Dolor por diabetes

Especialidad de Unidad del Dolor

¿Qué es el dolor por diabetes?

El dolor por diabetes o la neuropatía diabética es una lesión de los nervios que puede darse en casos en los que el paciente padece diabetes. Así, los niveles altos azúcar, es decir, de glucosa presente en la sangre pueden acabar por dañar las fibras que recorren el cuerpo humano, aunque en este caso, la neuropatía diabética afecta especialmente a los nervios de las piernas y de los pies.

Los síntomas de este problema varían en función de los nervios que se han visto afectados, aunque puede generar desde un simple dolor y entumecer las extremidades hasta ocasionar problemas serios en vías urinarias, aparato digestivo o corazón.

En función de la persona, la neuropatía puede producir síntomas y molestias leves o llegar a ser hasta mortal. Existen cuatro tipos de neuropatía: la neuropatía periférica, la neuropatía autonómica, la radiculoplexopatía y la mononeuropatía.

Pronóstico del dolor por diabetes

La neuropatía diabética se trata de una enfermedad peligrosa que, de no ser controlada y tratada a tiempo puede derivar en complicaciones graves. Algunas son:

  • Pérdida de una extremidad por gangrena
  • Anulación de Charcot
  • Infección e incontinencia urinaria
  • Insensibilidad a la hipoglucemia
  • Presión arterial baja
  • Problemas en el aparato digestivo
  • Aumento o disminución de la sudoración

Síntomas del dolor por diabetes

Existen cuatro tipos de dolor por diabetes o neuropatía. El paciente puede sufrir solo los síntomas de una de las neuropatías o de varias juntas.

  • Neuropatía periférica: es la más común de las neuropatías, afectando en primer lugar a piernas y pies, para posteriormente extenderse por brazos y manos. Normalmente los síntomas de esta enfermedad empeoran por la noche. Algunos son:
     
    • Entumecimiento de las extremidades
    • Dolor o calambres
    • Parestesias o ardor
    • Debilidad muscular
    • Aumento de la sensibilidad al tacto
    • Pérdida de reflejos, coordinación y equilibrio
    • Problemas serios en los pies, tales como infecciones, úlceras, deformidades…
       
  • Neuropatía autonómica: en este caso, la diabetes puede afectar a los nervios presentes en corazón, intestinos, pulmones, estómago, ojos, órganos sexuales… Pueden causar lo siguiente:
     
    • Problemas de vejiga, como incontinencia, infección o retención urinaria
    • Estreñimiento
    • Diarrea
    • Vacío lento del estómago con náuseas y vómitos
    • Dificultad para tragar
    • Aumento o disminución de la sudoración
    • Disfunción eréctil
    • Sequedad vaginal
    • Aumento de la frecuencia cardíaca en reposo
    • Problemas de regulación de temperatura corporal
    • Incapacidad para nivelar presión arterial y frecuencia cardiaca, con descensos de presión que pueden ocasionar desmayos
    • Incapacidad para saber cuándo el paciente tiene un bajo nivel de azúcar en sangre, es decir, insensibilidad a la hipoglucemia
       
  • Radiculoplexopatía: en este caso, la diabetes afecta a los nervios presentes en la parte superior de la pierna, como caderas, muslos o glúteos. Conocida también como amiotrofia diabética o neuropatía femoral, este problema es habitual en pacientes con diabetes de tipo 2 y adultos mayores.

Los síntomas aparecen normalmente en un lado del cuerpo, y la mayoría de las personas mejora por sí misma con el paso del tiempo. Los síntomas más habituales son:

  • Dolor intenso en caderas, muslos o glúteos
  • Atrofia en los músculos del muslo con el paso del tiempo
  • Hinchazón del abdomen
  • Adelgazamiento
  • Dificultades para quedarse quieto tras haber permanecido un tiempo sentado

  • ​​Mononeuropatía: en este caso, la lesión afecta a un nervio específico, que puede ser de la cara, del torso o de las piernas. También conocida como neuropatía focal, aparece de forma repentina en adultos mayores.

