Terapia narrativa

¿Qué es la terapia narrativa?

La terapia narrativa es un enfoque terapéutico desarrollado en la década de 1980 por los terapeutas Michael White y David Epston.

Esta terapia se basa en la idea de que las personas interpretan y dan sentido a sus vidas a través de historias.

Estas narrativas pueden influir significativamente en nuestra percepción de nosotros mismos y en nuestra manera de interactuar con el mundo.

 

¿Por qué se realiza?

La terapia narrativa se realiza para ayudar a las personas a:

  • Reconstruir su identidad: al cambiar las historias que cuentan sobre sí mismas, las personas pueden cambiar su percepción de identidad y autoestima.
  • Resolver problemas: al examinar y reformular sus narrativas, los individuos pueden encontrar nuevas maneras de abordar los desafíos.
  • Mejorar relaciones: las nuevas narrativas pueden fomentar relaciones más saludables y constructivas.
  • Aumentar el bienestar emocional: al darle un nuevo significado a sus experiencias, las personas pueden experimentar una mejora en su salud mental y emocional.

 

La terapia narrativa se basa en que las personas 
dan sentido a sus vidas a través de historias

 

¿En qué consiste?

La terapia narrativa se centra en varios aspectos clave:

  • Externalización del problema: se ayuda a las personas a ver sus problemas como entidades separadas de sí mismas. Esto permite abordar el problema sin sentirse abrumado o identificado completamente con él.
  • Reescritura de historias: los terapeutas trabajan con los pacientes para reescribir las narrativas negativas, buscando aspectos positivos y oportunidades de cambio.
  • Exploración de valores y habilidades: se identifican y valoran las habilidades y fortalezas que las personas han utilizado en otras situaciones, para aplicarlas a los problemas actuales.
  • Creación de nuevas narrativas: con la ayuda del terapeuta, las personas construyen nuevas historias que reflejen mejor sus valores, aspiraciones y capacidades.

 

Preparación para el tratamiento

Antes de comenzar la terapia narrativa, es útil:

  • Informarse: conocer más sobre esta forma de terapia puede ayudar a sentirse más cómodo y preparado.
  • Establecer objetivos: pensar en lo que se desea lograr con la terapia puede proporcionar una guía clara para el proceso.
  • Encontrar un terapeuta adecuado: es fundamental seleccionar un terapeuta con experiencia en terapia narrativa y con el que se sienta una conexión y confianza.

 

Cuidados tras la intervención

Después de las sesiones de terapia narrativa, es importante:

  • Reflexionar: dedicar tiempo para pensar en lo discutido y cómo aplicar las nuevas narrativas en la vida diaria.
  • Practicar nuevas perspectivas: intentar ver las situaciones desde las nuevas perspectivas desarrolladas durante la terapia.
  • Buscar apoyo: mantener el contacto con el terapeuta y buscar apoyo adicional si es necesario, como grupos de apoyo o recursos en línea.
  • Ser paciente: reconocer que cambiar las narrativas y la forma de pensar lleva tiempo y esfuerzo continuo.
14-06-2024
Top Doctors

Terapia narrativa

Ana Turmac Bunea - Psicología

Creado el: 14-06-2024

Editado el: 14-06-2024

Editado por: Marga Marquès

¿Qué es la terapia narrativa?

La terapia narrativa es un enfoque terapéutico desarrollado en la década de 1980 por los terapeutas Michael White y David Epston.

Esta terapia se basa en la idea de que las personas interpretan y dan sentido a sus vidas a través de historias.

Estas narrativas pueden influir significativamente en nuestra percepción de nosotros mismos y en nuestra manera de interactuar con el mundo.

 

¿Por qué se realiza?

La terapia narrativa se realiza para ayudar a las personas a:

  • Reconstruir su identidad: al cambiar las historias que cuentan sobre sí mismas, las personas pueden cambiar su percepción de identidad y autoestima.
  • Resolver problemas: al examinar y reformular sus narrativas, los individuos pueden encontrar nuevas maneras de abordar los desafíos.
  • Mejorar relaciones: las nuevas narrativas pueden fomentar relaciones más saludables y constructivas.
  • Aumentar el bienestar emocional: al darle un nuevo significado a sus experiencias, las personas pueden experimentar una mejora en su salud mental y emocional.

 

La terapia narrativa se basa en que las personas 
dan sentido a sus vidas a través de historias

 

¿En qué consiste?

La terapia narrativa se centra en varios aspectos clave:

  • Externalización del problema: se ayuda a las personas a ver sus problemas como entidades separadas de sí mismas. Esto permite abordar el problema sin sentirse abrumado o identificado completamente con él.
  • Reescritura de historias: los terapeutas trabajan con los pacientes para reescribir las narrativas negativas, buscando aspectos positivos y oportunidades de cambio.
  • Exploración de valores y habilidades: se identifican y valoran las habilidades y fortalezas que las personas han utilizado en otras situaciones, para aplicarlas a los problemas actuales.
  • Creación de nuevas narrativas: con la ayuda del terapeuta, las personas construyen nuevas historias que reflejen mejor sus valores, aspiraciones y capacidades.

 

Preparación para el tratamiento

Antes de comenzar la terapia narrativa, es útil:

  • Informarse: conocer más sobre esta forma de terapia puede ayudar a sentirse más cómodo y preparado.
  • Establecer objetivos: pensar en lo que se desea lograr con la terapia puede proporcionar una guía clara para el proceso.
  • Encontrar un terapeuta adecuado: es fundamental seleccionar un terapeuta con experiencia en terapia narrativa y con el que se sienta una conexión y confianza.

 

Cuidados tras la intervención

Después de las sesiones de terapia narrativa, es importante:

  • Reflexionar: dedicar tiempo para pensar en lo discutido y cómo aplicar las nuevas narrativas en la vida diaria.
  • Practicar nuevas perspectivas: intentar ver las situaciones desde las nuevas perspectivas desarrolladas durante la terapia.
  • Buscar apoyo: mantener el contacto con el terapeuta y buscar apoyo adicional si es necesario, como grupos de apoyo o recursos en línea.
  • Ser paciente: reconocer que cambiar las narrativas y la forma de pensar lleva tiempo y esfuerzo continuo.
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.