Técnica FUSS

¿Qué es la técnica FUSS? 

La técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery), también conocida como microinjerto de la tira, es una intervención quirúrgica que se utiliza para realizar trasplantes capilares. De hecho, es la técnica más realizada en todo el mundo.

Es una intervención que se realiza bajo anestesia local y de forma ambulatoria, que permite obtener resultados naturales, porque el médico especialista inserta las unidades foliculares siguiendo la orientación natural del cabello del paciente.

¿Por qué se realiza?

La técnica FUSS se realiza en pacientes que presentan grandes áreas de alopecia, porque esta técnica permite obtener e injertar más unidades foliculares. Además, precisa menos sesiones para obtener buenos resultados, de manera que el coste económico también es menor.

¿En qué consiste?

El injerto capilar realizado con la técnica FUSS consiste en extraer unidades foliculares mediante una tira de cuero cabelludo de la zona occipital, es decir, de la nuca. Una vez extraída la tira, se separa el pelo de la tira, preparándolo para la implantación. Tras este proceso, se realizan microincisiones en el cuero cabelludo de la zona receptora y posteriormente, se procede a la implantación de cada unidad folicular.

La cirugía de Técnica FUSS, que suele durar entre 3 y 5 horas, se realiza de forma ambulatoria, de manera que tras la intervención, el paciente puede marcharse a casa sin necesidad de ingreso hospitalario. En cualquier caso, el procedimiento quirúrgico es indoloro, motivo por el cual se realiza bajo anestesia local.

El área de donde se extraen las unidades foliculares se cierra utilizando la técnica de sutura de cirugía estética y, pasados quince días, se retiran estas suturas. En algunos casos, puede quedar una mínima cicatriz en esta zona.

Preparación para la técnica FUSS

El preoperatorio de esta intervención quirúrgica incluye una serie de analíticas previas y cuidados especiales, así como una evaluación para decidir el tratamiento más adecuado en cada caso.

Cuidados tras la intervención

Tras la realización de la intervención, el cirujano comprueba todos los injertos implantados. Además, proporciona las instrucciones postoperatorias al paciente.

En este sentido, tras la intervención, el paciente debe seguir una serie de cuidados, como hacer reposo durante unos días y hacer los controles postoperatorios indicados por el cirujano.

Alternativas a este tratamiento

Existe otro tratamiento alternativo, conocido como la técnica FUE, que consiste en extraer de forma individual los folículos de la zona donante sin necesidad de suturas y sin dejar cicatrices.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..