Ligamentos de la muñeca

¿Qué son los ligamentos de la muñeca?

Los ligamentos de la muñeca son los tejidos conjuntivos que realizan la función de conectar los huesos entre sí, sosteniéndolos unidos en una articulación.  En la muñeca, el ligamento que se lesiona de forma más frecuente es el escafosemilunar, pese a que hay muchos otros.

El ligamento escafosemilunar se encuentra entre el hueso semilunar y el escafoides. Otra lesión habitual de los ligamentos es el complejo de fibrocartílago triangular.

Función de los ligamentos de la muñeca

La función de los ligamentos de la muñeca consiste en estabilizar el carpo en los planos sagital y frontal.

  • Plano sagital: a casa de la orientación hacia abajo y hacia delante de la glenode.
  • Plano frontal: la función es necesario debida a la orientación de la glenoide antebraquial.

Concretamente, la función del ligamento escafosemilunar, consiste en evitar que los huesos escafoides y semilunar se separen al cerrar el puño o al girar el antebrazo mientras se aguanta peso con la mano.

Los ligamentos de la muñeca estabilizan el carpo en los planos sagital y frontal.

Patologías que puede sufrir los ligamentos de la muñeca

Cuando parte del ligamento escafolunar está dañado, se trata de un esguince (la lesión más frecuente de muñeca). Por otro lado, si el daño es más severo, puede llegar a romperse completamente y causar una ruptura.

Si nos centramos en el esguince, se define como una distensión de los ligamentos, causado por una caída o mal gesto que puede causar hinchazón y dolor de muñeca. En este momento, el ligamento se estira, provocando una rotura parcial o total y generando inflamación del ligamento.

Los esguinces se pueden diferenciar en grado 1 (distensión sin rotura), grado 2 (rotura parcial) y grado 3 (rotura del ligamento).

Tratamientos para las patologías de los ligamentos de la muñeca

En primer lugar, las roturas parciales, pueden tratarse con analgesia y reposa. En función del caso, una férula protectora puede emplearse para mayor comodidad durante un periodo de entre 2 y 6 semanas. A su vez, la fisioterapia puede ser útil para recuperar amplitud de movimientos y fuerza, siempre y que la sintomatología lo permite.

Si el tratamiento conservador no funciona, o si la rotura es completa (diagnosticado por radiografía), es necesario un enfoque quirúrgico. La cirugía puede ser abierta o por artroscopia y, una vez operado, deben transcurrir aproximadamente 6 meses hasta poder volver a soportar cargar en la muñeca.

En segundo lugar, para el tratamiento de los esguinces, la fisioterapia puede ser una solución efectiva. En este sentido, los ejercicios terapéuticos son la base del tratamiento, mientras que la terapia manual sirve como complemento en la recuperación. El tratamiento más frecuente suele basarse en inmovilizar la muñeca mediante una tablilla o yeso. En casos más graves, puede requerirse cirugía.

Especialista que trata las patologías los ligamentos de la muñeca

El especialista en patología de los ligamentos de la muñeca es el Traumatólogo. Un experto en Fisioterapia también puede ayudar en algunas patologías.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..