Fotoprotección sistémica

¿Qué es la fotoprotección sistémica?

La fotoprotección sistémica es aquella que va más allá de la piel y actúa en el interior de nuestro organismo a nivel general. Existen diferentes tipos, de entre los que destacan:

  • Betacarotenos: suelen aplicarse en caso de intolerancias solares o como preventivo en personas con piel blanca. Preparan al organismo para una exposición solar, produciendo un aumento de pigmentos para que disminuya la aparición rápida del eritema. No son preventivos del cáncer de piel.
  • Vitaminas C, D y A
  • Polifenoles del té verde; tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Disminuye las dosis del eritema inducido por radiación ultravioleta y se observan también menos células quemadas.
  • Antipalúdicos y Polypodium leucotomos, que protegen el ADN celular. Se ha demostrado que la administración de PL administración oral o tópica tiene acciones antioxidantes, antiinflamatorias, inmunoprotectoras y fotoprotectoras.
La fotoprotección sistémica es aquella que actúa en el interior
de nuestro organismo a nivel general

¿Por qué se realiza?

Para proteger la piel de manera global.

¿En qué consiste?

Los fotoprotectores sistémicos se administran por vía oral, ya sea en forma de cápsulas, solución o comprimidos, y su protección es global, es decir, actúan en toda nuestra piel.

Preparación para la fotoprotección sistémica

No hay una preparación específica para este tratamiento. Alternativas a este tratamiento Pueden aplicarse fotoprotecciones tópicas convencionales.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..