Láser Holmium

Dr. José Ángel Gómez Pascual - Urología

Publicado el: 03/05/2016

Índice:

  1. ¿Qué es el láser holmium?
  2. ¿Por qué se realiza?
  3. En qué consiste
  4. Preparación para la intervención
  5. Cuidados postoperatorios

 

¿Qué es el láser holmium?

El láser de holmium, también conocido como láser de holmio, es una técnica endoscópica que se utiliza en Urología para el tratamiento de la hipertrofia y la hiperplasia benigna de próstata o agrandamiento anormal de la próstata, ya que puede llegar a provocar obstrucciones en la salida de la orina de la vejiga.

Es un tratamiento eficaz y seguro para tratar estas patologías que afectan a hombres a partir de los 50 años.

 

¿Por qué se realiza?

La técnica endoscópica del láser de holmio se utiliza para extirpar adenomas prostáticos, partes del tejido prostático que provocan obstrucción, sin necesidad de cirugía en la piel.

Principalmente, se utiliza para tratar la hiperplasia benigna de próstata, pero también se emplea para:

  • Romper cálculos de la vía urinaria
  • Combatir tumores de vejiga
  • Tumores vesicales
  • Estrecheces uretrales
  • Estenosis

 

El láser holmium proporciona un
alivio inmediato de los síntomas

 

¿En qué consiste?

La operación consiste en separar el adenoma de próstata, romperlo en pedazos y extirparlo. La energía del láser de holmio tiene una energía lumínica mínimamente invasiva (100 vatios Lumenis), penetra de forma superficial y es capaz de cortar la parte afectada del tejido con el mínimo traumatismo, evitando lesiones térmicas en el tejido adyacente.

De esta manera, el tratamiento proporciona un alivio inmediato de los síntomas al paciente, mejorando su calidad de vida. Generalmente se realiza bajo anestesia epidural, en un centro ambulatorio o con una estancia hospitalaria muy corta. Además, es un proceso que no causa sangrado. De hecho, la mayoría de los pacientes puede abandonar el hospital a las 48 horas.

 

Preparación para el láser holmium

Al tratarse de un procedimiento mínimamente invasivo no requiere anestesia general. Sin embargo, sí que es necesario el ayuno durante las horas previas a la cirugía, así como la interrupción de fármacos antiagregantes y anticoagulantes.

 

Cuidados tras la intervención

El láser de holmio es prácticamente indoloro, provoca pocos síntomas postoperatorios (incontinencia urinaria, enuresis nocturna, etc.) y la vida sexual no se ve perjudicada por la operación.

La recuperación en casa tras la intervención con láser holmium suele tener una duración aproximada de 4 a 5 días, durante los cuáles se recomienda al paciente no realizar grandes esfuerzos.

Es normal que durante los primeros días, el paciente esté bajo tratamiento antibiótico para prevenir y evitar infecciones.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.