Dolor de talón (talalgia)

¿Qué es la talalgia?

Es un dolor que aparece en el talón, ya que es la parte del pie que amortigua el impacto cuando realizamos actividad física. Se produce inflamación de la zona y es muy frecuente en personas que realizan deporte.

¿Cuáles son sus causas?

Las causas que pueden generar una talalgia son muy variadas, entre ellas:

  • Fascitis plantar
  • Espolón calcáneo. 
  • Punto Gatillo Miofascial (PGM). 
  • Miositis. 
  • Síndrome del túnel del tarso.

Sumado a lo anterior, no llevar el calzado adecuado intensificará las molestias y el dolor de talón. El uso de calzado muy plano o con demasiado tacón también favorece la aparición de talalgia.

¿Cuáles son los síntomas de la talalgia?

La identificación de los síntomas de la talalgia tienen un origen, en gran medida, mecánico. Esta afectación presenta los siguientes síntomas:

  • Dolor que se desplaza del talón a la planta del pie.
  • Sensación de adormecimiento de la zona donde aparecen las primeras molestias.
  • Tinel positivo e inflamación de nervios.
  • Molestias en la región interna del tobillo.

¿Cómo se diagnostica?

Para realizar un diagnóstico diferencial se recurrirá al historial clínico detallado y a una correcta exploración física minuciosa que deberá incluir un examen global de la extremidad inferior tanto en carga como descarga.

De esta manera se podrá concluir cuál es la causa del dolor y qué tratamiento es el apropiado para resolverlo.

¿Cuál es el tratamiento a seguir? 

La curación de la talalgia exige tiempo. Es una dolencia que tarda en desaparecer, pero con el tratamiento adecuado es posible revertir las molestias. La pauta principal del tratamiento es el reposo, ya que el simple hecho de apoyar el talón agrava la lesión.

Pero no siempre podemos reposar todo lo necesario, por eso hay que contar con métodos alternativos que dependerán de la causa de la talalgia. Cuando el origen es un espolón calcáneo será necesario realizar infiltraciones de corticoesteroides con el objetivo de reducir la inflamación. Cuando la causa sea la fascitis plantar, se podrá recurrir al uso de plantillas ortopédicas.

No obstante, sea cual sea la causa, será conveniente realizar sesiones de fisioterapia. Solo en aquellos casos en los que el dolor no desaparezca podrá recurrirse a un tratamiento quirúrgico de la lesión.

¿Cómo se puede prevenir?

Para evitar la talalgia o que las molestias reaparezcan, se aconseja adelgazar, usar el calzado adecuado tanto para la práctica deportiva como en nuestro día a día, utilizar plantillas ortopédicas o almohadillas en los talón y evitar correr sobre asfalto y superficies duras.

¿Qué especialista lo trata? 

El podólogo será el especialista encargado del diagnóstico y tratamiento de la talalgia, ya que se ocupa de los problemas y cuidado de los pies.

TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.