Artrosis de la base del pulgar: tratamiento sin cirugía

Written by: Dr. Homid Fahandezh-Saddi Díaz
Published: | Updated: 28/10/2020
Edited by: Alicia Arévalo

La rizartrosis es una condición que afecta de forma más prevalente a la mujer postmenopáusica (16-25% de ellas).

Cuando es avanzada puede constituir una importante limitación de la capacidad funcional de la mano, dolor, inestabilidad, deformación y pérdida de movilidad.

Entre las causas más frecuentes para producir artrosis a este nivel, las más frecuentes son:

  • Hipersolicitación de la mano y sobreuso articular
  • Predisposición genética
  • Factores hormonales
  • Hiperlaxitud
  • Etiología idiopática. Esta última es la que principal causa de gonartrosis y coxartrosis.

Sólo un tercio de las rizartrosis son significativas clínicamente y el paciente requiere de asistencia médica, medicación y ocasionalmente incapacidad laboral, sobre todo porque el 30% de ellas son bilaterales.

Es la artropatía degenerativa que más número de cirugías provoca en el miembro superior.
 


 

El dolor inicialmente se desarrolla en crisis y de forma lenta sobre todo en mujeres jóvenes y trabajadoras manuales.

Suele aparecer cuando se mueve el pulgar sobre todo con movimientos rotatorios aunque también en los repetitivos y en la realización de cualquiera de los movimientos de prensión.

La eminencia tenar suele doler mucho al palparla y pueden aparecer tendinitis del flexor radial del carpo.

Cuando la deformidad progresa, las crisis de dolor cada vez son más frecuentes y se van atrofiando los músculos de la eminencia tenar, apareciendo movimientos compensatorios del pulgar para intentar no perder fuerza.

El paciente refiere dolor, rigidez, inflamación e incapacidad para realizar sus actividades de la vida diaria. Todo ello se verá agravado con los movimientos y hará que el dolor se pueda irradiar al antebrazo y codo.

Otra manifestación es la sensación de debilidad para coger o sujetar objetos que puede llegar a

Conforme la enfermedad progresa se producen las deformidades compensatorias como es la hiperextensión de la articulación metacarpofalángica del primer dedo.

 

Tratamiento conservador de la artrosis de la base del pulgar

Supone un tratamiento sintomático de alivio del dolor, que puede conseguir retrasar la cirugía y mejorar notablemente la clínica.

Debemos comenzar por él hasta que la progresión del cuadro haga que el paciente se encuentre incapacitado. Se debe mantener mientras la sintomatología lo permita.

Hay varios tipos de tratamiento:

  • Reposo y/o cambio de actividad: es conveniente una reeducación de los hábitos posturales y de los patrones funcionales. Evitar posiciones forzadas.
  • Analgesia y toma de antiinflamatorios no esteroideos.  
  • Infiltraciones locales con corticoides intraarticulares, para disminuir la inflamación,  y mejorar el dolor.
  • Infiltración de ácido hialurónico: Su función es fortalecer la matriz extracelular del cartílago asociando un efecto analgésico. Es un fármaco de acción lenta pero que puede modificar levemente el curso de la enfermedad. Todas las infiltraciones, las realizamos guiadas por ecografía. Es la forma más precisa de realizar las infiltraciones y de situar la medicación a nivel intraarticular.
Infiltración ecoguiada en paciente con rizartrosis.
 
  • Infiltración de factores de crecimiento: tienen un efecto biológico, con disminución de inflamación y mejoría sintomática significativa. Sin duda son uno de los tratamientos estrella para mejorar la sintomatología y evitar la cirugía.
Infiltración de factores de crecimiento articulación trapecio-metacarpiana.
 
  • Tratamiento rehabilitador y ejercicios de potenciación muscular adecuada.  

El objetivo principal es la recuperación de la capacidad funcional, teniendo en cuenta las necesidades de cada paciente, para ello, el tratamiento con Terapia Ocupacional es fundamental/ importantísimo. 

 

Tratamiento rehabilitador y ejercicios de potenciación muscular adecuada

En este tratamiento se engloba:

1- Diseño de actividades terapéuticas graduadas encaminadas a:

  • Movilización, tracción y distensión del pulgar suave y sin dolor.
  • Apertura del primer espacio interdigital con una correcta alineación del pulgar para poder manipular objetos de gran tamaño sin causar sobrecarga articular.
  • Realización de pinzas término-terminal pulgar-índice manteniendo el primer espacio interdigital (pinza corregida).
  • Fortalecimiento: el aductor corto junto a la debilidad de la musculatura de la eminencia tenar para la oposición, es lo que hace que se estreche la primera comisura. Potenciando dicha musculatura opositora, el APL y el EPL conseguimos la reeducación postural dinámica de dicha articulación.

 

Forma adecuada de hacer la pinza pulgar-índice.
 
Forma incorrecta de realizar la pinza pulgar-índice.
 
Reeducación de pinza pulgar-índice.
 
Fortalecimiento de pinza correcta pulgar-índice.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2- Ortesis e inmovilizaciones:

Su función principal es estabilizar la base del primer metacarpiano, tratando de evitar la progresión de la aducción del primer metacarpiano así como la subluxación de la base.  En la fase más dolorosa e incapacitante, la órtesis será de inmovilización o reposo, y se utilizará de forma diurna y nocturna. Cuando el dolor e inflamación hayan disminuido, la férula se sustituirá por otra de tipo funcional que permita al paciente realizar la mayoría de sus actividades de la vida diaria con un buen alineamiento (corrección deformidad) y sin sobrecarga articular.

 

3- Educación del paciente en principios de protección y economía articular:

Es fundamental revisar junto con el paciente aquellas actividades cotidianas que generen mayor dolor. Una vez se conozcan, se educará al paciente en cómo evitar posiciones de estrés y/o deformidad mediante principios ergonómicos durante la realización de las actividades de la vida diaria. Así como a planificar las actividades para poder dosificar en presencia de fatiga y/o dolor alternando periodos de actividad y descanso. Por último, el asesoramiento y entrenamiento en productos de apoyo o adaptaciones de utensilios ayudarán a disminuir la sobrecarga articular.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr. Homid Fahandezh-Saddi Díaz
Orthopaedic Surgery

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..