Endoscopia terapéutica

1- ¿Qué es la endoscopia terapéutica?
2- ¿Por qué se realiza?
3- ¿En qué consiste?
4- Preparación para le endoscopia terapéutica
5- Cuidados tras la intervención
6- Alternativas a este tratamiento

¿Qué es la endoscopia terapéutica?

La endoscopia terapéutica es un tipo de endoscopia con la que se curan de forma definitiva algunos trastornos o se intenta mitigar los efectos de algunas enfermedades. Durante la endoscopia el paciente está sedado completamente.

 

¿Por qué se realiza?

La endoscopia terapéutica es una técnica que se utiliza para tratar o reparar algunas lesiones definitivamente. Además, también se puede aliviar molestias para mejorar la calidad de vida del paciente.

 

¿En qué consiste?

La endoscopia terapéutica se realiza a través de la boca o del ano incorporando un endoscopio que llega hasta la parte del cuerpo que se quiere tratar. Después, gracias a una cámara incorporada o por rayos X se trata la lesión.

 

Preparación para la endoscopia terapéutica

Según la vía por la que se vaya a ejecutar la endoscopia será necesaria una preparación u otra. Si se realiza por la boca es necesario que el paciente ayune 8 horas antes de la intervención para que el tubo digestivo no presente restos de comida. En cambio, si se realiza por el ano, la preparación es más larga: el paciente deberá limpiar el intestino con laxantes y enemas potentes, además de ayunar 8 horas antes del tratamiento.

 

Cuidados tras la intervención

Tras la ejecución de una endoscopia terapéutica el paciente se puede ir a casa, pero en algunos caos será necesario que se quede hospitalizado durante 24 horas para observación. Tras la intervención, puede que el paciente sienta dolor abdominal por el aire atrapado en los intestinos, que desaparecerá en pocas horas. La endoscopia terapéutica es un tratamiento sencillo y sin complicaciones.

 

Alternativas a este tratamiento

Las alternativas a la endoscopia terapéutica variarán dependiendo del trastorno que se trate. No son las mismas alternativas las que se emplean para el cáncer de colon que para la gastritis crónica, pero ambas se pueden tratar con la endoscopia terapéutica.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.