Distonía

Especialidad de Neurología

La distonía es un tipo de trastorno del movimiento que se caracteriza por contracciones musculares incontrolables. Estas contracciones causan torceduras involuntarias de partes del cuerpo y posturas anormales. Esta condición puede afectar a un solo músculo, a un grupo de músculos o a todo el cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas de la distonía?

Los síntomas de la distonía pueden variar y pueden ser leves o severos. Los primeros síntomas más comunes son:

  • Calambres en los pies 
  • Dificultades en el habla 
  • Un pie que se arrastra al caminar 
  • Parpadeos excesivos

Los síntomas de la distonía pueden empeorar con el estrés o la fatiga, y con las constantes contracciones musculares,  es algo común sentir dolor e incomodidad.

Actualmente se desconocen las causas de la distonía, por lo tanto está catalogado como una afección
 

¿Cuál es la causa de la distonía?

No se conocen las causas concretas que producen la distonía y este trastornono se entiende completamente como una afección, sin embargo, se cree que puede deberse a desequilibrios químicos en la región del cerebro denominada ganglio basal. Los ganglios basales son los responsables de iniciar las contracciones musculares, y si las células nerviosas no se comunican adecuadamente, las contracciones musculares pueden convertirse en involuntarias e incontrolables.

La distonía puede ser hereditaria por parte de los padres, o puede desarrollarse si los ganglios basales están dañados. El daño a los ganglios basales puede ser el resultado de:

  • Falta de oxígeno
  • Infecciones
  • Traumatismo cerebral
  • Derrames cerebrales
  • Tumores
  • Intoxicación por monóxido de carbono
  • Reacciones a ciertas drogas.

¿Qué  tratamientos se utilizan para tratar la distonía?

El tratamiento para la distonía depende de su gravedad y de la parte del cuerpo que se vea afectada. Existe un tratamiento bastante nuevo para la distonía que emplea inyecciones de la toxina botulínica (Botox) que se inyecta en los músculos afectados. El botox bloquea la sustancia química llamada acetilcolina que produce contracciones musculares. Con la repetición de este tipo de inyecciones, se puede recuperar cierto control sobre las contracciones musculares.

En casos más severos de distonía, la estimulación cerebral profunda se puede llevar a cabo como tratamiento. Esto implica la implantación de un electrodo en el área afectada del cerebro  que está conectado a un estimulador que emite pulsos eléctricos que apuntan a reducir el número de contracciones musculares involuntarias. También existen medicamentos que pueden ayudar a los pacientes con distonía, controlando las comunicaciones químicas incorrectas que suceden en el cerebro y que son las causantes de las contracciones musculares.

Por último, existe la terapia física, terapia del lenguaje y técnicas de control del estrés que pueden ayudar a los pacientes con distonía a controlar sus síntomas.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.