Pielonefritis

Dr. Alberto Breda - Urología

Publicado el: 03/02/2016

Índice:

  1. ¿Qué es la pielonefritis?
  2. ¿Qué síntomas tiene?
  3. ¿Cuáles son las causas de la pielonefritis?
  4. ¿Cuáles son los factores de riesgo de la pielonefritis?
  5. Pronóstico de la pielonefritis
  6. ¿Se puede prevenir?
  7. ¿En qué consiste el tratamiento?

 

¿Qué es la pielonefritis?

La pielonefritis es una infección en las vías urinarias que, normalmente, empieza en la uretra o vejiga y llega a uno o los dos riñones. Si esta patología no es tratada a tiempo puede que dañe a largo plazo los riñones o que las bacterias lleguen a la sangre y provoquen una infección que podría ser mortal.

La pielonefritis puede ser de dos tipos:

  • Aguda: es originado secundariamente a una infección de las vías urinarias.
  • Crónica: es más grave que la forma aguda. Se debe a anomalías congénitas que dificultan el vaciado normal de los túbulos colectores renales.
     

¿Qué síntomas presenta la pielonefritis?

Sus síntomas principales son:

  • Dolor lumbar.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Inapetencia y malestar general.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor al orinar.
  • Orina turbia y de fuerte olor.
  • Presencia de sangre en la orina.

Hay algunas señales que son advertencias de la necesidad de acudir al médico: sangre en la orina, fiebre o náuseas o vómitos.

 

¿Cuáles son las causas de la pielonefritis?

La causa principal de la pielonefritis o infecciones renales es el ascenso de microorganismos a través de las vías urinarias hacia los riñones.

Además, en algunos casos, las infecciones renales son causadas por bacterias de cualquier otra parte del cuerpo que se extienden hacia los riñones. Este tipo de infecciones pueden suceder, por ejemplo, cuando ocurre una articulación artificial o una infección de válvulas cardiacas.   

Los principales síntomas son dolor lumbar,
fiebre y sangre en la orina

¿Cuáles son los factores de riesgo de la pielonefritis?

Algunos aspectos que pueden facilitar una infección renal son:

  • Sexo femenino: las mujeres tienen una uretra más corta, por lo que las bacterias se trasladan con mayor facilidad desde el exterior del cuerpo hasta la vejiga. Además, hay una mayor proximidad entre la uretra, la vagina y el ano.
  • Bloqueo en las vías urinarias: puede ser causado por cálculo renal, una agrandamiento de la próstata o una anomalía en las vías urinarias.
  • Debilidad del sistema inmunitario: debido a patologías como la diabetes y el VIH o medicamentos.
  • Lesiones en la médula espinal.
  • Consecuencias de una intervención quirúrgica donde se haya utilizado un catéter urinario para drenar la orina desde la vejiga.

 

Pronóstico de la pielonefritis

Si las infecciones renales no son tratadas a tiempo pueden causar daño permanentes en los riñones, tales como:

  • Cicatrices: insuficiencia renal, presión arterial alta o enfermedad renal crónica
  • Septicemia o intoxicación de la sangre: una pielonefritis puede diseminar las bacterias por el torrente sanguíneo.
  • Dificultades en el embarazo.

¿Se puede prevenir la pielonefritis?

Esta patología se puede prevenir con un tratamiento rápido y completo de la cistitis y de otras infecciones urinarias en general, sobre todo si son recurrentes o crónicas, a veces utilizando antibióticos para evitar reinfecciones.

A su vez, es importante el tratamiento de situaciones que aumentan el riesgo de pielonefritis, como la uropatía obstructiva o el reflujo vesicoureteral.
Otra medida que puede prevenir la aparición de pielonefritis es detectando de forma precoz la bacteriuria en embarazadas, antes de que se presenten los síntomas.
 

¿En qué consiste el tratamiento de la pielonefritis?

El tratamiento tiene como objetivo remitir la infección y reducir los síntomas agudos. Así pues, los métodos utilizados son antibióticos, analgésicos y antitérmicos y líquidos intravenosos.

Si la infección se agrava, el tratamiento puede incluir hospitalización con cuidados intensivos, cultivos de orina para asegurarse de que la bacteria ha sido totalmente eliminada, o fármacos para mejorar el estado cardiovascular.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.