Síndrome de Wilkie

Índice

1. ¿Qué es el síndrome de Wilkie?

2. Pronóstico de la enfermedad

3. Síntomas del síndrome de Wilkie

4. Pruebas médicas para el síndrome de Wilkie

5. ¿Cuáles son las causas del síndrome de Wilkie?

6. ¿Se puede prevenir?

7. Tratamientos para el síndrome de Wilkie

8. ¿Qué especialista lo trata?

¿Qué es el síndrome de Wilkie?

El síndrome de Wilkie o síndrome de la arteria mesentérica superior (SAMS) es una patología provocada por la compresión extrínseca de la tercera porción del duodeno entre la aorta y la arteria mesentérica superior (AMS).

La AMS se origina en la aorta a nivel de la primera vértebra lumbar. El ángulo aorto-mesentérico normal en adultos se encuentra entre 25-50º. Cualquier factor que atenúe dicho ángulo y lo sitúe en torno a 7-22º, ocasionará el cuadro típico de obstrucción intestinal alto que presentan dichos pacientes.

Los pacientes presentan el cuadro típico de obstrucción intestinal alto 

Pronóstico de la enfermedad

Se trata de una enfermedad poco frecuente. Afecta a un 0,013 – 0,3% de la población y tiene una mayor incidencia en mujeres y adultos jóvenes, entre los 10 y 30 años de edad.

Cuando hay un diagnóstico de forma temprana el pronóstico es excelente, siempre que vaya acompañado de un tratamiento adecuado al caso de cada paciente. En cambio, si el diagnóstico es tardío puede implicar complicaciones, como neumatosis gástrica, acumulación de gas en la vena porta, deshidratación progresiva u oliguria; en los casos más graves puede derivar en muerte debido a alteraciones electrolíticas o perforación gástrica.

Síntomas del síndrome de Wilkie

Los principales síntomas incluyen:

• Náuseas y vómitos.

• Pérdida de peso.

• Sensación de estómago lleno.

• Distensión abdominal después de las comidas.

• Dolor en la región media del abdomen, cólico aliviado al estar de pie o acostado en el lado izquierdo.

• Obstrucción del intestino delgado.

Pruebas médicas para el síndrome de Wilkie

Para poder diagnosticar el síndrome de Wilkie se puede hacer una exploración física, donde se puede detectar rigidez abdominal, caquexia o hiperestesia en epigastrio, entre otros. Sin embargo, esta evaluación es inespecífica y debemos realizar otras pruebas. También es necesario hacer exámenes radiográficos en serie del tracto gastrointestinal superior y rayos X abdominales simples. A través de la tomografía axial computarizada (TAC) podremos verificar la disminución de la grasa intraabdominal, el ángulo aorto-mesentérico, la distancia aorto mesentérica y la dilatación duodenal.

Otras pruebas para diagnosticar el síndrome son el ultrasonido o la arteriografía, aunque esta última es una técnica que conlleva algunos riesgos como la reacción alérgica a la sustancia del contraste, insuficiencia renal aguda, perforación vascular, sangrado o eventos embólicos.

¿Cuáles son las causas del síndrome de Wilkie?

El síndrome de Wilkie se asocia habitualmente a una pérdida de peso reciente, cirugía para corregir la escoliosis y crecimiento rápido. Asimismo, el síndrome puede tener otras causas como trastornos de alimentación, traumatismos severos, defectos congénitos como el ligamento de Treitz corto o deformidades de la columna vertebral y el síndrome de compresión del tronco celiaco (en algunos casos tienen los dos síndromes a la vez).

En algunas ocasiones se ha registrado una predisposición genética, varios miembros de una familia afectados o en gemelos. Para otros casos no se llega a encontrar la causa, es idiopática.

¿Se puede prevenir?

El síndrome de Wilkie tiende a afectar a pacientes de complexión delgada y, sobre todo, en mujeres. Por tanto, ante la sospecha de una obstrucción intestinal o dolores abdominales prolongados debemos acudir al especialista para que realice un diagnóstico.

Si nos hemos sometido a una cirugía correctiva de la curvatura lateral de la columna, rápida pérdida de peso o tenemos el síndrome de la compresión del tronco celiaco es muy importante que hagamos un seguimiento en el tiempo y estemos atentos a la aparición de posibles síntomas. También es esencial mantener una alimentación equilibrada.

Tratamientos para el síndrome de Wilkie

Los tratamientos tienen como objetivo aliviar los síntomas que causan el síndrome. Se dividen en dos tipos: tratamientos conservadores o no invasivos y quirúrgicos o invasivos.

Tratamiento conservador o no invasivo:

Mejorar el estado nutricional del paciente. Depende del caso será necesario una sonda de alimentación para nutrición enteral o cuando no sea tolerado una nutrición parenteral a través de una vía central. Según el paciente vaya engordando y los síntomas vayan remitiendo, se irán introduciendo gradualmente alimentos sólidos.

Adoptar posiciones adecuadas después de las comidas: acostarse en el lado izquierdo, boca abajo o sentarse poniendo las rodillas en el pecho.

Administrar metoclopramida, un medicamento para tratar la náusea y el vómito.

Tratamiento quirúrgico o invasivo:

Aunque en general, el cuadro clínico se maneja de forma conservadora, la cirugía se encuentra indicada en los siguientes casos:

- Fracaso del tratamiento médico conservador.

- Enfermedad de larga evolución con pérdida de peso progresiva y dilatación duodenal.

- Enfermedad ulcerosa péptica complicada secundaria a estasis biliar y reflujo.

Existen varias técnicas descritas para el tratamiento de dicho síndrome:

Procedimiento de Strong: implica la sección del ligamento de Treitz para movilizar el duodeno y recolocarlo.

Gastroyeyunostomía: consiste en efectuar una anastomosis o unión entre el estómago y el yeyuno distal a la obstrucción duodenal.

Duodenoyeyunostomía: en este caso se realiza una anastomosis entre la segunda porción duodenal y la primera asa de yeyuno, bypasendo la obstrucción intestinal. Hoy en día consiste en el procedimiento de elección y tiene una tasa de éxito en torno al 90%.

¿Qué especialista lo trata?

El síndrome de Wilkie lo trata el especialista en Cirugía General.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..