Esclerosis con espuma

Especialidad de Angiología y Cirugía vascular

¿Qué es la esclerosis con espuma?

La esclerosis con espuma se ha utilizado como un tratamiento habitual desde hace tiempo y se trata de inyectar una solución especial llamada esclerosante en la vena, dañando la parte interna y creando un coágulo de sangre. El cuerpo entonces destruye la propia vena con el tiempo. La escleroterapia con espuma, es una solución que contiene en sí misma una espuma que se mezcla con una pequeña cantidad de aire. Este líquido creado debe agitarse.
 

¿Cómo funciona la esclerosis con espuma?

En los procedimientos tradicionales de escleroterapia la sangre puede diluir la solución una vez se inyecta en la vena. Con una versión de espuma como solución, el aire puede empujar la sangre fuera de la cavidad. La solución rellena la vena y la detiene cuando entra en contacto con venas más grandes, ya que finalmente se mezcla con la sangre y se vuelve ineficaz.

Después de un período corto de tiempo, el aire en la solución sale naturalmente de la vena inyectada, pero la sangre que se empujó a un lado se pega al revestimiento de la vena. Esto bloquea la vena, destruyéndola efectivamente.

 

esclerosis con espuma
La esclerosis con espuma  se trata de inyectar una solución especial llamada esclerosante en la vena
 


¿Cómo se realiza la esclerosis con espuma?

  1. El cirujano aplica anestesia local en el área que va a tratar.
  2. Utiliza un escáner por ultrasonido para detectar la posición exacta de la vena e inserta una aguja en ella.
  3. Luego se inyecta la solución esclerosante, mientras el cirujano usa el monitor de ultrasonido para observar el procedimiento cuidadosamente.
  4. Cuando se ha inyectado suficiente espuma, se retiran las agujas y se aplican almohadillas de compresión en la pierna.
     

¿Qué sucede después del tratamiento de esclerosis con espuma?

El vendaje debe mantenerse puesto durante unos días. El paciente luego regresa para una cita de seguimiento, donde se le quitará la venda y las almohadillas de compresión.

A veces, los pacientes necesitan más de una sesión para eliminar completamente las venas varicosas pero normalmente cuando se completa el tratamiento, las venas varicosas no se verán nunca más. Algunas veces se presentan hematomas, pero éstos son leves y normalmente desaparecen después de unas cuantas semanas. Esto es típico en la mayoría de los tratamientos de las venas varicosas.

El paciente puede reanudar su actividad normal inmediatamente, pero se le aconseja no hacer ejercicio brusco. Esto significa que los pacientes pueden volver al trabajo directamente después del procedimiento, con poca o ninguna molestia.

Vídeos relacionados con Esclerosis con espuma


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.