Distrofia simpático-refleja (DSR)

Especialidad de Unidad del Dolor

¿Qué es la distrofia simpático refleja?

La distrofia simpático refleja o DSR es una enfermedad que supone una disrupción en el sistema nervioso simpático. En este caso, se trata de un cuadro de dolor intenso y crónico, con una duración superior a los seis meses, con rigidez y cambios de color en la tonalidad de la piel en las zonas afectadas.

Los nervios afectados por la distrofia simpático refleja son los que se sitúan a ambos lados del cordón espinal y que son los encargados de controlar algunas funciones corporales, como la de abrir y cerrar los vasos sanguíneos.

Por regla general, la distrofia simpático refleja afecta a manos y pies, aunque también puede llegar a afectar a los brazos y a las piernas.

El DSR o la distrofia simpático refleja se conoce también como distrofia simpática refleja, atrofia de Sudeck, síndrome de dolor regional complejo, distrofia neurovascular refleja, causalgia o síndrome de la cintura escapular.

Pronóstico de la distrofia simpático refleja

Los resultados son muy variables. En personas jóvenes los resultados suelen ser mejores, aunque también se pueden conseguir resultados positivos en edades más avanzadas. En otros casos, y a pesar del tratamiento, el afectado padecerá dolor y discapacidad.

En el caso de iniciar el tratamiento de forma temprana, se puede limitar el trastorno, aunque se necesita más información sobre el desarrollo de la enfermedad.

Síntomas de la distrofia simpático refleja

El síntoma más importante y definitivo de la distrofia simpático refleja es el dolor, prolongado y severo, que puede llegar a ser constante, por lo que impide la vida y el descanso de quien lo padece. En ocasiones, se describe la DRS como una sensación de presión, hormigueo o hasta ardor en la enfermedad afectada.

Pese a que por regla general afecta únicamente a una extremidad, éste dolor puede extenderse hacia la extremidad opuesta o extenderse a lo largo de la misma.

En condiciones normales, la zona afectada se trata de una zona especialmente sensible al dolor, siendo el contacto con la piel extremadamente doloroso. Esto se conoce como alodinia.

A su vez, los afectados por esta enfermedad también pueden sufrir cambios en su temperatura, junto con el color de la piel.

Los síntomas principales son:

- Dolor prolongado

- Cambios en la textura de la piel de la zona afectada

- Sudoración excesiva en la zona

- Rigidez y dificultad para mover las articulaciones afectadas

- Problemas de coordinación muscular

- Dolor muscular

- Cambios en el color de la piel, que puede tornarse en roja o azul a manchas

Pruebas médicas para la distrofia simpático refleja

No existe una prueba médica que diagnostique esta enfermedad. El diagnóstico se basa en los antecedentes médicos, así como signos de la enfermedad. El diagnóstico se complica conforme avanza el trastorno.

La principal característica de esta problemática es que existe una lesión en el área afectada. Se puede solicitar una resonancia o una gammagrafía que confirme el diagnóstico.

 La zona afectada es especialmente sensible al dolor.
 

Causas de la distrofia simpático refleja

Pese a que el origen de esta enfermedad es todavía desconocido, se sabe que en un porcentaje muy alto de los casos, el síndrome aparece por antecedentes de lesión, siendo los más comunes los siguientes:

- Fracturas

- Lesiones en tejidos blandos, como quemaduras o golpes

- Esguinces y/o distensiones

- Inmovilización de la extremidad

En este caso, la enfermedad es una respuesta anormal del organismo, que amplía los efectos de la lesión o trauma. Se podría comparar a una reacción alérgica, en la que algunas personas reaccionan de manera exagerada mientras que en otras no causan problemas.

Los vasos sanguíneos de la extremidad se pueden dilatar y filtrar líquido en el tejido, enrojeciéndose la piel e hinchándose. Los músculos cercanos pueden verse sin oxígeno, contrayéndose o estrechándose.

¿Se puede prevenir la distrofia?

Esta enfermedad se encuentra todavía en investigación. Por lo que se conoce de ella hasta el momento, la única forma de evitarlo o prevenirlo es tratar de evitar una lesión que lo origine.

Tratamiento del síndrome de dolor regional complejo

El tratamiento de esta patología usa con frecuencia los siguientes tratamientos:

- Rehabilitación y terapia física: rutina de ejercicios que principalmente mantiene en movimiento la zona afectada. Se mejora el flujo sanguíneo y disminuyen los síntomas circulatorios.

- Psicoterapia: con frecuencia esta enfermedad ocasiona profundos efectos psicológicos, como ansiedad, depresión o estrés postraumático.

- Medicamentos: algunos medicamentos son eficaces para tratar la enfermedad.

- Bloqueo de nervios simpáticos: se han reportado varios casos de pacientes que aseguran sentir un alivio del dolor.

- Simpatectomía quirúrgica: se trata de una intervención que destruye algunos nervios, aunque su uso genera controversia.

- Estimulación de la médula espinal: se colocan electrodos en la columna, aunque se requiere cirugía menor para instalarlo todo.

- Neuroestimulación: se aplica en la zona de las molestias o donde se produce el dolor.

- Bomba de infusión intratecal de medicamentos: se bombea medicamento para aliviar el dolor, aunque no existen evidencias de que mejore el DSR.

¿Qué especialista trata la distrofia simpático refleja?

Los especialistas encargados de trata e investigar la DSR son los expertos en Anestesiología y en Unidad del Dolor.

Vídeos relacionados con Distrofia simpático-refleja (DSR)


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.