Logofoniatría

¿Qué es la logofoniatría?

La logofoniatría es la rama médica que se centra en el estudio, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades que afectan a la capacidad de comunicación del paciente tanto a nivel de audición como en la capacidad de hablar. La logofoniatría tiene como objetivo rehabilitar y recuperar todos aquellos problemas en la comunicación, lenguaje, deglución, habla y voz.

La foniatría y el foniatra es el encargado de llevar a cabo el diagnóstico fisiológico de las variaciones y alteraciones de habla, audición y deglución.

La foniatría está ligada a la Otorrinolaringología, y la logopedia se estudia en Psicología. La logofoniatría sería la combinación del trabajo entre logopedas y otorrinolaringólogos en el estudio del lenguaje.

¿Qué enfermedades trata la logofoniatría?

Existen numerosas patologías que tienen su origen en trastornos de carácter secundario en la audición, en la deglución y en el habla. Existen numerosas patologías que puede realizar el foniatra.

Patologías de la voz

  • Dislalia: problemas o dificultades para articular palabras. Normalmente está originada en una malformación de tipo congénito que afecta a las estructuras y a los órganos que generan voz.
  • Disfasia: común en pacientes con lesiones cerebrales. La disfasia consiste en una dificultad para controlar las palabras.
  • Disglosia: está causada por alteraciones funcionales o malformaciones anatómicas en las estructuras que modulan la voz. Consiste en la dificultad para articular correctamente las palabras.
  • Afonía: la afonía es la pérdida —ya sea parcial o total— de la voz.
  • Afasia: está originada en una lesión cerebral que impide la comunicación del que la sufre.
  • Disatría: consiste en la dificultad para articular palabras y sonidos. Está causada por un bloqueo de los nervios o una parálisis de los órganos que la producen.
  • Tartamudez: es un trastorno del habla que consiste en la repetición de sílabas o en la interrupción de las palabras.
    La logofoniatría trata diversas patología
     

Patologias deglutivas

  • Disfagia: consiste en la incapacidad o en la dificultad para tragar.
  • Deglución atípica: consiste en la imposibilidad para tragar que se origina cuando no se pueden coordinar los movimientos musculares que participan en el proceso de deglución.
     

Patologías auditivas

  • Presbiacusia: es la pérdida progresiva de la capacidad de las personas de oír y captar sonidos de alta frecuencia por el deterioro en los centros nerviosos del sistema auditivo.
  • Hipoacusia: consiste en la pérdida parcial de la capacidad de escuchar. Sus causas y orígenes son múltiples.

¿Qué subespecialidades hay dentro de la logofoniatría?

Dentro de la logofoniatría se podría hacer un grupo de varias subespecialidades estudiadas. Por un lado, están las patologías o los trastornos de la voz, en la que se incluyen los problemas de disfonía —ya sea funcional, psicógena u orgánica— y la muda vocal. En la patología del hablar o de la articulación se incluyen retrasos en el habla, disglosia, disatria, tartamudez, o apraxia.

Está también la patología del lenguaje en desarrollo, entre las que se incluyen trastornos como la dislalia o la disfagia, retrasos en lenguaje en habla y trastornos como la afasia. A nivel de lenguaje escrito se encuentra la dislexia.

Se debe mencionar también los trastornos o las patologías de la audición, entre las que se encuentran la hipoacusia y la presbiacusia, y ya por último los trastornos de la deglución.

¿Cuándo hay que ir al logofoniatra?

Se debe acudir a un especialista en logofoniatría cuando se sospeche o se padezca alguno de los siguientes síntomas:

  • En la persona existen signos o problemas de que su desarrollo evolutivo a nivel de habla, lenguaje, audición o voz falla.
  • Existen problemas en el habla, por ejemplo no pronunciar todos los fonemas, es decir, dislalia; si existen malformaciones orgánicas causantes de disglosia, si existen problemas de fluidez a la hora de hablar como una tartamudez o si existe una alteración en el control de los mecanismos del habla.
  • A la persona le cuesta adquirir lenguaje oral, tanto en expresión, como en uso como en comprensión.
  • El paciente tiene dificultades a la hora de leer y escribir
  • Problemas en la voz, tanto con una desaparición parcial o total, es decir, afonía; como por una trasformación o una disminución del tono, es decir, disfonía.
  • El paciente tiene problemas en el lenguaje una vez que ya lo ha adquirido. Algunos ejemplos serían la afasia, o demencias como por ejemplo podría ser el Alzheimer.
  • Se sospecha que el paciente tiene algún trastorno en la audición, ya sea una hipoacusia o una sordera.
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..