Biopsia de ganglio linfático centinela

Especialidad de Oncología Médica

¿Qué es la biopsia de ganglio linfático centinela?

El sistema linfático de nuestro cuerpo tiene la tarea de recoger los productos de desecho celulares, agua y otras sustancias acumuladas entre una célula y otra. Los ganglios centinela son los primeros en ser alcanzados por el drenaje linfático del tumor maligno. Lo que diferencia a un tumor maligno de uno benigno es la capacidad de sus células para invadir y destruir los tejidos circundantes, que también podrían propagarse a través de los capilares sanguíneos o linfáticos y afectar a otros órganos, dando lugar a metástasis o tumores secundarios (más alejados de su ubicación original).

La axila es la unión fundamental de esta red, que está constituida por diferentes grupos de ganglios linfáticos y es en este punto donde están presentes las vías de drenaje que parten del seno. En el caso del cáncer de mama, a través de estas vías, las células cancerosas se pueden diseminar a otros órganos y para ello deben atravesar los ganglios linfáticos. Si las células tumorales aún no han alcanzado el primer ganglio centinela, es casi seguro que los otros ganglios linfáticos aún no se hayan visto afectados.

Una biopsia del ganglio centinela se realiza después de una lesión diagnosticada como cancerosa. A través de la biopsia el especialista puede determinar si el cáncer se ha extendido a otras zonas del cuerpo (metástasis). En general, se realiza al mismo tiempo que se extirpa el tumor primario. También se puede hacer antes o después de la extirpación del tumor.

¿En qué consiste?

La prueba consiste en extraer y examinar uno o más ganglios centinelas. Estos son los primero ganglios linfáticos a los que es posible que las células cancerosas se diseminen desde el tumor primario.

En primer lugar el cirujano inyecta una sustancia radiactiva, un tinte azulo o ambos en la zona subareolar o cerca del tumor. El mismo día de la intervención se realizará una linfogammagrafía para comprobar que los ganglios están marcados. A continuación el especialista, a través de una sonda, detectará y extraerá el ganglio centinela. Posteriormente, se extraen únicamente aquellos marcados con el tinte o sustancia radioactiva para diagnosticar si hay células cancerosas.

Las axilas están formadas por grupos de gánglios linfáticos.

¿Por qué se realiza?

La biopsia o linfoescintigrafía permite identificar si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos de la axila y, gracias a esta información, es posible establecer la mejor terapia y evitar la eliminación de todos los ganglios linfáticos axilares. La biopsia consiste en inyectar una pequeña cantidad de líquido radiactivo que llega al primer ganglio centinela, que luego se extraerá a través de una incisión. Si no da lugar a metástasis, el tumor aún no ha comenzado a expandirse y no se requiere intervención. En el caso de que estuviera muy extendido, la cavidad axilar debe vaciarse. La biopsia se puede realizar antes o durante la cirugía. El resultado histológico puede conducir a diferentes situaciones:

  • El ganglio linfático centinela no contiene células tumorales
  • El ganglio centinela contiene algunas células tumorales aisladas o micrometástasis. En este caso, se elimina.
  • El ganglio centinela contiene agrupaciones de células tumorales, o macrometástasis, mayores de 2 mm, con el riesgo de que otros nódulos linfáticos también las contengan. Se realiza el vaciado de la cavidad axilar.

Preparación para la biopsia de ganglio linfático centinela

La preparación variará según el paciente y las preferencias del cirujano. La prueba se puede realizar de forma ambulatoria o puede requerir una breve hospitalización.

Es importante informar al especialista si se está embarazada o en periodo de lactancia. También de cualquier medicamento o suplemento que esté tomando, ya que el médico puede recomendar dejarlos de tomar durante algunos días antes de la prueba.

En caso de requerir una anestesia general, no se puede tomar nada durante las 8 horas previas al procedimiento.

¿Qué se siente durante el examen?

Cuando el anestésico local se inyecta, la paciente notará un pequeño pinchazo y una leve picazón. La zona de la biopsia se notará adolorida durante unos días tras el examen. El dolor será leve y se puede controlar con facilidad con analgésicos de venta libre.

Durante el sanado de la incisión, se debe evitar realizar ejercicio ni levantar pesos que puedan causar dolor. Es importante seguir los consejos que ofrezca el especialista.

Significado de resultados anormales

Un resultado negativo de la biopsia indica que el cáncer no ha adquirido la capacidad para diseminarse a los ganglios linfáticos cercanos o a otros órganos.

En caso de un resultado positivo, la biopsia indicada que el cáncer está presente en el ganglio linfático centinela y que podría encontrarse en ganglios cercanos. Existen posibilidades que también se encuentre en otros órganos.

A partir de los resultados, el médico podrá determinar la extensión de la enfermedad y decidir un plan adecuado para empezar el tratamiento.

Vídeos relacionados con Biopsia de ganglio linfático centinela


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.