones se producen habitualmente por distintas causas, aunque las más habituales son: Técnica inadecuada en la realización del ejercicio por un mal agarre de la barra o pesa, un arco inadecuado en la ejecución del ejercicio.
  • Realización de los ejercicios sin un buen calentamiento, sobre todo de la región que se va a trabajar ese día.
  • Estiramientos insuficientes e incluso ausentes tas el entrenamiento con un enfriamiento inadecuado.
  • Realización del trabajo con la mayor carga en un momento inadecuado de la sesión, hay que hacerlo tras un buen calentamiento y posterior-mente realizar los ejercicios de menor intensidad y carga.
  • Iniciar el CrossFit sin tener una buena base física anterior.
  • No realizar ejercicios de compensación y refuerzo en las zonas a trabajar como ejercicios excéntricos de la musculatura de los tendones que más sufren (rotuliano y aquíleo) e incluso reforzar tendones de músculos que no se trabajan bien de forma habitual como los rotadores del hombro.

 

Por lo tanto, si has decidido empezar a practicar CrossFit asegúrate contar con la adecuada supervisión de un buen entrenador, con una óptima programación del entrenamiento y unos objetivos claros para cada deportista.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr. Javier Hernández López
Orthopaedic Surgery

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..