Pese a que puede ocasionar un dolor muy intenso, normalmente no provoca problemas a largo plazo. Los síntomas acostumbran a disminuir progresivamente en semanas o meses. Los síntomas varían en función de qué nervio ha sido afectado:
 

  • Visión doble, dolor tras un ojo, dificultad para enfocar con claridad
  • Parálisis facial
  • Dolor en el pie o en la tibia
  • Dolor en la pelvis o en la parte inferior de la espalda
  • Dolor en la parte delantera de los muslos
  • Dolor en el pecho o en el abdomen
     

En ocasiones, la mononeuropatía aparece cuando se comprime un nervio. El síndrome del túnel carpiano es el tipo más común de neuropatía por compresión en personas afectadas por diabetes. Los síntomas del túnel carpiano son:

  • Entumecimiento y/u hormigueo en los dedos de la mano
  • Sensación de debilidad en la mano. Dificultad para sujetar con fuerza
Todas las personas con diabetes pueden sufrir dolor por diabetes en algún momento de su vida
 

Pruebas médicas para el dolor por diabetes

La neuropatía acostumbra a diagnosticarse a partir de una minuciosa exploración física, una historia clínica y los mismos síntomas de la enfermedad bastan para realizar el diagnóstico.

Algunas pruebas que se pueden llevar a cabo son:

  • Prueba de filamento
  • Estudios de conducción nerviosa
  • Electromiografía
  • Prueba cuantitativa de sensibilidad
  • Pruebas autonómicas

A su vez, se recomienda que todos los diabéticos se sometan a un examen de pies completo al menos una vez al año. También se debe controlar el estado de los pies para comprobar que el paciente no tenga úlceras, callos, ampollas o anomalías en los huesos de los pies.

¿Se puede prevenir el dolor por diabetes?

La mejor forma de prevenir la aparición de la neuropatía diabética es mantener un buen control del nivel de azúcar presente en la sangre. Para ello, se debe mantener una supervisión continua y en el caso de utilizar insulina, altas dosis de medicamentos. No obstante, mantener el nivel de azúcar en los baremos deseados es la mejor manera de prevenir las complicaciones para la diabetes.

Es importante mantener un buen cuidado de los pies, ya que éstos son una complicación seria de la diabetes. Para proteger la salud de los pies se recomienda:

  • Revisarse los pies todos los días
  • Mantener los pies limpios y secos
  • Utilizar calcetines y calzado seco y limpio

Tratamientos para el dolor por diabetes

Actualmente la neuropatía diabética no tiene una cura concreta, y el tratamiento actual se centra en aliviar el dolor, disminuir o entorpecer el avance de la enfermedad y controlar las complicaciones y restaurar las funciones perdidas.

Si se mantiene constante el nivel de azúcar en sangre dentro de los baremos previamente estipulados se puede retrasar o evitar el avance de la enfermedad, incluso llegándose a mejorar algunos de los síntomas que presenta la neuropatía.

Para ayudar a frenar estas lesiones nerviosas, se debe hacer lo siguiente:

  • Cuidar los pies
  • Controlar la presión arterial
  • Mantener una alimentación equilibrada y realizar deporte
  • Dejar el tabaco y evitar el alcohol

Por otro lado, de cara a mejorar el nivel de vida del paciente, el especialista puede recetar una serie de tratamientos destinados a aliviar el dolor, que combinados con ejercicios de fisioterapia y terapia pueden facilitar la vida del paciente. En este caso se destacarían los anticonvulsivos y los antidepresivos.

Es importante también controlar las posibles complicaciones derivadas de la neuropatía y restaurar las funciones perdidas. Existen distintos tratamientos para estas complicaciones, algunos son:

  • Problemas urinarios: técnicas conductuales y ciertos dispositivos como los pesarios, que son anillos insertados en la vagina que ayudan a evitar pérdidas de orina mediante el control de la vejiga
  • Problemas digestivos: los métodos recomendados es ingerir porciones más pequeñas, reducir la cantidad de grasas y fibra.
  • Hipertensión ortostática: esto mejora con medidas que mejoran el estilo de vida del paciente, como por ejemplo dejar el alcohol, beber agua en cantidad o sentarse y pararse lentamente.
  • Disfunción sexual

¿Qué especialista trata el dolor por diabetes?

El tratamiento del dolor por diabetes o la neuropatía diabética no puede atribuirse a una única especialidad, sino que para llevar a buen puerto este problema es necesario combinar a un equipo multidisciplinar de profesionales. Así, la presencia de un Endocrinólogo y de un Neurólogo es fundamental para tratar la enfermedad. No obstante, un especialista en Medicina Interna también podría diagnosticar y tratar el problema.

Los especialistas en el Tratamiento del dolor juegan un papel importante en la neuropatía diabética, junto con los Rehabilitadores físicos y los Fisioterapeutas.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.