Cáncer oral: síntomas, causas y tratamiento

Written by: Dr. Javier Arias Gallo
Published: | Updated: 09/01/2019
Edited by: Top Doctors®

El cáncer de la cavidad oral y orofaringe es un tumor frecuente. En España supone casi un 5% de todos los tumores, y cada año se diagnostican más de 4.500 casos. Se trata de un tumor que surge de la propia mucosa de la boca y la orofaringe. Al principio surge como una lesión localizada, que puede tener el aspecto de una úlcera o de un engrosamiento irregular de la mucosa. Si no se trata a tiempo, la lesión crece, invadiendo los tejidos adyacentes, y desarrollando metástasis en los ganglios linfáticos del cuello. Más adelante pueden aparecer metástasis a distancia, en el pulmón, cerebro, o huesos, aunque esta circunstancia es poco frecuente.

 

¿Qué síntomas presenta?

 

La sintomatología, al principio, es muy escasa. Son lesiones inicialmente indoloras, que sólo comienzan meses después a dar síntomas locales, como dolor, escozor o irritación local. El dolor por el cáncer de cavidad oral, una vez comienza, suele ser bastante intenso, y típicamente se irradia al oído y al cuello. Según la localización del tumor puede producirse dolor al tragar, al masticar o al mover la lengua para hablar o comer.

 

En lesiones más avanzadas puede producirse sangrado más o menos abundante cuando la zona tumoral es irritada por roces o determinados alimentos. Cuando hay ganglios linfáticos infiltrados por el tumor, éstos se manifiestan como bultos en el cuello, de tamaño variable, y que una vez se agrandan suelen ser dolorosos.

 

Inicialmente el cáncer oral no presenta síntomas.

 

¿Cuáles son las causas del cáncer oral?

 

El cáncer oral surge generalmente como consecuencia de las agresiones químicas que provocan el tabaco (sobre todo) y el alcohol (que funciona como un potenciador del efecto nocivo del tabaco). Una alimentación pobre en frutas y verduras frescas también se ha asociado con un mayor riesgo de cáncer de cavidad oral. Algunos pacientes con enfermedades médicas de la mucosa de la boca, como el liquen plano erosivo, o enfermedades dermatológicas como la psoriasis, tienen más riesgo de padecer este tipo de cáncer, aunque no sean fumadores.

 

En los últimos años están aumentando los cánceres relacionados con infecciones virales, concretamente por algunos tipos de virus del papiloma. Estos virus son similares a los que causan el cáncer de cuello uterino, y parecen también tener con frecuencia una transmisión por vía sexual. La mayor parte de estos tumores relacionados con el virus del papiloma se localizan en la faringe, y menos, en la boca.

 

¿En qué consiste el tratamiento?

 

El tratamiento del cáncer oral debe plantearse siempre de modo multidisciplinario: la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia son necesarias, en mayor o menor medida, dependiendo del tamaño de la lesión y de ciertas características propias del tumor. Además, debido a su localización, es muy importante el tratamiento nutricional, la rehabilitación y el apoyo psicológico, tanto durante la etapa de tratamiento médico-quirúrgico como a largo plazo.

 

La mayoría de los tumores se debe extirpar quirúrgicamente, lo que muchas veces implica necesariamente la extirpación de partes del maxilar superior la mandíbula, la lengua, y estructuras adyacentes. Muchas veces además se deben extirpar los ganglios linfáticos cervicales (lo que denominamos disección cervical). Después de la cirugía, en caso de tumores más agresivos, o más grandes, se añade tratamiento con radioterapia combinada a menudo con quimioterapia.

 

¿Cuáles son los últimos avances en el tratamiento del cáncer oral?

 

Los avances en el tratamiento de los tumores de cavidad oral han sido muy grandes en los últimos años. El uso rutinario de técnicas de imagen cada vez más avanzadas, precisas, y con una gran resolución espacial (TAC, resonancia magnética, PET-TAC) permite que la resección tumoral sea mucho más precisa, segura y limpia que en el pasado.

 

La reconstrucción de los defectos producidos por la cirugía es cada vez más precisa y funcional. Con las técnicas de trasplantes con microcirugía se pueden zonas con una “morbilidad” (lesión) de las zonas donantes de los tejidos cada vez menores. La revolución informática y el diseño 3D hace que la reconstrucción del hueso maxilar y mandibular sea más exacta, y pueda incluso rehabilitarse la dentadura de los pacientes con implantes osteointegrados insertados en la posición precisa gracias a la planificación tridimensional que el ordenador permite.

 

Las técnicas de radioterapia han avanzado de modo paralelo al desarrollo de la informática y la planificación 3D. Los conceptos tridimensionales aplicados a la radioterapia la convierten en una herramienta muy precisa, que logra irradiar al máximo los tejidos que lo requieren, reduciendo casi completamente la radiación de los tejidos sanos.

 

La quimioterapia ha aumentado en los últimos años la cantidad y selectividad de los fármacos que se usan en el tratamiento del cáncer. A la quimioterapia clásica se han unido los anticuerpos monoclonales que bloquean ciertos receptores celulares que las células cancerosas necesitan para crecer, así como fármacos que activan la respuestas inmunitaria del organismo contra el tumor. De hecho, un grupo de fármacos (los anti-PD-1) que inhiben la inhibición que el propio tumor provoca en el sistema inmunológico (es un pequeño trabalenguas), muestran resultados esperanzadores en el tratamiento de los tumores avanzados.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr. Javier Arias Gallo
Oral and Maxillofacial Surgery

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses our own and third-party Cookies to compile information with the aim of improving our services, to show you advertising related to your preferences as well analysing your browsing habits. You can change your settings HERE.