Logopedia

Especialidad de Pediatría

¿Qué es la logopedia?

La logopedia o terapia del habla tiene como objetivo ayudar a los niños con diferentes tipos de dificultades del habla a mejorar sus habilidades de comunicación y lenguaje, incluyendo la comunicación no verbal. Es un concepto erróneo común que los profesionales del habla y del lenguaje sólo ven a los niños por tartamudeo o ceceo, ya que de hecho los terapeutas pueden mejorar las habilidades de comunicación para diferentes tipos de discapacidades, trastornos y dificultades, por ejemplo, la dislexia.

¿Por qué se hace?

Si un niño tiene una discapacidad del habla o dificultad para pronunciar palabras, la terapia del habla se puede utilizar para ayudar a mejorar el desarrollo del lenguaje, fomentar la comunicación y enseñar habilidades del lenguaje.

La terapia puede ayudar con problemas de articulación, problemas de fluidez (por ejemplo, el flujo del habla), problemas con la calidad, el tono o el volumen de la voz, e incluso problemas de alimentación, como tragar o babear. Los logopedas también pueden ayudar con la forma en que se percibe el lenguaje o su recepción, por ejemplo, en aquellos que tienen problemas para interpretar y comprender el lenguaje, o en aquellos que tienen problemas para usar el lenguaje de manera socialmente apropiada.

La logopedia mejora las habilidades de comunicación de los niños.
 

¿En qué consiste?

Los niños pueden trabajar con un logopeda durante un período de tiempo prolongado, por ejemplo, durante varios años, o durante períodos de tiempo más cortos, como unos meses. El objetivo de la terapia es dar al niño estrategias para manejar y lidiar con su problema del habla, y ayudarlo a aprender a hablar más claramente. Esto a su vez ayuda a los niños a mejorar confianza en sí mismos, por lo que la terapia del habla no sólo trata el trastorno o dificultad en sí mismo, sino también las emociones derivadas de un trastorno del lenguaje.

El tratamiento se adapta al niño en función de la dificultad que esté experimentando. Puede implicar una combinación de terapias, como la terapia de articulación (modelado de sonidos y movimientos de la boca), y ejercicios que pueden ayudar a fortalecer los músculos de la boca. Otras actividades incluyen la construcción de habilidades a través de ejercicios de lenguaje, terapia lúdica o lectura.

Alternativas a este tratamiento

Por lo general, las dificultades y trastornos del habla se corrigen mediante terapia y se trabajan con un terapeuta cualificado. Hay muchos tipos diferentes de terapia y lo que funciona para un niño puede no funcionar para otro. Por lo tanto, es mejor consultar a un profesional capacitado que pueda aconsejarte mejor sobre la terapia más adecuada para tu hijo.

Vídeos relacionados con Logopedia


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.