Cirugía menor

¿Qué es la cirugía menor?

La cirugía menor consiste en una serie de técnicas quirúrgicas de poca duración que se aplican, normalmente, sobre las estructuras superficiales del cuerpo. Suelen necesitar anestesia local y realizarlas conlleva un riesgo bajo y apenas complicaciones. Por lo tanto, son intervenciones pequeñas que, de manera sencilla, pueden solucionar lesiones traumáticas o, en la mayor parte de casos, de tipo benigno o alteraciones de la piel que, de no resolverse a tiempo, pueden empeorar. Son procedimientos que no suelen requerir de reanimación postoperatoria y se practican de manera ambulatoria.

¿Por qué se realiza?

La cirugía menor se realiza para solventar pequeños problemas mediante procedimientos quirúrgicos sencillos de corta duración, normalmente. De hecho, se realizan en centros de atención primaria o unidades hospitalarias.

Normalmente, las patologías más habituales tratables con cirugía menor son:

  • Uñas encarnadas
  • Drenajes de infecciones y lesiones de la piel
  • Forúnculos
  • Abscesos
  • Quistes sebáceos
  • Lipomas
  • Verrugas
  • Quistes en la piel
  • Dermatofibromas o histiocitomas
  • Moluscos y papilomas
  • Extirpación de tumores epidermoides benignos
  • Cuerpo extraño
  • Úlceras o tejidos desvitalizados
  • Queratosis seborreica
  • Exéresis de la uña
  • Reconstrucción y curación de heridas
  • Quemaduras
  • Reconstrucción de heridas
  • Cortes no profundos
  • Biopsias ciutáneas o por incisión
  • Deformidades ungueales
  • Biopsias de la uña
  • Extirpación de nevus melanocíticos
  • Derivar lesiones sospechosas de ser malignas: epidermoides, basocelulares, melanomas
  • Criocirugía
  • Electrocirugía

¿En qué consiste?

Consiste en la reparación de pequeñas lesiones que sufre el paciente con cirugías sencillas y de corta duración, de carácter ambulatorio, con anestesia local. La cirugía menor está dentro del campo de conocimientos del especialista en Medicina de Familia, así como de las enfermeras. Normalmente son técnicas que no conllevan ningún riesgo pero es importante realizar una correcta técnica quirúrgica y un seguimiento con curas adecuado, para que no haya ninguna complicación posoperatoria. En caso necesario también se hará una recogida de muestras.

Preparación para la cirugía menor

En principio no es necesaria ninguna preparación previa para la cirugía menor. Como se ha citado anteriormente, es una cirugía de carácter ambulatorio y de corta duración, de manera que el paciente se irá a casa cuando finalice. Además, la anestesia será tópica o local, no produce efectos secundarios. El especialista recetará todo lo que el paciente necesite para los días posteriores (medicación, curas, etc.) y, en caso necesario, recomendará acudir al centro de salud para realizar las curas.

Cuidados tras la intervención

Tras la intervención es posible que sean necesarias curas para que la pequeña incisión que se haya hecho cierre y cicatrice bien, sin que puedan aparecer cicatrices queloides. En caso de sentir molestias el especialista recetará medicación y, si es preciso, indicará al paciente que acuda a realizarse las primeras curas al centro hospitalario. Cuando la herida esté mejor es posible que el paciente ya pueda hacerlo solo en casa, o con la ayuda de algún familiar o persona que conviva con él, si la lesión se ubica en zonas poco accesibles.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..