Odontología deportiva

¿Qué es la Odontología deportiva?

La Odontología deportiva es una disciplina médica que está especializada en la prevención y el tratamiento de patologías bucodentales que puedan afectar al estado general del deportista, su calidad de vida, o por supuesto, a su rendimiento físico.

¿En qué consiste?

Los médicos deportivos, así como los odontoestomatólogos, coinciden, amparados por la ciencia, en señalar lo importante que es realizar en pretemporada exploraciones bucodentales, De este modo, si es necesario se podrán realizar tratamientos de urgencia y un seguimiento especializado de la salud bucal del paciente.

¿Por qué se realiza?

La Odontología deportiva resulta fundamental, ya que para salir victorioso en sus retos o competiciones, el deportista debe estar en plenas facultades físicas e intelectuales. En este sentido, muchas veces se excluye erróneamente a la salud bucodental en los cuidados médicos. Por este motivo, es vital que tanto los deportistas como sus preparadores físicos y médicos entiendan la gran importancia de la Odontología deportiva

El éxito de un deportista depende de que pueda desarrollar sus aptitudes físicas e intelectuales de una manera adecuada. Debe gozar de un perfecto estado de salud, incluyendo un buen estado de salud oral, el cual se descuida con demasiada frecuencia por los deportistas. Por esta razón, no sólo ellos sino también el equipo técnico y médico que hay alrededor de los atletas deben entender que el perfeccionamiento y la mejora en el rendimiento se logra teniendo un estado de salud óptimo en todas las áreas, sin excluir la Odontología.

¿Qué enfermedades trata la Odontología deportiva?

Hay estudios que confirman que problemas bucodentales como las lesiones periodontales de las encías, los abscesos, las fístulas y la pericoronaritis pueden provocar lesiones distales, aumentando el riesgo de desgarros, dolores articulares o lesiones tendinosas.

En la boca hay una alta prevalencia de infecciones crónicas que pasan desapercibidas, tales como periodontitis, gingivitis, pericoronaritis, caries, fístulas, abscesos o dientes desvitalizados sin tratar. Todo ello dificulta su control y perjudica el buen desempeño de las funciones de nuestro cuerpo. Estas bacterias bucodentales pasan al torrente sanguíneo relacionándose con la disfunción eréctil, la diabetes, problemas musculares, articulares y/o cardiovasculares. Está comprobado científicamente que muchas lesiones articulares y musculares son consecuencia de focos infecciosos dentarios y/o paradentarios (tejidos circundantes al diente).

¿Cuándo hay que ir al especialista en Odontología deportiva?

Siempre que sea necesario y, en particular, en periodos de pretemporada para evitar futuras complicaciones con origen bucodental.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..