Endoscopia espinal

Especialidad de Neurocirugía

¿Qué es la Endoscopia espinal?

La endoscopía espinal es una de las técnicas usadas dentro de las intervenciones denominadas cirugía mínimamente invasiva. Este método permite a los cirujanos operar hernias de disco, estenosis espinal y otras patologías con el uso de un tubo delgado en el que va incorporada una pequeña cámara e instrumental óptico que permite realizar incisiones mínimas para llevar a cabo las operaciones. Gracias a la conexión de la cámara del endoscopio con unos monitores de alta resolución, los cirujanos disponen de una visión de la zona intervenida con todo tipo de detalle, pudiendo realizar operaciones minuciosas con unas mínimas incisiones y molestias para el paciente. Actualmente, el uso de esta técnica está cada vez más extendido en operaciones de disco, estenosis espinal y otras patologías.

Esta cirugía se suele realizar en pacientes que sufren de hernias discales o estenosis de canal lumbar

¿Por qué se realiza?

Esta cirugía se suele realizar en pacientes que sufren de hernias discales o estenosis de canal lumbar. Además, suelen ser pacientes que han pasado por una cirugía de columna lumbar y no ha sido efectiva. En algunos casos, aunque los pacientes no se hayan operado previamente, los tratamientos tradicionales por los que han pasado no han sido efectivos, por lo que tienen que recurrir a este tipo de operación.

¿En qué consiste?

La cirugía consiste en introducir un endoscopio a través del coxis, lo que permite ver imágenes en directo del interior del canal espinal. Esto se realiza mediante una incisión de 15 milímetros e introduciendo una luz para obtener una imagen de alta resolución de las áreas dañadas de la columna. El principal propósito de la operación es intentar remover parte del tejido de cicatrización de los nervios atrapados. Además, gracias a este procedimiento se pueden introducir medicamentos de manera más directa, pudiendo llegar mejor a las áreas afectadas por el dolor.

Preparación para la endoscopia espinal

El paciente suele ingresar en el hospital por la mañana y durante la misma mañana ocurre la intervención. Al día siguiente el paciente puede regresar a su casa con una faja lumbar y vuelve a las dos semanas para quitar los dos o tres puntos realizados por la incisión.

Cuidados tras la intervención

La recuperación es más rápida que con la cirugía tradicional. El paciente puede llevar a cabo una vida de lo más normal prácticamente desde que sale del hospital. Siempre existen limitaciones que le pueden generar molestias, por lo que no se recomienda realizar actividades deportivas, como ejercicios agresivos. Tras un mes después o mes y medio ya se puede volver a la vida cotidiana y al ejercicio.

Alternativas a este tratamiento

La endoscopia espinal es una de las cirugías más avanzadas actualmente. Se trata de una de las técnicas usadas dentro de las intervenciones denominadas cirugía mínimamente invasiva. Otra técnica alternativa a este tratamiento sería la cirugía abierta de columna. Las ventajas que ofrece la endoscopia espinal frente a la cirugía abierta de columna son varias, entre ellas, el riesgo de lesión es menor, ya que la precisión cuando se realiza la incisión es mayor. Además, el sangrado y la agresión a la musculatura es menor por lo que la recuperación del paciente es mucho más rápida. Para más información, puede consultar a un especialista en Neurocirugía.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.