Maltrato físico infantil

¿Qué es el maltrato físico infantil?

Se considera como maltrato infantil cualquier daño intencional que se dirija a niños o adolescentes menores de 18 años. Se trata de un problema importante, ya que la mayoría de los niños que padecen estos maltratos lo reciben en su propia casa o por alguna persona que conozcan. Normalmente, el menor querrá esta persona o le tendrá miedo, por lo que no dirán nada a nadie.

Entre las variantes de maltrato infantil se incluyen las siguientes:

  • Maltrato físico: se da cuando una persona de forma voluntaria daña o pone en riesgo la integridad física del menor.
     
  • Abuso sexual: es toda la actividad sexual con el niño, desde tocarlos, hasta mantener relaciones sexuales o exponerlos.
     
  • Maltrato emocional: el maltrato emocional infantil se da cuando el maltratador ataca el bienestar emocional o el autoestima del niño.
     
  • Maltrato médico: se da información falsa con respecto a una enfermedad en el niño que necesite atención médica, sometiéndolo a riesgos de que padezcan lesiones.
     
  • Abandono: no se proporciona atención médica, alimentos, refugio, afecto o educación sobre el menor.

Pronóstico del maltrato físico infantil

Algunos niños, los que reciben apoyo social y con habilidades de resilencia, pueden adaptarse y superar estas malas experiencias. No obstante, en muchos otros el maltrato puede conllevar a problemas físicos, mentales y de comportamiento años después.

Síntomas del maltrato físico infantil

Es posible que el niño maltratado sienta vergüenza, confusión o incluso cierta culpabilidad. Es probable que teman contar el maltrato, especialmente si el maltratador es un padre, un familiar o un amigo de la familia. No obstante, existen series de alarma a las que conviene estar muy atentos:

  • El niño tiende a aislarse de los amigos o de las actividades rutinarias.
  • Cambios en el comportamiento: enfado, agresión, hostilidad, cambios en el rendimiento escolar...
  • Depresión o ansiedad. Pérdida de confianza en uno mismo.
  • Falta de supervisión
  • Ausencias habituales en el colegio
  • Rechazo al dejar las actividades escolares. Da la sensación de que no quiere regresar a casa
  • Intenta huir de casa
  • Se muestra desafiante
  • Se autodaña o incluso puede intentar el suicidio
     
  • En el caso de que el abuso sea físico:
    • Lesiones inexplicables y que no coinciden con la explicación que se da.
    • Si se trata de abuso sexual:
    • El comportamiento o el conocimiento no es normal para la edad del menor.
    • Embarazo o ETS
    • Contacto sexual inapropiado con otros niños
    • Sangre en la ropa interior
    • Declara que alguien abusó de él/ella
  • Si es maltrato emocional:
    • Su desarrollo emocional será inapropiado o tardío
    • Depresión
    • Aislamiento social
    • Pierde confianza en sí mismo
    • Busca afecto de manera desesperada
    • Pierde interés en la escuela
    • Pierde habilidades de desarrollo que adquirió previamente
    • Si es negligencia parental:
    • Su crecimiento es deficiente
    • Mala higiene
    • Falta de ropa o suministros
    • Esconde comida para “más tarde”
    • Ausencia escolar

​En otras ocasiones, es el propio comportamiento o conducta de los padres las que señala el abuso infantil. Deben tenerse en cuenta las siguientes:

  • El padre no parece preocuparse por el niño
  • No reconoce la angustia del menor
  • Culpa al menor de los posibles problemas
  • Menosprecia o reprende al niño constantemente
  • Disciplina física dura
  • Exige un nivel inadecuado de rendimiento académico o físico
  • Limita el contacto del menor con los demás 
  • Se cela cuando el niño le hace caso a otros miembros de la familia
  • Sus explicaciones sobre las lesiones del menor o son convincentes

Causas del maltrato físico infantil

Existen una serie de factores de riesgo que pueden hacer que una persona sea más propensa a tener una conducta de tipo abusivo ante los menores. Son las siguientes:

  • Antecedentes de abuso o abandono de niño
  • Enfermedad física o mental
  • Estrés o crisis familiares
  • Desempleo, problemas económicos
  • Aislamiento social
  • Incomprensión de las habilidades de desarrollo infantil
  • Alcoholismo o abuso de sustancias

     

Tratamiento del maltrato físico infantil

Estos tratamientos pueden ayudar tanto a los niños como a los padres en estas situaciones. El objetivo principal es que se garantice la seguridad y la protección de los niños maltratados.

  • Piscoterapia: existen dos terapias que se han mostrado efectivas en este campo:
    • Terapia cognitivo-conductual centrada en el trauma: ayuda a que el niño que fue víctima de malos tratos pueda manejar mejor los sentimientos evocados por el trauma.
    • Psicoterapia para padres e hijos: mejora la relación entre progenitores y el menor y crea un vínculo mas fuerte entre ellos.
       

A su vez, la psicoterapia ayuda a los padres a descubrir las causas del maltrato y cómo afrontar las frustraciones inevitables de la vida.

¿Qué especialista trata el maltrato físico infantil?

Los encargados de diagnosticar y tratar los problemas de malos tratos son los Pediatras, los Médicos Familiares y los Psicólogos.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..