Estética anal

¿Qué es la estética anal?

Es una técnica quirúrgica que tiene como objetivo regularizar el margen anal y lograr una superficie lisa y plana, rejuvenecida. En muchas ocasiones esta indicada en pacientes que han padecido alguna enfermedad proctológica, como pueden ser las hemorroides, fisuras o fístulas.

Pese a tratarse de afectaciones benignas, sin impacto a nivel funcional, los pacientes pueden notar molestias o sentirse incómodos con su apariencia física.

¿Por qué se realiza?

El procedimiento se realiza porque a lo largo que envejecemos o debido a la presencia de nódulos hemorroidales, se producen pliegues o zonas con exceso de piel en el margen anal (colgajos cutáneos), lo cual puede impedir una correcta higiene.

Asimismo, la técnica también mejora la imagen estética del paciente y corrige posibles síntomas molestos como el picor o la sensación de humedad.

La estética anal consigue mejorar la calidad de vida y la autoestima.

¿En qué consiste?

La estética anal es una intervención muy sencilla que se puede practicar de forma ambulatoria y con anestesia local. Según las necesidades del paciente, puede requerir anestesia epidural y hospitalización de un día.

La técnica se basa en retirar los diversos excesos de piel, así como realizar una pequeña sutura en el margen anal, consiguiendo un aspecto plano y liso.

Preparación para la estética anal

La cirugía no requiere ninguna preparación especial, solamente que el especialista valore el caso de forma individualizada y conozca el historial médico del paciente, así como posibles alergias o fármacos que tome.

Cuidados tras la intervención

El postoperatorio no tiene ninguna complicación, puesto que no es doloroso. Lo que sí que es importante es mantener un alto nivel de higiene, puesto que por el margen anal pasa la materia fecal, con la carga bacteriana que ello supone.

En este sentido, se aconseja no limpiar el margen anal por arrastre y realizar baños de asiento después de defecar, manteniendo el área lo más seca posible. Asimismo, también se deberían evitar las relaciones anales durante el tiempo de cicatrización.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..