TAVI (Implantes de válvula por catéter)

¿Qué es el TAVI?

El TAVI (es el acrónimo anglosajón de Transcatheter Aortic Valve implantation o implante de válvula aórtica por catéter). Es un procedimiento cardiovascular realizado por cardiólogos intervencionistas y cirujanos cardiacos, cuyo objetivo es reemplazar una válvula aórtica defectuosa.

Se realiza por vía percutánea o pequeñas incisiones, evitando así la cirugía a corazón abierto y reduciendo significativamente la agresividad del procedimiento.

¿Por qué se realiza TAVI?

La válvula aórtica es una de las cuatro válvulas que tiene nuestro corazón, y se abre y cierra de forma sincronizada con el bombeo de nuestro corazón. La sangre que empuja el ventrículo izquierdo con cada latido (sístole) pasa a través de la válvula aórtica hacia la aorta sin resistencia y desde ahí la sangre se distribuye por todo el cuerpo.

Cuando la válvula está muy estrecha (estenosis aórtica severa) existe una gran dificultad para que el corazón impulse esa sangre. El resultado es que el paciente comienza a experimentar síntomas (dificultad para respirar o cansancio, dolor opresivo en el pecho o pérdida de conocimiento) y además, acorta su esperanza de vida.


Siempre que se diagnostica una estenosis aórtica severa sintomática está indicado reemplazar esa válvula defectuoso por una válvula nueva que abra y cierre correctamente.


Los procedimientos TAVI están particularmente adecuados para pacientes que tienen un alto riesgo para la cirugía convencional, los pacientes de edad avanzada y aquellos con patologías severas asociadas (problema hepático, renal, pulmonar etc.), o que tienen gran fragilidad.

¿En qué consiste TAVI?

El TAVI se realiza por vía percutánea o incisiones muy pequeñas, es decir, no es necesario abrir el pecho, ni utilizar la circulación extracorpórea. Las válvulas TAVI son válvulas biológicas que van montadas sobre en muelle o stent que puede comprimirse hasta tener un tamaño muy reducido.

Esa válvula montada en el stent se introduce por una de las arterias principales (arteria femoral, arteria axilar, arteria carótida, aorta…) y se dirige hacia la válvula enferma a través del árbol circulatorio. Al llegar a la zona de aterrizaje, y tras hacer espacio con un balón (valvuloplastia), la válvula se despliega dentro de la del propio paciente empujando a esta hacia los lados en la posición correcta y empieza a funcionar al momento.

Preparación para el procedimiento TAVI

Para valorar si un paciente con estenosis aórtica severa es un buen candidato para un procedimiento TAVI, es necesario ser evaluado por un comité de expertos de cardiología y cirugía cardiaca (Heart-Team), y realizar una serie de pruebas: ecocardiograma, cateterismo y Angio TAC aorta y extremidades.

Resultados tras la intervención

El riesgo global es actualmente bajo y las complicaciones de los procedimientos TAVIs han ido disminuyendo con el tiempo. Es posible que aparezca un episodio embólico (2-3 % casos), un defecto significativo en el despliegue de la válvula (fuga perivalvular) en un 5 % de los casos, un problema con la arteria femoral (8 % de casos) o un bloqueo del ritmo cardiaco que requiera el implante de un marcapasos (hasta en un 15 % de casos).

Tras un procedimiento TAVI la estancia en UCI y hospital es muy corta (3-5 días) y la recuperación tras el alta es muy rápida. Una vez realizada la intervención, el paciente aumenta su calidad y esperanza de vida, con menos reingresos hospitalarios.

Esta definición ha sido redactada con la ayuda del Dr. Ruyra Baliardaexperto en cirugía cardíaca mínimamente invasiva, insuficiencia mitral, cirugía de la raíz aórtica, reparación mitral, cirugía sin sangre e implantes de válvula por catéter TAVI, entre otros.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..