Síndrome HELLP

Especialidad de Ginecología y Obstetricia

¿Qué es el síndrome HELLP?

El síndrome HELLP es una complicación durante el embarazo considerada una variante de la preeclampsia. Normalmente aparece en la última etapa del embarazo y, a veces, después del parto. Las siglas provienen del inglés, por algunas de las características de la enfermedad:

  • Anemia hemolítica o hemólisis (Hemolytic anemia, en inglés)
  • Elevación de enzimas hepáticas (Elevated Liver enzyme, en inglés)
  • Trombocitopenia o bajo recuento de plaquetas (en inglés Low Platelet count)

El síndrome se da en, aproximadamente, 1 o 2 de cada 1.000 embarazos, por lo que es poco frecuente. Suele aparecer en el tercer trimestre del embarazo (entre la semana 26 y 40 de gestación) y, a veces, incluso la semana posterior de nacer el bebé.

El síndrome HELLP es una variante de la preeclampsia, es decir, una complicación del embarazo - Top Doctors
El síndrome HELLP es una variante de la preeclampsia

Pronóstico de la enfermedad

El síndrome HELLP es una complicación grave en que puede correr peligro la vida de la paciente y del bebé. La tasa de mortalidad global se sitúa alrededor del 25%. De ahí que sea esencial que las mujeres embarazadas con síndrome HELLP sean bien estudiadas y diagnosticadas, para recibir un tratamiento lo más temprano posible.

Síntomas de síndrome HELLP

Los síntomas típicos que suelen tener las pacientes con síndrome HELLP son:

  • Visión borrosa
  • Cefalea
  • Náuseas, vómitos e indigestión
  • Dolor epigástrico
  • Parestesia
  • Sensibilidad en el abdomen y en el pecho, y dolor en la parte derecha superior lateral (o distensión hepática)
  • Dolor en el hombro al respirar fuerte
  • Sangrado
  • Sensación de hinchazón

Además, algunas pacientes también presentan edemas y anemia, que suele ser de tipo hemolítico microangiopático y no autoinmune. Aunque la hipertensión inducida por el embarazo es frecuente, no es una condición para considerarse síndrome HELLP, ya que otras pacientes con la patología presentan una tensión arterial normal.

Otros signos o síntomas menos comunes son la rotura de la cápsula hepática con hematoma hepático secundario, la coagulación intravascular diseminada y la insuficiencia renal aguda. Algunas pacientes con síndrome de HELLP en estado temprano pueden ser mal diagnosticadas, aumentando el riesgo de morbilidad e insuficiencia hepática.

Pruebas médicas para el síndrome HELLP

Cuando el especialista en Ginecología y Obstetricia sospeche que la paciente puede tener síndrome HELLP debe realizar análisis de sangre que contengan un hemograma, pruebas de la función del hígado, pruebas de la función renal, estudios de coagulación y electrolitos.

También deben ser medidos los productos de degradación de fibrina, que pueden verse elevados. Lo mismo ocurre con la enzima lactato deshidrogenasa, que es un marcador de hemólisis que también se eleva. Los niveles de proteinuria también pueden estudiarse, ya que también suelen estar presentes, aunque de forma leve. Por otra parte, la prueba positiva de dímero-D asociado a preeclampsia puede ser predictivo en pacientes con síndrome HELLP.

El síndrome HELLP puede ser de difícil diagnóstico, sobre todo si la presión arterial y la proteína en la orina no están presentes. De ahí que, a veces, se confundan los síntomas con gastritishepatitis, enfermedades de la vesícula biliar o incluso gripe.

¿Cuáles son las causas de síndrome HELLP?

No hay una causa concreta del síndrome HELLP. Se considera una variante de la preeclampsia y esta, a veces, se debe a una causa subyacente, como el síndrome antifosfolípidos.

Se baraja también un componente genético como causa. Es más frecuente esta patología en pacientes cuyas madres padecieron esta complicación en su embarazo. También es más frecuente en embarazos múltiples, en el primer embarazo, en mujeres de más de 35 años y en pacientes con enfermedades del sistema inmune.

¿Se puede prevenir?

No hay manera de prevenir el síndrome HELLP. No obstante, sí que se recomienda:

  • Estar en buena forma física antes del embarazo.
  • Realizarse visitas prenatales regulares a lo largo del embarazo, para poder diagnosticar de manera precoz.
  • Informar al especialista de embarazos de riesgo anteriores, así como antecedentes en la familia de síndrome HELLP, preeclampsia o trastornos de hipertensión.

Tratamientos para el síndrome HELLP

El tratamiento suele estar basado en el uso de medicación antihipertensiva y transfusiones de componentes sanguíneos. Si es necesario se ingresará a la paciente para realizar controles de bienestar fetal, analíticas e instaurar una dieta baja en sal.

Si el bebé ya ha crecido suficiente, en algunos casos se provocará el parto. Hay que valorar la condición fetal y tener en cuenta las semanas de gestación. También es imprescindible que el parto tenga lugar en un hospital dotado de unidad de cuidados intensivos maternos y neonatales.

¿Qué especialista lo trata?

El especialista encargado de estudiar, diagnosticar y tratar a las mujeres con síndrome HELLP es el experto en Ginecología y Obstetricia. En concreto, aquellos especializados en medicina fetal y embarazo de riesgo, que sabrán distinguir los síntomas y establecer un diagnóstico lo más exacto posible.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.