¿Cómo prevenir enfermedades en los implantes dentales?

Written by: Dr.Prof. Ignacio Sanz Sánchez
Published:
Edited by: David Moore Trias

Los implantes dentales son una opción terapéutica ideal para reemplazar dientes que se han perdido. Los estudios de supervivencia nos demuestran como más del 90% de los implantes van a seguir en boca cumpliendo su función incluso 25 años después de haberse colocado. Sin embargo, no están exentos de complicaciones biológicas. Es por ello que en la implantología del siglo XXI hemos de poner todos nuestros esfuerzos no solo en asegurar que el implante siga en boca, si no que lo haga en ausencia de complicaciones. A lo largo de este artículo de divulgación, vamos a ir respondiendo una serie de preguntas que nos ayuden a entender que los implantes dentales son fabulosos y pueden durar muchísimo tiempo, pero debemos esforzarnos en mantenerlos libres de complicaciones.

 

¿Qué enfermedades son las más habituales en los implantes dentales?

Dentro del grupo de las complicaciones biológicas, las enfermedades periimplantarias son las más frecuentes. Se trata de un grupo de patologías inflamatorias de origen infeccioso que afectan a los tejidos que rodean el implante. Se han descrito principalmente dos grupos de patologías.

La primera es la mucositis, en la que se produce una inflamación de la encía alrededor del implante sin que haya una afectación del hueso. Por el contrario, en la periimplantitis además de encontrarnos una encía inflamada vamos a detectar una pérdida del hueso que rodea el implante, pudiendo comprometer al 100% el tejido de soporte y llevar a la pérdida del implante. Mientras que la mucositis es una forma reversible de la enfermedad una vez que limpiamos la prótesis y el implante, la periimplantitis suele conllevar una pérdida irreversible del hueso. Por ello, cuanto antes se trate, mejor.

                               Es importante mantener una buena higiene oral.

 

¿Por qué aparecen estas enfermedades?

Estas enfermedades se producen como consecuencia del acúmulo de placa bacteriana y sarro alrededor del implante y de su restauración. Además, existen una serie de factores de riesgo que aumentan la probabilidad de que se produzcan estas patologías. Entre éstos, podemos destacar las siguientes:

  • Haber perdido dientes por enfermedades de las encías
  • El consumo de tabaco
  • No acudir a visitas de revisión y de limpieza profesional
  • No limpiar los implantes en casa diariamente

Además, es importante que la planificación quirúrgica y protésica se realice de la manera más escrupulosa posible e individualizada para cada caso.  

 

¿Qué puedo hacer para evitarlas?

La mejor estrategia para prevenir estas enfermedades es controlar los principales factores de riesgo. A modo de resumen, es importante que cuando nos colocan implantes dentales acudamos a revisiones periódicas y a mantenimientos en la consulta (limpiezas por parte del profesional). Ademel equipo de profesionales tiene que explicar al paciente como higienizar ca)tante que cuando nos colocan implantes dentales acuás, el equipo de profesionales tiene que explicar al paciente como higienizar las prótesis ancladas a los implantes.

Hay que tener en cuenta que no todas las prótesis van a ser iguales, por lo que se han de individualizar las instrucciones de higiene para cada paciente. A su vez, la frecuencia con la que uno tiene que hacer las revisiones y las limpiezas va a depender de la complejidad del caso (a mayor número de implantes mayor frecuencia), de lo bien que esté aplicando el paciente las técnicas de higiene oral diaria y de si el paciente perdió los dientes o no por enfermedad de las encías.

Por otro lado, el acudir de manera frecuente a revisiones nos va a permitir detectar las formas iniciales de la enfermedad, cuyo tratamiento ha mostrado ser muy efectivo. Sin embargo, las posibilidades de éxito de las formas más avanzadas de periimplantitis está muy disminuida.

En conclusión, los implantes y las prótesis se han de colocar por profesionales altamente cualificados, el paciente debe estar motivado para realizar unas correctas técnicas de higiene en casa y las limpiezas periódicas han de formar parte de un programa de fidelización entre el profesional dental y el paciente.

 

¿Cómo sé si padezco de alguna? 

La mejor manera de darse cuenta de que tenemos un problema en nuestros implantes es valorar si durante las técnicas de higiene dental nos encontramos con sangrado de la encía. Otra forma que tenemos para darnos cuenta de que debemos acudir al dentista para una revisión es si observamos sarro alrededor de la prótesis del implante, inflamación o enrojecimiento de la encía o dolor cuando nos tocamos la encía. Ya en la clínica dental es posible que se tenga que hacer una radiografía para realizar el diagnóstico diferencial y el correcto plan de tratamiento.

 

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr.Prof. Ignacio Sanz Sánchez
Odonthology

Dr. Professor Ignacio Sanz Sánchez is a specialist in Periodontics, Microscopic Endodontics, Dentistry and Implantology . He combines his work with teaching, acting as coordinator of the third course (implants) of the Periodontics and implants master of the UCM, coordinator of the periodontics and implants area of the Master in Restorative Dentistry based on New Technologies and coordinator of continuing education courses of the UCM and SEPA.

He has made multiple publications in national and international journals and has participated as a speaker at national and international level.

He is a member of the Board of Directors of the Spanish Society of Periodontics and Implants ( SEPA ).

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..