Criptorquidia

Dr. Daniel Cabezalí Barbancho -

Publicado el: 10/06/2014

Índice:

  1. ¿Qué es la criptorquidia?
  2. Síntomas de la criptorquidia o testículos no descendidos
  3. ¿Cómo se diagnostica?
  4. ¿En qué consiste el tratamiento?

 

 

 

¿Qué es la criptorquidia?

La criptorquidia o los testículos no descendidos es un trastorno que se produce en uno o ambos testículos que no llegan a descender al escroto. Es un problema que afecta al 4% de los recién nacidos.

Durante la gestación uno de los testículos, o lo dos, no descienden hasta el escroto. El testículo puede localizarse en la ingle, cerca del escroto o incluso dentro del abdomen en los casos más graves.

Los niños prematuros son los más propensos a padecer esta patología y en los meses posteriores al nacimiento el testículo puede seguir descendiendo hacia la bolsa escrota. No es un problema grave pero debe solucionarse.

 

Síntomas de la criptorquidia o testículos no descendidos

El único síntoma es que los testículos no han descendido correctamente hasta el escroto, lo cual se conoce como escroto vacío. En la mayoría de casos, los testículos descienden por sí mismos cuando el niño alcanza los 9 meses de edad, aproximadamente.

 

criptorquidia
La criptorquidia también se conoce como testículos no descendidos

 

 

¿Cómo se diagnostica?

Esta anomalía se da principalmente en bebés prematuros. Algunos presentan la afección de testículos retráctiles y el pediatra no la ha detectado. Si se da esta situación, los testículos se encuentran retraídos en el escroto por un reflejo muscular, y descenderán con normalidad durante la pubertad, así que no es necesario tratamiento.

Todo paciente con un testículo no descendido debe ser evaluado por un especialista en urología pediátrica. Su diagnóstico se basa en la palpación de la zona inguinal y del escroto.

En ocasiones es necesaria una ecografía para completar el estudio. Hay que distinguir el testículo no descendido del testículo en ascensor ya que en este último la bolsa escrotal si está desarrollada y el testículo no se palpa porque asciende de manera puntual a la región inguinal al tener un reflejo cremastérico más acusado.

 

¿En qué consiste el tratamiento para la criptorquidia?

Si los testículos no han descendido por sí solos durante el primer año de vida, es posible que se requiera tratamiento.

La orquidopexia o la operación de criptorquídea es el tratamiento quirúrgico para tratar los testículos no descendidos. Éste resulta actualmente el principal tratamiento para la patología, ya que la orquiopexia puede prevenir el daño en los testículos y evitar la esterilidad.

Cuando el especialista no palpa los testículo es necesario una exploración del interior del abdomen mediante laparoscopia. Esta cirugía permite localizar el testículo en el abdomen y descenderlo a la bolsa escrotal.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.