Vasovasostomía

Especialidad de Andrología

¿Qué es la Vasovasostomía?

Una vasovasostomía es un procedimiento microquirúrgico para revertir la vasectomía. Se trata de un método anticonceptivo permanente que se realiza para evitar que los espermatozoides se desplacen desde los testículos del hombre hasta su pene. De esta manera, se hace imposible que los espermatozoides entren en la mujer durante las relaciones sexuales y, por lo tanto, se evita el embarazo. Esto se consigue cortando, bloqueando o atando los conductos deferentes, los tubos que transportan los espermatozoides fuera de los testículos donde se producen.

Una vasovasostomía invierte este proceso reconectando o desbloqueando los conductos deferentes para permitir de nuevo el paso de los espermatozoides.

Una vasovasostomía es un procedimiento microquirúrgico para revertir la vasectomía

¿Por qué se realiza una vasovasostomía?

Las vasovasostomías se realizan para tratar de restaurar la fertilidad. Mientras que la vasectomía puede haberse realizado porque el hombre y su pareja querían evitar futuros embarazos. Una vasovasostomía puede ser una opción para aquellos hombres que cambian de opinión o porque el hombre ha empezado una relación diferente y él y su nueva pareja quieren comenzar una familia.

¿Qué implica una vasovasostomía?

Antes de realizar una vasovasostomía el cirujano examina primero el líquido vascular bajo un microscopio para verificar que sea de buena calidad. Esto es evidente si es claro y contiene espermatozoides completamente formados y sanos. Si se observa que los espermatozoides son móviles, esto le da al procedimiento una mejor oportunidad de restaurar la fertilidad.

Se somete al paciente a anestesia general. En algunos casos, el procedimiento puede realizarse con anestesia local, como una epidural. El cirujano urológico entonces entra en el escroto y vuelve a conectar los extremos cortados del conducto deferente, teniendo cuidado de asegurar un buen suministro de sangre y suturas herméticas. Si las suturas son demasiado grandes y la conexión no es hermética, la vasovasostomía puede fallar.

¿Cómo de exitosas son las vasovasostomías?

En algunos casos, las vasovasostomías pueden restaurar la fertilidad, pero no en todos. Cuanto más tiempo transcurra entre la vasectomía y el procedimiento de reversión, menor será la probabilidad de éxito. Esto se debe a que el cuerpo tiende a desarrollar anticuerpos anti- espermatozoides después de una vasectomía, los cuales se cree que disminuyen la motilidad de los espermatozoides.

Otros obstáculos potenciales para lograr un embarazo después de una vasectomía y una vasovasostomía posterior incluyen bloqueos en el conducto deferente y factores con la pareja femenina.

Alternativas a este tratamiento

Otro tipo de procedimiento de reversión de la vasectomía es una vasoepidididimostomía, que es más exigente técnicamente que una vasovasostomía e implica conectar los conductos deferentes seccionados directamente al epidídimo (el tubo que conecta el testículo con los conductos deferentes, donde se almacenan los espermatozoides inmaduros hasta que desarrollan la capacidad de nadar y fertilizar un óvulo).

Vídeos relacionados con Vasovasostomía


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.